Como un gato negro

Posted on 0 comment

No nos han presentado oficialmente pero cada noche paseas por mis mantas aveces cuando tecleo el ordenador aveces cuando me dejo caer en las sábanas cierro los ojos y te siento, sobre mi como un gato negro no me preguntes por qué negro te deleitas en tus movimientos amasando remolinos en los bordes acomodándote a mi lado.   Otras , aprovechas cuando escasea la luz y en esa complicidad mágica merodeas mi mano suelta mi mano que ondea dormida mi mano que descansa en mi regazo mi mano que acaricia el aire y la olfateas y meces en tu mejilla…

Continuar leyendo

El Salvador

Posted on 0 comment

La primera vez que fuí a Los Diablos Azules fue a un recital multitudinario que me invitó Leo Celada con motivo del día de poesía. Por aquel entonces yo todavía no había participado aún en ningún recital maratoniano de este tipo y me tomé la invitación muy en serio. Nada sabía yo por entonces de la libidinosa vida nocturna de los antros de poetas y además gozaba de unas bonitas esposas matrimoniales que aún me durarían algunos pares de meses más. Como carne fresca que era y esa mirada de “soy tan nueva que no me entero de qué va…

Continuar leyendo

A media cerveza de más

Posted on 0 comment

A media cerveza de más, vocalizamos peor, pero hablamos más claro. Hubiera jurado que habías dejado de quererme, de perseguirme, que ya sólo eran sombras tus ojos brillantes en la madrugada. Y con la voz tomada, acariciando la mano que siempre evitas tocar, me di cuenta que eres uno más que echa de menos esa chica que desecho cada verano. Y nos cuesta entender que ambos nos buscamos en lados equivocados y hablamos como si estuviéramos en el mismo momento. Entonces la cerveza me ayuda a entender todo aquello que no somos capaces cuando no estamos borrachos. Recitada: 21 de…

Continuar leyendo

La última botella

Posted on 0 comment

Hemos aniquilado la última botella y todavía no he decidido dónde voy a dormir esta noche. Es probable que haga círculos aprovechando el sudor de la mesa recalculando el trayecto de vuelta. Cualquier excusa es buena para seguir la noche cuando no quieres volver a casa pero no todos los destinos llevan a una cama.   Normalmente disfruto con el placer de acabar en habitaciones de personas que aún no he besado relamer la impaciencia de quien te tiene cerca te desea, pero aún no te ha probado. Siempre me ha gustado jugar, pero sólo si tengo enfrente un rival…

Continuar leyendo

Me pasó

Posted on 0 comment

Sí, me pasó, me pasóno tengo pollapero igual, la sangrese me concentró en la entrepierna. Y no, no penséno estaba para esoella puso ante mi el deseoofreciéndomeun jugoso melocotónal que acababade pegar un mosdiscofue morder la frutay comenzar a besarnosal más puro estilo Adán y Evatras probar el fruto prohibido. Y tras los besosla ropa empezó a sobrarnosdecía que era inexpertay que quería ir despaciodespacio decíay apenas pude darme cuentaya me estaba quitando las prendasbuscando ansiosacontemplar mi pecho desnudoy no tardó nadaen desvestirmey desbaratarme el pelodeshaciendo traviesala trenza que llevaba hecha. Estábamos tan excitadasque nos daba igualque fueran las cinco…

Continuar leyendo

Paris

Posted on 0 comment

Hoy me humedezco pensando en la prohibición de dormir con bragas. En alguna parte, duermes, en una buhardilla. Pienso en la noche, la primera, en la que sobre tu cama, nos desarmemos, sin habernos nunca aún besado, sin habernos profanado. Sin bragas. Puede que no sea en París, puede.

Continuar leyendo

Liar

Posted on 3 comments

Si me vas a mentir hazlo hazlo con descaro, con alevosia, miénteme pero no te arrepientas, hazlo, pero de veras, compórtate como si la creyeras, no, como no, créete la mentira, hazla verdad. Que no exista nadie que sepa que es mentira, borra el rastro, las huellas, comete el crimen perfecto. Miénteme, como tú  sabes hacerlo con esa perversidad inocente, con esa mirada desafiante, del que se siente ofendido, del que quieres creer, necesitas creer, y crees. Cayendo en la tejida trampa de seda que se acomoda según voy escuchando cómo formulas tus palabras. Hipnóticas. Falsas. Siempre falsas, pero tan…

Continuar leyendo

No soy tu dueña

Posted on 3 comments

No soy tu dueña ni tú mi perro no vendo, ni expido permisos ni quiero hacerlo. El mundo es ancho aunque aveces lo siento extrecho y aunque parece larga, la vida se consume un incienso enorme que al final se apaga. No soy tu perra ni tú mi dueño no doy, ni invento explicaciones ni quiero hacerlo. Quiero fumarme los días y vivir mis mil gatunas vidas, descubrir los lados de la luna aorillarme en cada sonrisa rejuvenecer al mediodía con todos, con todas compartir esta gran pipa. No busco atar a nadie ni tampoco que me aten buscar un…

Continuar leyendo