Trampa de esturiones

Posted on 0 comment

Se habían partido todos los haces de luzque anunciaban el principio del díaera rojo el color que se me antojaba en la retinay los espejos nos quedaban demasiado altos. Las sábanasaún parecían el pasado de los caracolesy reptando acabamos frente a frenteen una lucha de pujas a ciegas.Estratega avanzaste posicionespara empezar la avanzadilladesde mis talones emprendisteuna ruta aceleradapara que tu lengua vibraraentre mis labioslejos de mi boca. Elegías miradas verdugasdesafiando sobre tus rodillasinvitando a mi lenguaa participar en el juego. Observé la curvatura que se erguíacual perchero desprendadoy me propuse cubrirlo. Fue en ese momentoen el que se dilataba breve…

Continuar leyendo

Exorcismo

Posted on 0 comment

La sangre le resbalaba por la barbilla y se le secaba en la barba junto con ese olor tan inconfundible como la marihuana, que más tarde compartiría besándome. Sabía que la niña poseída se escapaba de mi cuerpo cuando de rodillas se abrazaba a mi cadera y sumergía los labios, entre labios y todo era un mar de labios.  

Continuar leyendo

Adictos a los gritos

Posted on 0 comment

Dejamos los gemidos y los mimospara cuando estuviéramos cariñosos,esos días moñasen los que nos podíamos comer a besos. Y empezamos a hacernos adictosa los gritos, a las lágrimas, a las marcas.Y nos buscábamoscon los ojos a medio astay la sonrisa inclinada. Las manos se hacían cómplices de mi caray buscaban siempre un lugar contra el que empotrarse.Cuando hacía calorhuían de superficies con tejidosy arremetían contra baldosas lisas. Aveces,sobretodo cuando las fuerzas vencían,también se unían las rodillas,y todas buscaban apoyo.Los rodapiés no eran mala opción,aunqueno voy a negarque teníamos mejores sitios,sitios estrechos,de un metro o metro y medio cuadradodonde ambos podíamos…

Continuar leyendo

El Espejo

Posted on 0 comment

Apoyó la mano  sobre la fría superficie mientras se veía reflejada en ella. Aún se encontraba incómoda cuando se miraba desnuda , pero aún así, decidió mirarse con detenimiento. La luz tenue hacía que sus formas no parecieran tan obscenas como a la luz artificial de la bombilla de su cuarto, o más misteriosas, ajenas a las redondeces que hacía presentes la luz del sol. Contemplándose, dejó de verse extraña, empezaba a reconocerse, la desnudez siempre le había parecido cosa de otros. Y mientras se reconocía, descubrió con asombro que aquel cuerpo escondía gráciles formas, los movimientos lentos y pausados…

Continuar leyendo

Me pasó

Posted on 0 comment

Sí, me pasó, me pasóno tengo pollapero igual, la sangrese me concentró en la entrepierna. Y no, no penséno estaba para esoella puso ante mi el deseoofreciéndomeun jugoso melocotónal que acababade pegar un mosdiscofue morder la frutay comenzar a besarnosal más puro estilo Adán y Evatras probar el fruto prohibido. Y tras los besosla ropa empezó a sobrarnosdecía que era inexpertay que quería ir despaciodespacio decíay apenas pude darme cuentaya me estaba quitando las prendasbuscando ansiosacontemplar mi pecho desnudoy no tardó nadaen desvestirmey desbaratarme el pelodeshaciendo traviesala trenza que llevaba hecha. Estábamos tan excitadasque nos daba igualque fueran las cinco…

Continuar leyendo

Me ponen las mentes

Posted on 0 comment

Dante: “Me seducen las mentes, la inteligencia. Me seduce una cara y un cuerpo  cuando veo a una mente que los mueve y que vale la pena conocer.  Yo hago el amor con las mentes. ¡Hay que follarse a las mentes!” — Martín Hache.                                              – I – Está de moda decir “A mi, lo que me ponen son las mentes”. Y escribir una reseña de cuan maravilloso es uno por follarse a una mente, como si la frase…

Continuar leyendo

Como una droga

Posted on 0 comment

La primera vez,no te lo esperas,sucede,de aquella formaen la que llegan a unolos momentosque cambian la vidapara siempre. Puede ser un tortazo,un mordisco,un brazo retorcido en la espalda…En mi casofueron unas manosen el cuelloapretando fuertementecontra la pared. El gesto era brusconada románticoy con esa mirada,imprescindible,de loco,de te voy a matar.Y todo ello,sin emitirsonido alguno. Sucede.Y si me hubieran preguntadoqué sentiríaqué pensaríade algo asípensaría que saltaríanmil alarmas en mi cabeza. Sin embargo,lo que saltaron en mi cabezafueron otras cosas. Miedo.Un miedo sobrenatural,difícil de explicar,que nada tenía ver con querer huiro escapar de la situación.Ese miedo despertabala parte más vulnerable,sumisa y masoquista…

Continuar leyendo

No maltratada

Posted on 0 comment

No soy una mujer maltratada.No tengo miedo.No / tengo / miedo. Sobre mi cabezase alzan infinitas vocescada boca quiere pronunciar su discurso perfecto,políticamente correctopara no faltar, para respetar, para proteger Y en cada declamación brillantese demonizan a los otros,los culpables invisiblesque reventarán la caja de cartóndonde siempre mandamos a los indeseablesaquellos que no fueron moldeados a cincel. Abriremos el diccionariopara subrayar la letra disonantepondremos la mano sobre sus tapasy juraremos nunca pronunciarlasin preguntarnos por qué es disonantey cómo suena entonada. No soy una mujer maltratada.No soy una victima.No / soy / una victima. En mi pecho galopan sin descansomil caballos…

Continuar leyendo

Veneno

Posted on 0 comment

– I – Qué podría decir yo del veneno del veneno, del veneno de ese sabor ácido, tan espeso que aniquila generaciones y generaciones enfundando un sable que se debilita tras la batalla, que vigila el coseno y arcocoseno para que sigan encajando matemáticamente que mengua y crece y se multiplica y cuando creemos que dejamos de tomarlo en cucharillas vendrá el retorno del embudo que nos hará tragarlo, tragarlo, tragarlo Qué podría yo decirte del veneno que se escurre por la boca y continua húmedo hasta el pecho, la cintura, las piernas. Y no se detiene ni con miles,…

Continuar leyendo

Marioneta

Posted on 0 comment

Ha comenzado la sala a hacerse pequeña y las luces no quieren brillar al son del piano van mis piernas envolviéndose en cáñamo sin tostar. El espejo parpadea mientras mi rostro empieza a dejar de ser humano, ahora mis ojos son de cristal y mi pelo se desenreda y cae lacio sobre mi hombro. Sobre mi cabeza se alzan mis manos que se aferran a la cuerda que los sujeta comienza el juego mientras todos me miran en silencio. Trato de bajar la manos pierdo el suelo bajo mis pies. Vuelo a patadas y puñetazos durante la agonía que me…

Continuar leyendo

Rosas

Posted on 0 comment

“Dedicado a Eva y Stephen por crearme un nuevo fetiche” Él vino con una maleta llena de artículos de coleccionista, yo me enamoré de entre todos ellos de la regla de madera. Lucía orgulloso un látigo que restallaba en el aire, partía panes y abrazaba haciendo girar faldas. Ella bailaba con fuego al ritmo de la sinuosa música. De repente se paró la música y ella dijo “Soy una moñis” pero cogió el gato artesanal acabado en rosas y fue hacia él. Con una mano sujetaba el artefacto en alto, con la otra tiraba de él hacia una esquina pidiéndole…

Continuar leyendo

Y me preguntan qué quiero

Posted on 0 comment

Todo,  les dije,  lo quiero todo.  Quiero quien me entiendao lo intente a cada paso.Que me disfrute de perra y de princesaque me pervierta y me consienta.que se pierda en mi voz y mis poemas. Que me quiera igual cuando estoy “guapa”que cuando estoy con mala cara.Que se pierda en mi cuerpo desnudoy no se olvide de ninguno de sus rincones.Que no le tenga miedo a los pelos,ni a los malos, ni a los marginados. Que no le asuste el amor libre,ni se muera de celos en cada esquina.Que desee conquistarme cada día y cada nochey sólo vea en los…

Continuar leyendo

Paris

Posted on 0 comment

Hoy me humedezco pensando en la prohibición de dormir con bragas. En alguna parte, duermes, en una buhardilla. Pienso en la noche, la primera, en la que sobre tu cama, nos desarmemos, sin habernos nunca aún besado, sin habernos profanado. Sin bragas. Puede que no sea en París, puede.

Continuar leyendo

La luna nos miraba

Posted on 0 comment

La luna te convierte en lobo cuando me buscas como a una perra la excusa esta vez era ver la luna la excusa era ver las estrellas. Y mientras el azul nos iluminaba nos guarecimos en la torre alta para que ya siempre así te recordara, en esa torre, en esa noche, sin desvestirnos apenas mientras la luna nos miraba aullamos los dos a un tiempo aunque fuésemos de diferentes razas.

Continuar leyendo