Días como hoy
en los que me siento triste sin motivo
(aunque a quién diría
que cumplir años
es motivo de sobra)
me pregunto
cómo volver esta energía negativa, en positiva.

Necesito eliminar
esta toxicidad
que me pesa
que me envuelve
que me afecta.

Necesito
que cada cosa
que cada estímulo
no se pose encima
como una carga.

Quiero
sentir la ilusión
cual adolescente
de vivir el momento
y no pensar
qué significa
a dónde lleva
o qué pasará.

Necesito
urgentemente
un mataneuronas
que aveces
las puñeteras
se vuelven muy pesadas. 

Qué puta manía tenemos los humanos
de cumplir años
con lo fácil que sería
no contar los días(o los años)
que tenemos 
y sólamente vivir
como si no hubiera mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: