Archivos: Artículos de Opinión

Todos vamos en el mismo tren

Ayer fuí a una charla coloquio en la que Gustavo, un activista mexicano de Chiapas el cual nos estuvo contando cómo les roban los recursos naturales de su país, los abusos que hacen cambiando leyes, expropiaciones de comunidades enteras que las dejan sin territorio ni opciones, genocidios masivos y de activistas significativos, contaminación y aniquilación de grandes extensiones naturales  y demás barbaridades que están realizando en américa latina desde las grandes multinacionales para conseguir llevarse los minerales, utilizar los espacios para obtener energía, aparte de invadir el mercado con precios imposibles a los que competir en los productos de uso común, con la terrorífica consecuencia social.

Nos narraba una a una las realidades que acontencen no sólo en su país, sino en prácticamente toda américa latina. Subrayándonos la necesidad de encontrar una solución global para la depredación del capitalismo que nos está dejando poco a poco sin planeta y las consecuencias catastráficas de este nivel de consumo y del carácter finito de los recursos.

Entonces nos hizo una analogía, en la que nos hablaba de un tren, un tren que marchaba a 300km hora hacia el abismo y en el que íbamos toda la humanidad, en unos vagones iban los ricos, en otros la clase media y en otros, los pobres, y encima de los vagones agarrándose como pueden los refugiados, los migrantes sin lugar al que ir ni al que regresar.

Hablaba de cómo intentar encontrar una solución entre todos, pero que la mayoría no estaba concienzado con el problema o siquiera sabían que existía el tren y mientras apremia el tiempo, se proponían soluciones que o bien jamás se podrían llevar a término o estaban mal vistas o eran mortales y peligrosas.

Hoy me desperté imaginándome ese tren, en mi tren el vagón de los 4 ricos era enorme y contenía la cabina que controlaba el destino del tren. Y con una gran hoguera para hacerlo correr más rápido alimentada con los recursos de los demás vagones. Además de los vagones de clase media y clase obrera,los vagones estaban separados por militares que salvaguardaban el confort del vagón anterior y no dejaba transitar de los vagones inferiores a los vagones de clase más alta.

La clase media, cómodos en sus vagones, cada uno asegurando su espacio e intentando acaparar más achuchaba al vagón obrero para intentar parecerse a los cuatro ricos. Los pobres, muchos más que toda la gente de los vagones, pero que cabrían perfectamente en el super vagón de los 4 ricos,  estaban por fuera de los vagones, agarrándose como podían al techo, mientras los militares les inteban quitar diciendo que ahí no podían estar. En la clase obrera el vagón a reventar, cada vez más achuchados por los militares empujando, haciendo que la gente acabe cayendo fuera y con suerte cogerse fuera del tren, para darles más combustible y espacio a los 4 ricos.

Y por supuesto, en tal barbarie, yendo todos a la catástrofe, suficiente poblema es conseguir sobrevivir y no caer del tren, como para poder frenar el tren.

 

¿Qué es poesía?

A propósito de la poesía

Estar sumergida en las suburbios poéticos me hace tener muy a menudo con demasiada gente conversaciones sobre qué es la poesía qué no lo es. Y es que la RAE ciertamente no ayuda mucho a arrojar luz en los grandes debates que se sustitan en torno de qué es y que no es poesía, teniendo posturas bastantes encontradas al respecto.

Uno de las cuestiones que suele aparecer casi sin excepción es si el autor del poema ha leído libros o no ha leído libros, o mejor dicho cuánto y qué tipos de libros lee. Parece ser que la calidad de poema la suscita los hábitos del autor más que las cualidades intrínsecas del poema. Y digo hábitos, y no intenciones, que personalmente, me parecen mucho más importantes.

Otra cuestión que no suele faltar al hablar de poesía es “lo buena” o “lo mala” que es. No olvidemos que bueno o malo es algo bastante difícil de cuantificar científicamente. Yo que soy de pensamiento lógico y siempre me ha tirado la ciencia, si alguna vez existiera el comité oficial que certificara qué es poesía y qué no lo es con un juicio inapelable espero que tuviera herramientas más precisas que pudieran establecer un benericto claro y replicable por cualquier organismo parecido. Lo bueno o malo que es algo, no se puede medir en el gusto que suscita, ni en la cantidad de gente que le guste, ni siquiera en la cantidad de faltas de ortografía que tenga por ponerme un poquito radical. Tampoco en la cantidad de palabras, lo perfecta o imperfecta que es la rima o lo impronunciable o fácil de recitar que resultara, lo inteligible, la precisión de la metáfora, la universalidad de la encriptación, etc

Casi incuestionablemente deberíamos acudir a expertos en la materia, estudiosos que deberían emitir un benericto. Pero…si tomáramos 100 expertos y los separáramos en salas e incomunicáramos, les diéramos una muestra de 100 ejemplares a cada uno teniendo que explicar los motivos por lo que es o no es considerado poesía ¿podríamos considerar que todos estos estudiosos tendrían el mismo criterio? ¿No lo tendrían?

Otra cuestión que no podemos obviar es la pureza del poema en contraposición a la elaboración cuidada. Mientras unos afirman que el texto ha de fluir normalmente de uno y ser escrito a vuela pluma, según lo que la inspiración te dicte, sin corregir, otros afirman exactamente lo contrario, que ha de ser un texto trabajado, con intencionalidad, buscando las palabras adecuadas. Unos y otros defienden su postura y rechazan la contraria, la una por simple, cual boceto o garabato, la otra por artificiosa y carente de sentimiento. ¿existe sólo una forma correcta de escribir un poema? ¿todos los poetas han de utilizar el mismo método? E incluso ¿el mismo poeta siempre ha de utilizar el mismo método para todos sus poemas?

Esto me recuerda también a la cuestión de los temas de lo que versa el texto para considerarlo poema. No hay consenso en esto tampoco. Desde los que piensan que los poemas han de ser de sentimientos (amor o sobretodo de desamor) hasta los que consideran que los poemas políticos, revolucionarios, con mensaje o adoctrinantes, pasando por todas las causísticas dramáticas y experienciales, sin olvidarnos de las odas estéticas de todo lo que se nos pueda ocurrir, etc.  Hay defensores y opositores del objetivo del poema, del origen del poema, de lo que tiene que tratar el poema. Manifestando de formas más o menos despectivas que “el resto” no son poesía. Otras veces el debate no es tan radical y aunque se sigue despreciando el tipo de temas tratados, al menos no forma parte de la cualidad de ser poesía, solo de ser buena poesía. ¿Los poemas para ser buenos, han de ser de una temática principalmente? ¿Puede haber poemas buenos en todas las temáticas? ¿Existe un número finito de temáticas sobre las que hacer una poesía?

Hace años se oía mucho la cuestión de la métrica y dependiendo con quién hables sigue siendo casi la forma infalible de identificar un poema: Tiene métrica y rima, es un poema. ¿No lo tiene? Ahí ya no es tan claro. Esta cuestión parece bastante superada, está claro que muchos autores reconocidos y no solo actuales, han recurrido a escribir poemas sin métrica estricta ni rima forzada. ¿Pero qué convierte un texto en un poema que no está construído en una estructura fija? ¿Ese “algo” mágico está ineludiblemente pegado como papel mojado a la métrica y la rima? ¿O es posible que un texto escrito con la métrica y la rima perfectas no sea considerado un poema sino un texto fragmentado?

Aquí suele aparecer el tema de la musicalidad, la música interna que tiene el poema, la cual muchas veces está en la cabeza de cada uno y el talento de saber entonarlo. No todos los que escriben disfrutan de compartirlo y expresarlos de forma oral, y quizás esa música interna está o no está. A mi me sorprende gratamente los ritmos que llegan a salir de otras personas y que en el texto plano jamás me había con esa forma de entonar. Otro dilema difícil de solucionar, la musicalidad sin rima y sin métrica ¿qué magnífico jurado lo podría solucionar? ¿Músicos? ¿Rapsodas? ¿Actores?¿El propio poeta?¿Los expertos de antes?

Hace poco en una acalorada discusión acompañada de cerveza apareció el tema del verso, versar, darle la vuelta al significado,sentido que haga transcender, ya sabes, “el arte” de jugar con las palabras. También en cierta ocasión me dijeron, si no hay metáforas, no hay poesía. ¿Es quizás la poesía un juego de metáforas y dobles sentidos? ¿Podríamos consensuar que los textos para considerarlos poesía, si y solo si, han de tener metáforas o dobles sentidos? Personalmente me parece quizás un poco arriesgado, aunque llegados a este punto empezaría el debate qué es doble sentido y qué no lo es, o cuando podemos empezar a hablar de metáfora y cuando no.

Conversando con mi madre de estos temas, me dijo: “tiene que tener alma”. Y aunque todos, probablemente, podríamos estar conformes en que es una buena forma de decidirlo, quizás es pésima a la hora de estandarizar o darle el galardón ganador. Si aún andamos peleando por el alma humana, busca el alma del poema.

Bromas aparte, y sin llegar a radiar lo absurdo del todo vale en el que todo es poesía y por tanto lo que es todo no es nada, porque no hay contraposición o valor que determine. Me hago estas preguntas ¿Puede un niño escribir una poesía? ¿Puede una persona que no sabe escribir ni leer hacer poesía? ¿La primera persona que hizo una poesía, a día de hoy, se consideraría poeta, y a lo que escribía, poesía? ¿qué misterio se oculta tras la palabra poesía? ¿la poesía sólo la pueden identificar los intelectuales?¿se puede consumir por todo el público?¿la poesía ha de ser buena para ser poesía?

Siempre podemos solucionarlo a lo Becquer, poesía eres tú.

Por qué no me siento feminista

Cada día, recibo carteles, invitaciones y publicaciones llamádome a la Huelga feminista del día 8 de Marzo. Invitándome a mí, por ser mujer, por ninguna otra característica de mi persona, e intentándome hacer que me identifique con todas las mujeres.  ¡Todas! Es decir, con todas las que al nacer, dicotómicamente, nos han metido en el saco de ser mujer. Ya esté en la moncloa con criados o de ama de casa sirviendo a su marido; ya haya nacido sin oportunidades y haya acabado en la calle o sea diputada o empresaria en una multinacional y aplaste los derechos de tantas personas sean o no mujeres; ya sea hija de puta oportunista que viendo la oportunidad de ser protagonista utilice el abanderamiento feminista para llorar todos sus traumas sin resolver porque no son capaces de hacerse responsables de sus errores o sea una maravillosa persona que no ve diferencias en las personas y que no solo luche por los derechos de la compañera de al lado, sino que también lo hacen sin mirar su género o procedencia, por poner solo algunos  ejemplos.

UN BANDO: LAS MUJERES

¿Es el feminismo un grupo heterogéneo? ¿Es, además un grupo organizado y estructurado? ¿Todas las personas que lo integran defienden un discurso congruente y común? Históricamente es más que manido el recurso de usar un enemigo común para conseguir aliados para conseguir un interés particupar o de unos pocos, y una vez conseguido, si te he visto no me acuerdo. Si empiezas a preguntar a cada una de las personas qué objetivos hay detrás de la huelga del día 8 y qué pretenden conseguir cada una te va a contar una pelotera diferente sin estructurar. Basta leer el manifiesto oficial de la Huelga.  Parece que todos los males sociales recáen únicamente en las mujeres, qué maravilla ser hombre, el cual sólo por ser hombre no tiene ninguno de esos problemas. Ah no, espera, que esto no es verdad…que nos lo estamos inventando, ¿No será entonces que estamos poniendo unas problemáticas sociales generales que tanto sufren hombres como mujeres para que cualquier mujer se pueda sentir identificada y haga bulto en la huelga? ¿A quién le podría interesar hacer esto?

UN CULPABLE: LOS HOMBRES

Las mujeres son unas pobrecitas a las que les pasa de todo y la culpa de todo lo que les pasa es de los malditos hombres que lo tienen todo.

No. ¿Qué dices? Eso no es lo que dice el feminismo, el feminismo lucha porque todos seamos iguales y tengamos los mismos derechos.

¿Seguro? ¿No era que los hombres son malos, malos y las mujeres superwomans? ¿y por qué habré confundido yo esto? ¿Habré entendido mal la avalancha de eslóganes feministas que me llegan por todos los medios? ¿o las conversaciones que me asedian en mi día a día? ¿Será el término feminazi que me ha despistado?

Eso es porque no lees y no sabes nada de historia, las feministas consiguieron muchas cosas en el pasado.

¿Ah sí? Así que si las feministas lograron derechos en el pasado ¿No entender cual es el discurso actual de las feministas me convierte por ende en inculta? ¿Debo aceptar todos los movimientos feministas? ¿Debo incluso aceptar todo argumento que digan que es “feminista” o todo lo que diga una persona que afirma ser “feminista”?

ESTÁ DE MODA EL FEMINISMO

Está de moda el feminismo. Está de moda decir soy feminista como argumento en una conversación para reforzar lo que se dice, en lugar de defenderlo con argumentos de peso. Está de moda decir eres machista como lapidación o desacreditación. Está de moda decir soy feminista e insinuar que las personas que no digan que son feministas son culpables de la desigualdad entre hombres y mujeres. Esta de moda decir soy feminista como si diera superpoderes y una mujer fuera “más o mejor” solo por decir que es feminista. ¿Y sino eres feminista o no te identificas con las personas que dicen ser feministas?

Pues eres machista.

¿Así de sencillo? Normal que se haya extendido como la peste el feminismo. Es un activismo al que o te afilias por exclusión o parece que eres el enemigo. No son pocas las conversaciones en las que una mujer busca el apoyo de su argumento mirando a otra diciendo, tú me entenderás que eres feminista. Ni tampoco son pocas en las que cuando a una mujer no le dan la razón grita machista o discursitos  sensacionalistas sobre la opresión que sienten las mujeres por los hombres.

No todas las feministas son así

No. Por supuesto que no. Pero se ha puesto tan de moda el supuesto feminismo que ha dejado incluso de tener sentido decir soy feminista como forma de expresar información con ello. Es como el frikismo o ser friki, que dejó hace tiempo de significar algo en si mismo porque ahora todo el mundo es friki, y ha pasado a significar algo así como que te gusta mucho algo. Pues con feminismo ha pasado algo parecido. Se ha desvirtuado tanto la palabra feminismo que al final está siendo una forma más de justificar la guerra de sexos. Mujeres vs Hombres.

Pero…¿esto ha sucedido por azar de que unas cuantas mujeres muy ruidosas han dado mala fama al feminismo o realmente se ha propiciado esta mala imagen? ¿Cómo unas cuantas mujeres ruidosas podrían conseguir ellas solitas esto? ¿A quién le beneficiaría en tal caso? ¿Los medios, por qué razones harían eco o dejarían de hacerlo?¿qué porcentaje de mujeres que dice ser feminista sus argumentos persiguen la igualdad?

NI FEMINISMO NI MACHISMO, IGUALDAD

“Ni feminismi, ni machismi…”

En la sociedad que vivimos y más globalmente, en el mundo, hay infinidad de desigualdades e injusticias. Los movimientos políticos, colectivos, organizaciones, causas etc pretenden poner de manifiesto estas desigualdades y luchar contra ellas. El feminismo, como otros movimientos, pone el acento en una de esas desigualdades, pero no en todas las desigualdades. Es cierto que las mujeres están en desigualdad de los hombres, pero no es la única desigualdad que existe, ni todas las mujeres sufren las mismas desigualdades.

El activismo es una elección muy particular de cada uno. Y cada uno elige en qué causas quiere involucrarse de forma activa, porque es un desgaste, es un esfuerzo y un tiempo. Aparte de ser activista involucrado o revolucionario implicado, también puedes ser simpatizante de una causa o afiliado. Puedes actuar en los movimientos de muchas formas y la forma en la que uno decide actuar no es la única, puede que sea muy buena, puede que te parezca la mejor y que intentes que otras personas se sumen a tu causa, pero las demás personas pueden elegir cómo hacerlo. En esta huelga convocada para el día 8, por ejemplo, estoy viendo actitudes que me causan rechazo en las que se le dice a la gente cómo ha de actuar o simpatizar con la causa o peor aún, criminalizando, insultando y juzgando a las personas, sólo por pertenecer al género masculino. Actitudes que refuerzan la idea del culpabilizar a los hombres.

Afiliarse a una causa por moda puede ser más o menos divertido, puede beneficiar más o menos a unos u otros, pero desde luego no es el paradigma que solucione todos los problemas. Cuando me preguntan si soy feminista y aludo que me interesa más la igualdad.

Pero el feminismo es igualdad…igualdad entre mujeres y hombres.

Sí y no. El feminismo, en el mejor de los casos, lucha por una igualdad entre el colectivo de los hombres y el colectivo de las mujeres. Pero la lucha por la igualdad, no sólo debe existir entre el colectivo de hombres y el colectivo de mujeres, que a menudo se limita a una lucha de estadísticas y porcentajes . La IGUALDAD con mayúsculas tiene el acento en la igualdad de todas las personas, una igualdad transversal de todas las causas.

¿Significa eso que todo el mundo debería abandonar su activismo y defender la igualdad transversal?

¿Acaso sólo hay una forma única de luchar por la igualdad? Hay colectivos, causas o movimientos que luchan por los derechos de la diversidad afectiva, otros por los derechos de los enfermos de tal o cual enfermedad, de los inmigrantes, de las diferencias de clase, de edad, de religión, etc e incluso por el bien común de todos,  del planeta, los derechos de los animales, etc.  En cada uno de los movimientos el acento se coloca en un lugar y las reivindicaciones que se realizan son particulares a ese colectivo, y aún así hay mucho, mucho que hacer y conseguir en cada una de ellas. Pero ¿se puede conseguir una igualdad general si cada uno intenta conseguir su pedacito del pastel por separado? ¿Debemos renunciar a la colaboración o participación ajena? ¿Las manifestaciones o huelgas deberían ser únicamente de los afectados? ¿Podemos participar activamente en otras causas sin ser afiliados o activistas? ¿Podemos colaborar con causas que no nos afecten o podemos colaborar más allá de nuestra pertenencia al grupo afectado? ¿Cuánto beneficia o perjudica el estar en colaboración con otras causas?

PERTENENCIA A UN GRUPO

Es bien sabido que la unión hace la fuerza. Cuantos más seamos luchando por lo mismo más fácil es que consigamos lo que queramos y que venzamos a nuestro enemigo. Esta máxima sencilla, lógica y esperanzadora que nos augura un próspero éxito en nuestras luchas ¿Por qué no la seguimos? ¿Por qué no vamos todos juntos y unidos y conseguimos lo que queremos? ¿Falta de organización? ¿Falta de información, quizás? O…¿puede ser que realmente no estemos tan unidos?¿o que no todos queramos lo mismo? Digo yo, ¿puede ser? O… descabelladamente ¿Puede ser que a alguien o algún organismo no le interese que estemos unidos y se preocupe de que realmente no lo estemos?

Una de las trabas que más me he encontrado siempre a la hora de querer conseguir cualquier cosa formando parte de un grupo es ponerse deacuerdo. En el momento que intentas dar voz a todos y llegar a un acuerdo en el que todos queden deacuerdo de cuales son los objetivos, tiene que ver mucho con los que ceden, los que manipulan, los que se imponen, los que saben enfocar el discurso, etc además de la forma de conseguirlo más o menos conservadora y, he aquí otras cuestiones muy polémicas, que son la ambición o conformismo del objetivo final que tiene que ver un poco con el miedo y lo afectado o no afectado que esté cada uno del grupo a la hora de considerarlo prioridad. Así una persona no afectada por una cuestión lo puede obviar, no considerar importante e incluso en una negociación ceder fácilmente ya que no le afecta directamente. Y así con todo.

Cuanto mayor sea el grupo, estas cuestiones no se minimizan en absoluto, se multiplican hasta la estenuación. ¿por qué se rechaza tanto la globalización, la centralización? Precisamente por eso que dice el dicho popular “quien mucho quiere abarcar, poco aprieta”. Y es por eso que trabajar cada tipo de igualdad desde la especialización tiene su ventaja, porque se persiguen unos objetivos o intereses más afines porque el colectivo que lo persigue tiene unas problemáticas comunes, parecidas. Sin embargo, cuando el grupo empieza a hacerse muy grande vuelven a diversificarse los intereses y perderse los objetivos.

Seamos realistas, cuando uno quiere algo se tiene que marcar unos objetivos y hacer acciones para conseguir esos objetivos. Trazar un infinito número de objetivos y planificar cero el modo de conseguirlos no sirve para nada productivo. Por tanto, en un grupo enorme sin especialización hablando de mucho y no centrándose en nada y cada uno con unos intereses no va a ningún lugar. Lo que suele ocurrir es que un movimiento de mucha gente insatisfecha forme un colectivo y unos pocos sean los que organizanicen las acciones, lo malo de esto es que los que dirijen ese colectivo suelen imponer sus intereses sobre los intereses generales, pero para que la gente siga afiliada y participe cuando necesite gran visibilidad, se hace creer que están todos en el mismo barco. En cualquiera de los casos, un grupo organizado hace más sonido que personas sueltas y si organizarse hace que haya movimiento hacia los objetivos marcados no tiene que ser negativo del todo, la cosa es saber identificar cuales son esos objetivos que sí se van a perseguir, y cuales se ponen para hacer buelto y recluir más gente.  ¿Estamos luchando por esos objetivos o estamos siendo méramente utilizados políticamente?

Considero que es necesario y bueno que cualquier colectivo u organización tenga sus objetivos y su filosofía clara, congruente y que sea fiel a ella. Para que los que decidan colaborar, afiliarse o participar sepan exactamente con quién o con qué lo están haciendo, indiferentemente de su ideario particular y muy importante, saber diferenciar cuando hablan por boca del colectivo que representan, es decir, el discurso que une a todas esas personas o por su boca y cuenta y riesgo, es decir, lo que no viene en la filosofía del colectivo y aún así pensamos. Esto que parece algo básico, es el motivo por el cual se utiliza como argumento recurrente para desprestigiar un movimiento la opinión manifestada por una persona particular, ya que ésta hace alarde de sus condición en un colectivo. Esto sucede mucho entre mujeres que para darle más peso a una opinión particular le ponen el apellido de que eso es feminismo, dañando considerablemente cualquier discurso homogéneo al ir perdiendo consistencia y credibilidad.

Cuando una persona se afilia a un colectivo o partido político aveces pierde la referencia. Es más, es muy probable que desde dentro le intenten hacer cambiar de opinión en las cosas que no comparte para que encaje con el discurso, que en público tenga que manifestar opiniones que no siente para ogrecer consistencia con el grupo porque forma parte de un grupo y lo representa. Personalmente veo la necesidad de los colectivos como herramienta pero no me gusta formar parte de ellos, prefiero colaborar desde fuera con acciones que me parezcan afines a mi forma de pensar para poder tener independencia, hablar siempre en mi nombre y actuar fiel a mi pensamiento sin afectar el discurso ni la imagen de nadie. Teniendo en cuenta además, que mi opinión y mi forma de enfocar las cosas suele distar mucho del discurso estándar estereotipado.

A PRÓSITO DE LA HUELGA

Una huelga que ha sido noticia e informada en todos los medios y estado en boca de todos los políticos me causa desconfianza desde el principio. Mi experiencia y mi olfato me dice que cuando algo realmente les pica evitan darle audiencia y es más, en caso de que se filtre información y no puedan evitarlo, empiezan a dar datos falsos, a minimizarlo y ningunearlo. O bien, en caso de darle mucha audiencia cogerían noticias sensacionalistas sacadas de quicio y estadísticas manipuladas. Lejos de ser así, los medios parecen anunciar que la huelga es la panacea, como mucho los políticos parecen una parodia con sus argumentos en contra. Desconfianza.

Antes hablábamos que lo mejor para reivindicar nuestros derechos lo ideal es estar unidos. El pueblo unido jamás será vencido. ¿cual es la estrategia inversa, la del gobierno, si no quiere tener al pueblo unido? Exactamente, separarlo. ¿Y cómo podría separar a millones de personas indignadas y unidas que reclaman unas condiciones injustas? ¿Creando nuevos enemigos?¿Culpabilizando a otros? ¿Enfrentando a esas personas entre si, haciéndolas sentir que son diferentes? ¿Creando nuevos problemas?

¿Os habéis dado cuenta que cuando amenazan a los pensionistas con quedarse sin pensiones se pone el acento en las ayudas que reciben algunos inmigrantes? ¿ O lo conveniente con lo de Cataluña para hacer aflorar un fascismo que creíamos descafeinado? Desde los medios crean tendencias de pensamiento, nos van inculcando ideas de que pertenecemos a diferentes bandos, grupos de población enfrentada, es lo que ellos quieren, lo que necesitan, lo que les viene bien: que si los unos, que si los otros, que si éste tiene, que si… ¿Será casualidad que la huelga feminista esté enfrentando hombres y mujeres y parezcan dos bandos? ¿O habrá una intención detrás de todo ello?

Políticamente es muy conveniente, al menos.

FRENTES A COMBATIR

Indiferentemente de mis reservas hacia el feminismo considero que ciertamente estamos lejos de una situación en la que todos seamos iguales. Se puede enfocar de muchas formas, pero los dos grandes frentes a combatir son culturales y económicos.

1 – CONCIENCIACIÓN

Para la discriminación fruto de las tradiciones, la cultura, las costumbres hay que trabajar mucho. Concienciar de la igualdad y educar en el respeto y la tolerancia a toda la población. Lo fácil es caer en culpabilizar al de al lado y decirle que todo lo hace mal, pero lo realmente efectivo es abrir la mente, mostrar puntos vista, hacerles pensar, darles opciones, que desarrollen la problemática.  Hay un video de un experimento muy interesante sobre este tema hecho por Finansforbundet.

Las estrategias de manipulación y comunicación persuasiva están a la orden del día. Estamos expuestos constantemente a mensajes que nos llegan y vamos absorviendo esa información. Y hay que hacer un gran esfuerzo por combatirlos desde una actitud crítica. Como estrategia para tratar de llamar más la atención hacia nuestro movimiento podemos caer en el victimismo o el sensacionalismo y con el acceso de las redes sociales, además puede volverse en una peligrosa arma de venganza a lo justiciera incontrolado disparado a discrección.

Vulnerabilidad

Como ser vivo todos somos vulnerables en mayor o medida a los peligros que nos acechan. La concienciación y la educación son trabajos sociales en los que trabajar cada día, no sólo un día al año. A nadie le suele gustar que le eduquen y menos desde una actitud impositiva y bajo insultos. La mayoría de las personas creen que son buenas personas e incluso se esfuerzan en serlo, así que antes que el enfrentamiento, la conversación puede ser un buen primer paso.

Las personas malas, crueles, los violadores, no son personas que atienden a manifestaciones, no puedes apelar a su moralidad ni tampoco son personas respaldadas por el gobierno, no van a dejar de hacer lo que hacen por más mensajes que se envíen por twitter. Son personas que aún sabiendo que pueden ser encarcelados por ello, lo siguen haciendo. ¿Cómo combatir a un enemigo invisible que no sabes cuando te va a acechar?¿Ganamos más teniendo a los hombres de nuestro lado o en nuestra contra?¿Con que perfil de persona te vas a sentir más segura en caso de que estés escapando de un violador o un asesino?¿Crees que los hombres de tu entorno(padre, hermanos, amigos, etc son violadores o maltratadores en potencia? ¿te parece bien que les traten como si lo fueran o tengan que aguantar que les hablen mal por su género? Por supuesto no todos los hombres, ni siquiera la mayoría de ellos, son violadores. Y tratar a todos los hombres como presuntos violadores hace un flaco favor a cualquier movimiento, porque los hombres no son el enemigo, los enemigos son las malas personas que deciden matar, violar, maltratar a otra persona. Y tratar a personas que no tienen culpa en enemigos solo por el género al que pertenecen es discriminación. Se trata de estar unidos, no de estar peleados entre nosotros.

Entiendo que, aveces, una persona sienta miedo en una situación de indefensión, cualquiera puede sentirlo. Cuantos mejores recursos tengamos, probablemente sea en menos situaciones. En este caso, ¿Qué tal que nuestros objetivos pasen por hacer políticas para aumentar los recursos de todos los individuos para que favorezcan la protección social e integridad de todos los individuos? En general. No sólo la protección de la mitad de la población. Sino de la población completa. ¿Qué situaciones causan mayor vulnerabilidad?¿La pobreza?¿Dependencia?¿Falta de recursos? ¿precariedad laboral? ¿Abuso de poder? Porque en el fondo, lo que nos hace vulnerables, nos los hace a todos, un poco más, un poco menos, no es una competición para ver quién sufre más, sino de luchar por solucionar problemas o minimizarlos.

¿Pero no estábamos hablando de concienciación?

La concienciación empieza por nosotros mismos, en saber buscar cuales son los verdaderos enemigos, los verdaderos problemas, en no caer en la fácil tentación del victimismo gratuito, en buscar soluciones, en dejarse ayudar, en atreverse a actuar cuando proceda, en tratar de educarnos a nosotras mismas en no caer en los estereotipos de género ni en descalificar o discriminar por cuestiones de género.

Reputación

Una de las grandes taras que vivo a diario es la pescadilla que se muerde la cola: Hay arraigadas costumbres sociales y estéticas que se castigan fuertemente aunque no haya realmente leyes o normativas que las secunden.  El camino pasa forzosamente por enfrentarse diariamente a este juicio moral. No sólo un día, el día de la mujer, la huelga feminista del 8 de Marzo en el que parece que ese día todo vale.  Reclamar nuestro lugar todos los días, en todos los lugares. ¿pero somos capaces de ello?¿Podemos no juzgarnos a nosotras mismas?¿Y no juzgar a las demás?¿Evitamos que se perpetuen estos juicios en otras personas? Cuando damos explicaciones¿Son necesarias o son una forma de liberarnos la culpa o justificarnos?

Nada va a cambiar socialmente si ni siquiera nosotros creemos en ello. Y el cambio debe empezar en uno mismo.

Y al igual que no nos gusta que nos juzguen  ¿deberíamos juzgar a los hombres? ¿Cuestionar cómo son o no son sus hábitos de limpieza? ¿Qué tipo de paternidad deben llevar? He escuchado hasta la infinidad el argumento de “¿Ayudas en casa? No tienes que ayudar, es tu responsabilidad”¿Quién decide qué tareas son de uno y quién de otro? ¿Han de venir de fuera a decirte cómo administrar tu casa?¿En tu relación, llegas a acuerdos con tu pareja o las cosas se hacen por imposición? En caso de que no llegues a acuerdos ni haya imposición ¿Te ves presionada socialmente a tomar ciertas responsabilidades? ¿Necesitas ayuda externa para comunicarte con tu pareja? ¿has tenido libertad para elegir dicha pareja?

Se pone mucho el acento en quién hace las tareas y sobre quién recae el trabajo y cómo hay que repartirlas.  Y lo que deben o no deben hacer los hombres y las mujeres con estas tareas. ¿No podría cada uno encargarse de sus propias tareas? ¿O llegar a acuerdos con la pareja para repartírselas? Socialmente hay mucha presión sobre lo que se espera de las mujeres. Esta presión es tanto interna como el externa, empuja a que la responsabilidad caiga sobre ella y en caso de que consiga llegar a un acuerdo, él será un tesoro.  Ahí no acaba la cosa, se presupone que la casa ha de estar impoluta, todo perfecto. Lo mismo, con el cuidado de niños y mayores. ¿Alguna vez has juzgado negativamente alguna amiga o conocida por cómo estaba de limpia u ordenada su casa? En una reunión de amigos en casa ¿Juzgas igual la colaboración de los hombres y las mujeres? ¿Y la omisión de participación?

Ya es duro trabajar para liberarse de las presiones internas, como para tener que estar guerreando con las presiones externas. En el fondo son las dos caras de la misma moneda. Se retroalimentan.  Parte de la gente que estos días marea con su ultra activismo, el resto del año, juzgan y presionan o bien  hacia esas costumbres arraigadas, ya sea por el aspecto físico, por las tendencias sexuales, la promiscuidad, estigmatizarte si no tienes pareja, la forma de comportarte, etc o bien por estereotiparte como enemigo y atribuirte unas conductas nocivas que no tienes por qué tener.

A esto hay que sumar el culto al cuerpo y el consumismo al que estamos expuestos. Ambos intentando menoscabar la autoestima para incentivar el gasto para estar más guapa, más buena, más joven y llevar una vida más ideal que lucir ante los demás. Por eso comprendo, en cierta medida que una de las acciones del día de la huelga tenga que ver con ausencia de consumo. Pero un día  … ¿Realmente esto sirve o hace algún impacto? La huelga, supone dejar de ganar el salario un día, y posibles repercusiones laborales. ¿Ganarán más por el día que dejan de pagar a las empleadas o perdido más por el consumo que se deje de hacer? No desprecio lo de dejar de consumir, pero creo que es insuficiente y mal organizado, quizás más anecdótico que otra cosa. Ya que se quiere reivindicar  ¿Qué tal si realmente quisiéramos hacer impacto contra la tasa rosa? ¿Sobre la cosificación? ¿Sobre el consumismo que nos consume? Probar eliminar el consumo y el uso  de los cosméticos digamos, por ejemplo, un año. Sólo usar lo básico para la higiene. ¿Cuánta gente secundaría esta huelga? A nivel nacional, a nivel mundial…¿Qué impacto podría provocar? La ventaja es que, a diferencia de la huelga laboral, no supone un sacrificio económico para las que secundaran la huelga, al revés, supondría un ahorro económico. Porque teniendo en cuenta  la precariedad laboral, pocos sacrificios se pueden hacer con huelgas indefinidas, eso o habría que organizarse muchísimo mejor, muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo para conseguir una huelga general indefinida.

Aunque todo esto es sólo una gota en el mar, si nos paramos (de consumir) podemos conseguir todos muchas cosas. Y sin necesidad de hacer grandes sacrificios. ¿Qué tal si hacemos una lista de las empresas que no promueven la igualdad? Las que dan muestras descaradas de discriminación por género, por edad, por raza, por etc… ¿Y si no consumimos en esa empresa? ¿Y si dejamos de ir a actos que promuevan desigualdad? No sólo un día, no sólo para llevarse la foto del día en la manifestación de moda, y si lo vamos aplicando socialmente poco a poco. Integrándolo como forma de vida. La discriminación y la desigualdad de alimenta cada día en gestos, en consentimientos, en actitudes.

2 – DIFERENCIA DE CLASES

Y llegamos a la segunda parte, la segunda es realmente el problema. Nos enfrentamos, no solo en este país, sino a nivel mundial, a una marcada diferencia de clases que no sólo condena a la pobreza a gran parte de la población, sino que además la quiere hacer sentir culpable por ello, responsable.

Hay trabajos precarios, abusos, falta de garantías sociales, indefensión laboral, pobreza… Las hay. Pero ni todas las mujeres lo sufren, ni sólo lo sufren las mujeres.

Por ello ¿no hay que reclamarlo?

Al contrario. Hay que luchar con urgencia y frenar la pérdida de más y más derechos. Los que teníamos era insuficientes y la pérdida una merma en la calidad de vida y por supuesto alejarnos de la igualdad. Deberíamos estar reclamando mejoras mucho mejores que las que ya teníamos y sin embargo estamos intentando llorar que no sigan quitándonos derechos.

Muchos han acusado a la huelga feminista como comunista y supongo porque en el fondo la mayoría de las quejas que se exponían no dejan de ser de la desigualdad que se produce en la cada vez más acusada diferencia de clases. Y la lucha, la verdadera lucha o es general, o no conseguiremos mucho. Se habla de los pensionistas, como si fueran un sector aislado de la sociedad, las mujeres otros, los jóvenes, los parados, los migrantes, etc etc Y se va diluyendo la lucha en pequeños reductos cuando la realidad es que todos juntos, todos repito, estamos sufriendo las consecuencias del abuso que ejercen los que ostentan el poder, el capital.

En pleno siglo XXI que aún estemos peleando por tener una casa digna, un trabajo digno y unos derechos dignos. Mientras unos amasan fortunas , la pobreza y precariedad aumenta. Si luchamos por una igualdad, no debemos luchar por que haya el mismo número de pobres hombres que mujeres, ni el mismo número de parados hombres que mujeres, sino porque se erradique la pobreza, se erradique la precariedad laboral y el paro. ¿Qué es más prioritario exigir políticas de creación de empleo que aseguren la estabilidad laboral y el acceso a una vida digna o pelear porque las empresarias de las grandes empresas ganen tanto como los empresarios? Esto lo pregunto por si os habíais despitado de quienes son las que realmente le están dando movimiento y visibilidad a esta huelga. ¿O cuántas veces habéis oído últimamente el término brecha salarial o techo de cristal? ¿Y que las mujeres de puestos de responsabilidad ganan menos que los hombres?

Por qué no me identifico con el discurso feminista

Somos personas, indiferentemente de la raza o etnia, la edad, el género biológico o psicológico, la adecuación al esterotipo de belleza, la identidad sexual etc

Socialmente existe una fuerte discriminación e interés político en que nos diversifiquemos luchando como entidades separadas y enfrentadas. Importante lo de enfrentadas, porque si colaborásemos y nos ayudásemos, ya no sería tan bueno para ellos. Mi interés es que todas las personas merecemos tener los mismos derechos pero también el mismo acesso a las posibilidades y a los recursos, y eso incluye inexorablemente a que, mínimo, toda la población debe tener vivienda, comida, trabajo de forma digna y que el estado debe velar porque así sea, no por el interés de los grandes capitalistas. Al menos mi lucha por la igualdad es esa.

Si las medidas, acciones y discursos que llegan del feminismo a mi desde todos los puntos contradicen ese interés, lo siento, no me interesa, no me representa.

Y cada día se alimenta ese resquemor que produce ver como muchas personas utilizan el feminismo de forma dañina para la igualdad, exhortando todo tipo de abominables discriminaciones hacia hombres, otras mujeres, ya sean simpatizantes o no de la causa. Y lejos de ser casos aislados, cada vez es más tendencia. Y éste es el motivo realmente por el que escrito este post, para manifestar mi oposición a este tipo de personas cada vez más numeroso al que parece que las mujeres no les suelen decir nada para no parecer menos feminista, al revés, las arengan, y a las que los hombres no pueden decir esta boca es mía porque son tildados de machistas.

No considero que toda persona que sea feminista daña el movimiento. Tampoco acuso a toda feminista de discrimación a los hombres. Al revés, considero que hay muchas personas esperanzadas dentro del movimiento queriendo hacer algo grande, pero sobre las cuales ha caído una gran masa de lodo que lo mezcla todo y no deja ver sus esfuerzos y se desvirtúa el mensaje.

 

 

Las niñas-novia

 Espero que algún día la gente deje de poner el gentilicio
como método anestésico de las noticias
el pueblo, somos pueblo en todos lados
y da igual el pais, la lengua, la religión o el color de piel.
Hace varios días que me cuesta dormir por una noticia que leí hace unos días. Y no paro de darle vueltas a la cabeza con el tema. Rawan, una niña  de 8 años muere, a causa del desgarro de sus genitales y de su útero, fruto de un abuso sexual producido por su esposo, 5 veces mayor que ella.
Es una noticia impactante. Tira mucho del sensacionalismo para darle más conmoción, pero me parece importante para visibilizar mundialmente una realidad que se viene aconteciendo diariamente.
 http://www.morguefile.com/

 

Niñas que viven en una absoluta pobreza  son vendidas por su familia para que sean la propiedad de otra persona. Las violan, las pegan palizas, las privan de toda autonomía y socialmente es visto como una tradición, algo “normal”. En el momento que te venden y te casas con el que han acordado que es tu marido, pasas a ser de su propiedad. Es un acto en sí que ya clama al cielo pero que además se produce en la  infancia, antes de que hayas podido formarte siquiera psicológicamente.
El marido, que de media tiene entre 19 y 26 años más que la pequeña, no hace esperar la consumación del matrimonio y muestra la misma noche de bodas la sábada manchada de sangre para mostrar la honra de la muchacha. Por sentado se da, que no es importante el consentimiento o no de la nueva esposa. Ya que se entiende que por haberse casado; muchas veces obligada, otras convencida por los padres, la mayoría sin ser conscientes de lo que significa; consiente los abusos producidos por su nuevo esposo. Las relaciones sexuales se realizan de manera forzada, con el consecuente daño, no sólo físico, sino psicológico de la menor. Nejoud al Ahdal , divorciada, en su relato jura que no se volverá a casar. Podemos imaginar las dificultades afectivas y los traumas que acarreará.
Dicen, los defensores del matrimonio intantil, que es una forma de evitar que te secuestren y además asegura que no vulneres el honor de tu familia por mantener relaciones sexuales románticas en la adolescencia antes del matrimonio. Ya que las casan antes de que el instinto sexual llegue a florecer, tanto es así, que las niñas no han desarrollado en muchos de los casos.

 

Así, para que el honor de tu familia esté intacto y evitar el ostracismo social, lo más sensato es venderte siendo pequeña y que en tu noche de bodas, y de ahí en adelante, te violen, humillen y maltraten hasta que te conviertas en una esposa obediente que hagas todo lo que quiera tu marido. Al cual, antes de ese día, ni siquiera conocías, lejos de tu familia, lejos de todo lo conocido. Con la impotencia de no tener salida ni nadie que te comprenda.
Los padres, lejos de ver esto como una aberración, en la mayoría de casos, lo contempla como una oportunidad de sus hijas de salir de la pobreza, evitar ser secuestradas y violadas, como una mercadería que les aportará beneficios y reducirá los costes de la manutención de su hija.
Estos casos son más frecuentes en las zonas rurales y se acentúan con la pobreza. El marido de Nejoud no era rico, era también pobre. Por lo que no es una práctica única de ricos que compran niñas y las dan mejor vida a ellas y a sus hijos. En este caso y muchos otros, los padres desean dejar de hacerse cargo de la niña.
Esas niñas, obligadas a vivir en la fustración y el miedo en condiciones deplorables, al no encontrar salida llegan suicidarse. Nada al Ahdal, la niña que salió en los medios denunciando a sus padres por querer casarla con 11 años (aunque ellos lo desmienten), en sus declaraciones relataba cómo su tía se había prendido fuego con 14 años con un bidón de gasolina después de haber sido casada a la fuerza. También cuenta como muchas se fugan y que probablemente mueran por el camino. Otras, como Rawan, mueren debido a las heridas del abuso o en partos prematuros.

 http://www.morguefile.com/

Otras, muy pocas, después de descubrir lo que significa realmente ser niña-novia, deciden emprender métodos legales para conseguir el divorcio, el cual sólo se considera legítimo una vez que se devuelve la dote al marido. Dicha dote se da a los padres y son ellas las que deben devolverlo.
En estos casos, si consiguen el divorcio, lo normal es que las manden nuevamente con sus familiares, los cuales la vendieron. Y hay varias noticias que muestran que tras un feliz divorcio luego sobrevienen más penurias. Aunque señalan que las mujeres que tienen puestos relevantes en la sociedad son normalmente solteras o divorciadas.
Según el artículo de lainformacion. com en 2009 La Asociación de Mujeres Yemeníes lanzó un proyecto para concienciar a la población de las complicaciones y la carga psicológica del embarazo y el matrimonio adolescente. Los residentes afirmaron desconocer las consecuencias de la niña-novia pero las mujeres no podían evitar que casaran a sus hijas. Eso es decisión unilateral del marido, solicitaron que hablaran con los maridos. Y cuando hablaron con los maridos algunos se sintieron consternados y prometieron no casar a sus hijas tan jóvenes, pero otros se mostraron escépticos.
Así mismo cuenta también el caso de Zainab, una niña novia que dio a luz con 15 años, cuya madre no quería que la vendiera y no pudo hacer nada para evitarlo, y su ira y su rabia la pagó con su bebé y que 13 años después decidió mudarse a la ciudad para no tener que vender a sus hijas y poder darles la educación y la niñez que ella no tuvo.

Este artículo me interesa especialmente por la ruptura de una situación que se perpetuaba en el tiempo. La lucha contra la norma. La concienciación. El lugar que ocupa no quedarse de brazos cruzados ante un hecho que sucede. Cuando el artículo se lo enseñé a algunas personas, alguna de las cosas que me dijeron fue: “Bueno, es su tradición, eso es así allí” Con la resignación de que las cosas son y no están. Están así ahora mismo, pero puede estar (“ser” para algunos) de otra manera.

                           http://www.morguefile.com/
Normalmente esta resignación va de madres a hijas, de unos a otros. Todos están en la misma situación y “no se puede cambiar”. Por eso no cambia. Pero en el momento que alguien arroja un poco de luz sobre el asunto, se plantea que eso no debe estar así, algo que muchos albergaban en su fuero interno, pero que no se atrevían a debatir y al verlo, sentirlo, oirlo en otras personas se hace real y posible. Evidentemente esto no cambia de un día para otro de forma general, pero las pequeñas conquistas hacen que se camine adelante, igual que las derrotas te llevan hacia atrás.
 Señalo, como curiosidad, que expone que los hombres se sienten fustrados normalmente con su primera esposa y son más felices con su sengunda esposa.
Por lo que las expectativas de la sociedad y lo que consideran “normal” es lo que empuja a todos a seguir
con estas prácticas. Hombres que consideran que un matrimonio infantil es más puro por no haber tenido experiencias previas.
 A todas luces, es más que improbable que de ahí surja un matrimonio feliz.  Al estar permitida la poligamia, existe la posibilidad de remendar este error y buscar una pareja más afín. ¿Pero qué pasa con la primera mujer? No es difícil imaginar que una persona a la que has criado como una propiedad y vejado desde la infancia ocupe un lugar secundario y servicial. Aunque son sólo suposiciones, igual que tampoco creo que la nueva esposa consiga la panacea y consiga las libertades que una sociedad machista no le ha concedido.
En el relato de Nejoud, la niña que decidió divorciarse denunciando a su padre y a su marido, me sorprende que una de las personas que le alienta a solicitar el divorcio de su marido es la segunda mujer de su padre. Su madre, al contrario, fue la que la alentó pensando que sería una posibilidad para ella.
Evidentemente en todas la sociedades hay hombres y mujeres excepcionales y también personas horribles en los dos géneros. En este caso, lo que quiero poner de manifiesto, no es si tal o cual persona era buena o mala por hacer lo que hicieron sino, la presión social por la que se veían empujados a hacer lo que se considera “normal”. En el caso de Nejoud relata como su suegra alentaba a su hijo para que la maltratara para que aprendiera a obedecer, por ejemplo.

 

A su vez, quiero poner de manifiesto la importancia de visibilizar las realidades que son injustas y tratar de cambiarlas. En la medida posible de cada uno, claro.
Tawakul Karman es conocida por haber conseguido el nobel de la paz por su labor como activista en post de los derechos de las mujeres.,está casada, lo que significa que no sólo las mujeres solteras y divorciadas son las que pueden hacer cosas por cambiar las cosas. Aunque en todas las sociedades, las personas que pueden o suelen comprometerse muy activamente con una causa y transcienden, es porque vienen de alta cuna, como es el caso. Aunque esto no te ofrece una inmunidad total, pues a medida que empiezas a ser molesto, sobras. Tal es el caso de Tawakul que ha sido sutilmente amenazada de muerte, aparte de maltratada y secuestrada.
Cuando estás a punto de ser vendida con 8 años en la más pura pobreza y la alternativa es que te secuestren y te violen o te metan en la prostitución poco puedes hacer por los derechos de nadie ni siquiera por los tuyos propios. Lamentablemente, lo más mediático que pueden ejercer estas niñas son ser la mirada de todos los paises, como ha sido en esta vez el caso de Rawan, la niña por la que he empezado a escribir este post.  O la valiente Nada al Ahdal, a la que me refería antes.

 

                            http://www.morguefile.com/

 

En todo caso, seas una persona con grandes influencias con las que poder mover más hilos y mejores resultados, como el caso de Tawakul Karman, o seas una persona con poca influencia y un movimiento limitado, como segunda esposa del padre de Nejoud ,   todos tenemos la resposabilidad de poner el granito de arena en dónde sea necesario para mover el mundo hacia un sitio mejor. Y cuanto más poder, o más repercusión social, más responsabilidad. Y no hablo de caridad.
  http://www.morguefile.com/
Estoy harta de ver a señoras adineradas que se declaran compasivas dando limosnas y promoviendo el negocio turbio del contrabando de niños con diferentes paises sintiéndose bondadosas y progres. En realidad lo que hace falta es minimizar las desigualdades sociales. La pobreza, es uno de los orígenes de que se lleguen a dar tantas aberraciones. Está claro que la “norma”, las costumbres de cada lugar, influyen. Pero la necesidad hace que se llegue al límite: hacer cosas por las que otros, con dinero, pagarían (aunque haya un debate ético de por medio). Así existe la prostitución, por ejemplo, el contrabando de personas y en el caso que estamos hablando, vender a tu hija cuando aún es una niña a un hombre que no va a tratarla como lo que es, no va a respertarla y amarla, ni esperar a que esté preparada para tener relaciones sexuales. Es muy fuerte. No sé si os habéis planteado lo que es una niña de esa edad. Pero aunque fuera una niña de 18 años, venderla y violarla sigue siendo un atentado contra los derechos de las mujeres.
Esto sucedió en Yemen, un país con uno de los mayores índice de pobreza de Oriente medio con una fuerte tradición islámica en el que recientemente, tras la Revolución yemení,  han conseguido un cambio de gobierno con el que la población aspira a un cambio en la calidad de vida, especialmente las mujeres, para ellas y para sus hijos.
Pero a mi parecer me da igual la procedencia de las muchachas. Imagina a las personas que tú quieres, que conozcas, indiferentemente de dónde nacieron, de su tradición, de origen humilde o no, todos somos humanos y nadie, NADIE merece este tipo de trato.
En la Revolución yemení, los manifestantes pedían una serie de reformas, en las que se incluían medidas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.  La prohibición del matrimonio infantil contituye en esta lucha  un objetivo fundamental porque es una de las principales causas de discriminación y abuso contra las niñas y las mujeres. Pero el gobierno alega motivos religiosos y entorpece el camino a la abolición de matrimonio infantil.
Por suerte, siempre que leo estos artículos veo luz en líneas oscuras, esas personas que a una y a otra le han ayudado, les han prestado ayuda. No todas tienen la misma suerte, no siempre hay luz en el camino. Pero como decía, me gusta pensar en ello, para pensar que todo sigue teniendo sentido.

 

                                         http://www.morguefile.com/

 

Me he dado cuenta que la gente cuando está feliz (feliz de verdad, no en apariencia) le gusta compartirlo y tiene comportamientos considerados “solidarios” de forma espontánea . De la misma forma, la gente que está mal, o que tiene odio en su interior, necesita pagarlo con los demás. Igual, hay demasiado odio por ahí suelto.No hace falta irnos a Yemen, si miramos a nuestro alrededor, podemos comprobar rápido, cómo las personas dejamos de ser personas, y somos un número, una cosa que usar y normalmente, no de la mejor manera. Espero no ser demasiado condescendiente, pero es que llevo varios días trastocada por estas noticias y una impotencia que no me deja tranquila.
Bueno, os deseo buen día a todos ^^
Un beso y a vivir (felices, claro)
 Nébeda

Nota de página: Toda la información está sacada de los artículos abajo referenciados menos las opiniones personales, evidentemente. Es posible que estén erroneos o sesgados, no obstante la idea del post no es informar de lo acontecido sino reflexionar sobre ello.

REF:

Doble moral

Nunca me canso de imaginar ese mundo ideal
en el que la gente mira más tu interior
que la carcasa externa que lo envuelve

 

Me paso el día tejiendo mi red neuronal para que en el enrejado de conductas aprendidas pueda cohexistir mi filosofía y convivir con ambas. Pero luego adoro escuchar canciones y escribo algunos poemas que hablan de todos esos sentimientos viscerales reflejo de nuestro sistema de creencias heredado entorno a las relaciones afectivas. Por suerte no todos son así, pero soy conciente que aún me queda mucho camino que recorrer.
El otro día leí un artículo muy interesante que reclamaba la falta de libros, de canciones, de películas que reflejen otras realidades, otros tipo de vida. Lo mismo pasa aveces con la poesía.
Hay que rearmar nuestros esquemas con nuevas piezas para dejar atrás lo que nos pesa en nuestra evolución, porque aunque todos evolucionamos, en una u otra dirección, nutridos de nuestra experiencia, lo que nos han enseñado parece nuestra segunda piel y se pega, y aunque frotemos con fuerza no se cae. Hay que mudar de piel, como las serpientes, dejar atrás lo que no sirve y vivir con lo que nos hace más libres.

Todo esto me ha venido a la cabeza por la controversia que hay en algunas redes sociales con que aparezcan visibles los pezones de una mujer en una foto, mientras que si son los de un hombre ni se menciona el tema. Las fotos que me refiero en su mayoría son reivindicativas o artísticas. Para los que no lo sepáis, soy fotógrafa, además de eso, disfruto enormemente con las manifestaciones artísticas en general, entre ellas de las plásticas. Veo el cuerpo como un objeto de composición sumamente bello, adoro los desnudos y cada vez está más extendida la práctica de colocar distintos métodos de censura sobre los pezones, eso sí, de mujeres, pero no por petición de la modelo, que en ocasiones sucede, sino por “no ofender”.
 photographer: Christian Martin Weiss

 

