Motivación

Motivación

 Por fin he conseguido terminar el segundo trimestre y sigo entera, aunque no lo crea. No sé si es volver a estudiar superando la treintena o lo desubicada que me veo en un entorno tan diferente de mi que me está costando un triunfo llegar a cada fin de semana.
No obstante ahora estoy disfrutando del fin de evaluación y su sabor a libertad y vacaciones. ^^
Con ello espero disfrutar desalir un poco de casa y experiementar un poco más allá de los confines de mi cuarto, que se ha convertido en mi centro de operaciones.
Por un lado ando muy contenta porque a pesar de que estoy experiementando y estoy recibiendo muchas críticas negativas eso no me está derrumbando. Normalmente cuando hacía una foto que no me convencía a mi, cuando no le gustaba al resto me replanteaba muchas veces dejar la fotografía. Probablemente el origen de mis crisis existenciales.
Ahora, cuando me dicen cosas negativas, que me las dicen en mucha mayor proporción y con más dureza, no me siento mal, siento que si a pesar lo que me dicen, me sigue gustando a mi, y pasados los días cada vez me convence más lo que hago, es que estoy cada vez más cerca de encontrarme conmigo misma.
Intimus me está redescubriendo muchas cosas, y me está enfretando a otras. Pero me gusta lo que me hace sentir. Teleidoscope está conviertiéndose en la plataforma de que obligue a sacar ideas de la chistera cada semana. Como he estado de exámenes y entrega de trabajos, apenas le he podido dar mucho tiempo a la parte ejecutiva, pero si al coco. Me queda mucho que mejorar y por liberarme. Ultimamente me dedico mucho a buscar autores que tengan un discurso en su fotografía y/o utilicen el cuerpo como método de expresión y no tanto con una función estética. Quiero nutrirme de influencias que me hagan crecer. Por eso ando idenado meterme en proyectos me motiven este tipo de influencias.
He contactado con una chica de Oliva que ahora vive en Valencia que me gusta bastante el nervio que tiene. También he contactado con gente de más lejos. Pero me apetece empezar a moverme por aquí, más allá de la soledad de mi cuarto.
También fuí a la sesión del circo, en el que hice de modelo, aunque me hubiera encantado llevarme la cámara , sólo me llevé la compacta e hice making hasta que se acabó la batería :C. Pero lo mejor es que conocí un grupo de gente muy nutrido que se prestan para las locuras y me sentí muy agusto. Me trataron muy bien. Pasé más frío que un tonto y me sentí un poco vergonzosa porque hace 10000 años que no hago nada de gimnasia y estoy oxidadísima, asi que al hacer las poses pensaba, esto no debe quedar muy contorsionista. Pero bueno, yo dentro de mis posibilidades me presto para lo que sea. Aquí os dejo unas fotillos.

Aquí os dejo el enlace de las fotos de la sesión. Y la foto en la que aparezco yo. Lo cierto es que es muy diferente el estar a un lado que al otro lado de la cámara. 
Me gusta de vez en cuando posar para que me sirva para cuando tengo que dar directrices a los modelos. Pero lo que más me ha llamado la atención  es el submundo que hay detrás de una sesión(sobretodo cuando no se trata de un bis to bis) y lo diferente que se vive desde el punto de vista del fotógrafo y del modelo. Desde mi punto de vista, es mucho más extresante ser fotógrafo y menos social. Estás como en otro mundo y con mil cosas en la cabeza. El otro día, en esta sesión, podía como el pobre Fornés apenas estuvo un ratito libre para comer, el resto del día se pasó un intensivo fotografiando a todo el mundo sin descanso y con el extres de que se acababa el día y aún faltaban muchas fotos por hacer. Él mismo me confesó que se hubiera tirado todo el día haciendo fotos ya sólo con los 3 payasos. Personalmente, cuando más gente y menos fotografos en proporción, acaba siendo un extress. Creo que o bien se trata como las macrosesiones, que van bastantes fotografos para poder cubir a todo el personal. O prefiero sesiones con menos personas. Eso a nivel fotógrafo. Se disfrutan más. Aunque luego es muy agradecido tener diversidad en las fotos. Una cosa por la otra. Ahora, a nivel modelo, es una especie de fiesta estar tanta gente, cada uno con los disfraces, con el maquillaje y la verdad es otro mundo. Se disfruta de una forma más relajada y social, aunque eso sí, el frío y las agujetas al día siguiente no me las quita nadie 🙂
Espero poder repetir pronto experiencias parecidas, ya os iré contando 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • micro abierto en tu ciudad
  • Redes Sociales

  • RSS Artículos de Opinión Recientes:

    • Todos vamos en el mismo tren abril 8, 2018
      Ayer fuí a una charla coloquio en la que Gustavo, un activista mexicano de Chiapas el cual nos estuvo contando cómo les roban los recursos naturales de su país, los abusos que hacen cambiando leyes, expropiaciones de comunidades enteras que las dejan sin territorio ni opciones, genocidios masivos y de activistas significativos, contaminación y aniquilación […]
    • ¿Qué es poesía? abril 8, 2018
      A propósito de la poesía Estar sumergida en las suburbios poéticos me hace tener muy a menudo con demasiada gente conversaciones sobre qué es la poesía qué no lo es. Y es que la RAE ciertamente no ayuda mucho a arrojar luz en los grandes debates que se sustitan en torno de qué es y […]
    • Por qué no me siento feminista marzo 6, 2018
      Cada día, recibo carteles, invitaciones y publicaciones llamádome a la Huelga feminista del día 8 de Marzo. Invitándome a mí, por ser mujer, por ninguna otra característica de mi persona, e intentándome hacer que me identifique con todas las mujeres.  ¡Todas! Es decir, con todas las que al nacer, dicotómicamente, nos han metido en el […]
  • arte no apto
  • Colaboraciones

    Antología poética del Bukowski Club
  • Archivo

  • @lauramequinenza

  • A %d blogueros les gusta esto: