No me importas

Láudano es el elixir que alimentan tus palabras
frágil te fragmentas en cada frase
que utilizas al avanzar

No te aprecio

Mirada desviada, simulas un loco
temperamento astillado
te encallas en cada derrota

No me importas

Risa edulcorada de mentiras
te engrandeces inventándote pasados
alzándote en el vacío

No te creo

Engreido parlante que dibujas un ego ficticio
que intentas medirte conmigo
buscando minar mi autoestima

No me impresionas

Hasta ahora soportaba tus estúpidas peroratas
pensando que no eras tan mala persona
sólo algo falto de confianza en ti mismo

No te aguanto

Has superado el límite de mi paciencia
No necesito tus fábulas hedonistas
ni tus críticas destructivas.

No me busques.

Dedicada a ese tipo de personas que aprovechan que les das la mano
y un poco de confianza para cogerse el brazo e intentar destruir tu seguridad
para sentirse mejor consigo mismos sintiéndose mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: