Óbice epicúreo – Entendernos

Posted on 0 comment

He visto pasar el tiempo y temor a que todo se marchite. He visto como se marchitan los seres vivos. Lo floreciente comido por los insectos. La selva devastada por los humanos. Los humanos contra los humanos. Los mismos humanos que se marchitan inevitablemente, como el resto de seres vivos. Y otra vez, el renacer de los floreciente. He visto los ojos del caos en cada decisión del destino llevándose todo a su paso. He visto temblar hasta el más fuerte, el más poderoso y más preparado en manos de Fortuna. El guión desaforado que no pretende complacer a ningún…

Continuar leyendo

El Espejo

Posted on 0 comment

Apoyó la mano  sobre la fría superficie mientras se veía reflejada en ella. Aún se encontraba incómoda cuando se miraba desnuda , pero aún así, decidió mirarse con detenimiento. La luz tenue hacía que sus formas no parecieran tan obscenas como a la luz artificial de la bombilla de su cuarto, o más misteriosas, ajenas a las redondeces que hacía presentes la luz del sol. Contemplándose, dejó de verse extraña, empezaba a reconocerse, la desnudez siempre le había parecido cosa de otros. Y mientras se reconocía, descubrió con asombro que aquel cuerpo escondía gráciles formas, los movimientos lentos y pausados…

Continuar leyendo

La ciudad

Posted on 0 comment

La ciudad está llena de miradas tanto de día, como de noche. Y las calles vacías no son más que un espejismo. Los muros no pueden contener tantas palabras, que de una forma voraz, necesitan decirse. El liquen frío que surca las aceras, cada vez endurece más a prueba de sonrisas-cuchillo. A lo lejos se escuchan estrepitosas carcajadas, pero el viento huele raro, no hay rastro de leña cálida deben estar quemando enredaderas y madreselvas. El invierno se ha posado en la cornisa algunas aves dejaron de volar, es más seguro reptar por las paredes o dejarse rodar por las…

Continuar leyendo