Deseado letargo

Los ojos de la ingravidez me sumen
en un sueño profundo
del que no logro despertar.
Los sentidos van desapareciendo
lentamente de mi propia consciencia y
van formando parte de un recuerdo
impreciso, vago… lejanoCreo desaparecer yo también
al mismo tiempo que mi entorno
y la sola idea me da placer,
el placer que me conforta
una paz infinita…

Entonces deseo no volver a despertar.
Quedarme en este estado
vegetativo e inerte…
con una profunda sensación de paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: