Donde yo te guiara

Esta mañana me he despertado con algunas de estas frases entre los labios y no me he podido refrenar, quién pudiera dejar de llenar cuadernos, a la vez, qué llena me siento de poder sentir esto tan extraño que ahora siento.

05 06 11

Fueron las yemas de los dedos
las que empezaron el discurso
arando primero las manos
bajando después a buscar
el centro de mis debilidades

Reticente al crepitar
de mis impulsos nerviosos
te recreabas en el funcionamiento
de tales movimientos.

Despacio en un fundir
deseo con compañía
conociéndote mientras
me deshacía entre tus manos.

Quebrando la voluntad
por los suspiros a los que
no me quería dejar llevar
arrastrando el cansancio
hacia lo estenuante
me dejé hipnotizar
por el delicado trato
y la suavidad de tu tacto
donde yo te guiara
al mar de mis senos
y tú fundieras
nuestras pieles
como un solo cuerpo.

Sombras que se abrazaran en la noche
Fugaz delirio que ahora devora mi consciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: