No movimiento

Posted on 0 comment

No recordaba haberme movido, pero el no movimiento era un movimiento en sí que me cambiaba de lugar. Avanzar había sido resistir conseguir volver a pataletas a mi sitio los objetivos no perder demasiado en cada pataleta gastar las fuerzas, todas las fuerzas, hasta no poder más.   Solo fuí capaz de ver que me había movido cuando las pataletas me trajeron de vuelta a mi sitio.      

Continuar leyendo

Realidad de mentira

Posted on 0 comment

Desde donde desentonan mis recuerdos aveces caen pedacitos de ese yo, de ese tú, de ese nosotros que parecen patalear en esta pantalla que ahora lo domina todo donde todo (el mundo) se ha vuelto virtual donde la vida se ha convertido en un desfile de fotografías chistes y gatitos, sobretodo gatitos y los recuerdos, desentonando efemérides sorpresa tiñendo esta realidad de mentira en algo, que algún día parece que sí fue verdad.  

Continuar leyendo

El cementerio de amor muerto I : Insomnio

Posted on 0 comment

A altas horas de la madrugada, buscar a alguien que haga de salvavidas esta noche, miro náufragos que posiblemente, aunque callados, anden necesitando lo mismo. Qué silenciosa es la noche y lenta cuando no hay nadie a quién llamar nadie que te rescate mirando la pantalla de un movil inerte mirando el techo que cubre mi cama mirando la luz azulada que tiñe todo desde mi ventana. Una noche más, que no puedo dormir. A mi cabeza vienen tantos tús, que no lo son tanto, podría abrazarme esta noche a cualquiera de ellos y sentiría que llenan mi vacío. Pero…

Continuar leyendo

Y Madrid me dijo: Vuela

Posted on 1 comment

–    I    – Llegué y Madrid no era la misma. Una pesadez se posó sobre mi cuerpo y me costaba respirar. Tal vez los universos paralelos me estaban invitando a marcharme siempre dije que aquí se había acabado una etapa y que debería seguir en otra parte. Madrid se mostraba ante mi esta vez vacía y difícil, como una yegua salvaje que no quisiera ser montada. Sus calles olían distinto pero la misma sensación de siempre de sentirme en casa, siempre me siento en casa cuando me sumerjo en el centro de forma anónima. Me encanta la soledad de mi…

Continuar leyendo

Y no sé ni tu nombre

Posted on 3 comments

Y entonces no para de sonar “y no sé ni tu nombre” una y otra vez y se mete en mi cabeza amartilleándome y los muebles comienzan a moverse los cajones se abren y se cierran y tú no estás y no lo puedes ver y me digo < No es verdad. Esto no existe, no puede existir> Y aparece una aguja gigante en la esquina de mi habitación precipita sobre mi intentando alcanzarme y me digo < Otra vez no> Y me quedo muda cierro los ojos y los cajones paran de abrirse y la aguja no me alcanza…

Continuar leyendo