Según escribía esto ha llegado a mí un artículo en el que se expresa la obligación social que tenemos las mujeres de depilarnos para no ser vistas como unas guarras o antiestéticas. Reivindicaba una ruptura con esta regla no escrita. Es una reflexión muy parecida a las que mantengo en este blog, sobre normas sociales, es cierto que legalmente puedes hacerlo; pero más allá de la legalidad o no de las cosas, existe el día a día, el trato con los demás. Y es ahí donde tienen cabida todos los prejuicios y marginaciones a las que sometemos y nos someten.
Todo está cargado de significado y la estética juega un papel muy importante en toda este entramado. Sé tú misma pero depílate, maquíllate, viste a la moda, peínate, haz ejercicio, haz dieta, todo en busca del cuerpo y la imagen perfecta. Conozco personas que se levantan dos horas antes para estar impecables en el trabajo o la universidad. Esto se da incluso en los grupos urbanos, donde la estética juega un punto crucial aunque se disfrace de rebeldía.
Soy partidaria de que cada uno vaya como quiera, como le apetezca. Con lo bonita que es la diversidad me parece aburrido aspirar a unas reglas igualitarias que nos hagan tender a un modelo único y stándar de belleza. Es más, defiendo que las prioridades que te motiven no sean sólo estéticas.
Yo en este post quería hablar sobre la doble moral; que es la doble norma aplicada para el tratamiento a diferentes grupos concediendo más libertad o ventajas a unos que a otros.  No me refiero solo a la diferencia entre hombre y mujer, sino en general cuando hay diferencias, por ejemplo  la claramente gordofobia que existe y me parece alarmante que además, los mismos afectados son también cómplice en el proceso, no sólo lo sufre, sino que lo inculca y lo prodiga, siendo muy frecuente el motivo de burla de una chica por sus compañeras.
En la ascensión de búsqueda de la igualdad, no se trata de eliminar los de uno para equipararlos a los del otro. Aprovechemos la diversidad y promovamos un objetivo ideal libre de roles .
Bien, ya sabéis eso de “sé el cambio que quieres ver en el mundo”.
Por eso desde aquí me gustaría reclamar estímulos que diversifiquen la forma de vivir. Si sabes de alguna canción, película, libro, poema etc que no sea la versión número tropecientos millones de los mismo te invito a compartirla. Yo por mi parte os dejo esta canción de Canteca que  aboga por una amor libre, una belleza natural y una mujer sin ataduras. Espero que os guste.
Buen día a todos ^^
A vivir, un beso
Nébeda

Vicios, viciosos y pervertidos

Me gusta enfrentarme con las definiciones: 
cojerlas por los cuernos y desgranarlas. 
A otros les da por lanzarlas al aire 
como si fueran absolutidades
 inamovibles.  

 

Me inquieta el lenguaje y la libertad con la que una palabra te engloba en un grupo, así, de golpe, eres un tal dentro de un grupo de tales, que aunque sólo tengáis eso en común, o ni siquiera esté delimitado lo que tenéis en común. Parece que te define de una forma que te separa del resto y que además dice más de tu comportamiento que tu comportamiento mismo. Esto pasa mucho con las ideologías o con la sexualidad.
 
Vicioso: Adicto al sexo.
¿De cuántas formas? ¿de cuántas maneras? ¿con cuántas personas? ¿de qué modo? y ¿en qué lugares? ¿Cúando realmente se empieza a ser vicioso? y ¿cuándo estás en el límite que se considera no vicioso?

 

http://www.everystockphoto.com

Hacer algo con exceso es cuando resulta perjudicial para los implicados, entonces, empezaría a considerarse viciosa una persona en el mismo momento que la conducta le hiciera daño o perjuicio.

En este punto considero que una persona que únicamente ha tenido una relación y no puede desengancharse de ella o de las relaciones sexuales con esa persona pero que en cambio llevan una relación destructiva que hace daño a los dos es mucho más perjudicial que tener relaciones esporádicas con desconocidos con los que no existe ningun vínculo emocional ni dependencia.

 

Lo mismo pasa con Pervertido,

Pervertido: Conductas sexuales negativas o inmorales.
¿qué conductas o pensamientos te convierten en un pervertido? ¿dónde se encuentra el límite en el que lo que está socialmente aceptado pasa a ser indeseable?

Yo en ese punto apelo al respeto, bueno, en este punto y en todos. Aunque el respeto no es lo mismo para todo el mundo ni de la misma forma. Es difícil de delimitar, en principio la premisa de “no hagas lo que no quieres que te hagan a ti” y “trata a la gente como te gustaría que te trataran a ti” es un buen comienzo. En general, la empatía, es decir, ponerte en el lugar del otro puede ayudar. No obstante la naturaleza del ser humano es tan dispar que puede que estas premisas en principio tan benévolas se vuelvan en nuestra contra y al revés. Es decir, para mi deja de ser una conducta deseable cuando invade mi intimidad sin consentimiento ni deseo de por medio o cuando la intención de la conducta es hacer daño, molestar u ofender, dícese por ejemplo al escribir un comentario.

Disfrutar con el sexo, practicarlo y tener ganas de hacerlo NO SON defectos ni malas acciones siempre y cuando no agredas la libertad del otro. La sexualidad es algo para compartir, es algo que debe hacerse de mutuo acuerdo. Y como en todas las relaciones sociales sanas, todos los implicados tiene que disfrutar de ellas, no se trata de una competición, ni de un tributo ni nada parecido.
Cuando somos adolescentes nos venden el sexo como algo oscuro, malo, algo que desean los hombres y que las mujeres no deben darles, la pérdida de la virginidad, la flor. Sin embargo, a la vez nos hacen entender que dicha flor sólo se le podrá dar al hombre adecuado en el momento adecuado, sino lo haces así, pertenecerás a las personas que están en el lado oscuro de las personas que no siguen la norma.

Es una coreografía de los momentos adecuados, ahora es demasiado pronto, ahora demasiado tarde. Porque cuando llegue el momento, no estar con una persona del sexo opuesto, se considerará también una tara, y en este caso cuanto más tiempo pase será visto como inaptitud, por falta de atractivo o de interés, desviación/homosexualidad. Entonces ahora estarás también fuera de la norma.
 

El sexo, que no es más que una forma de relacionarse; como las caricias, como los besos, como los abrazos; está contaminado de prejuicios y de expectativas. Pasa de ser algo íntimo y natural a una versión estereotipada que se mete en una caja y de ahí no puede salir.
Photographer: At~A~Glance

Recuerdo que hace años, un amigo me dijo que una de las desilusiones más grandes que se había llevado al empezar a tener relaciones sexuales es que se había imaginado que iba a ser algo sucio y oscuro y que sin embargo todo era natural, tan natural, que perdía la morbosidad de hacer algo sucio y prohibido. Y es cierto que es algo natural, tanto como estar contigo mismo, sólo que compartiendo otro cuerpo.

El introducir ideas que se transforman en conceptos y estereotipos negativos sobre el sexo es un intento de reprimir nuestra naturaleza de relacionarnos sexualmente. Nos quieren empujar a pensar que si no nos comportamos como manda la norma (aquella que nos quiere empujar a tener una pareja para toda la vida con la que poder hipotecarnos y tener nuestros hijos y así soportemos más abusos laborales para poder hacer frente a todas las facturas) que somos calificativos que se consideran peyorativos. Lo malo es, que aunque abras los ojos y te des cuenta de las mentiras que te rodean, si alrededor, todos siguen pensando que la norma es la opción aceptable y todo lo demás a evitar, esto te perjudica, nos perjudica, sigue estando ahí. Por eso es tan importante que todos abramos los ojos.

A medida que vas creciendo, por suerte, cada vez te importan menos las personas que no te quieren bien y que sólo ven lo que les han dicho que vean y no quien eres en realidad. Por tanto, a medida que creces, más y más, te vas uniendo a personas que te aceptan tal y como eres, en ocaciones con formas de pensar parecidas, en otras sólo compatibles.
Pero antes de que puedas dar este gran paso, o si no tienes la fortaleza, la sociedad te va imponiendo su ritmo frenético y a la vez rutinario. Tus acciones delimitarán tus relaciones asi que es probable que bien reprimas tus impulsos apelando a una honradez o puritanismo que parece transcender a un ente superior que controlara toda acción o lleves una doble vida fingiendo ser un personaje que no eres y negando toda evidencia de esa doble vida, aunque los secretos, son trampas mortales y salvaconductos jodidos.

                      http://www.everystockphoto.com

 

Sé feliz. Mucho.

Nébeda

Apéndice:

vicio.
(Del lat. vitĭum).
1. m. Mala calidad, defecto o daño físico en las cosas.
2. m. Falta de rectitud o defecto moral en las acciones.
3. m. Falsedad, yerro o engaño en lo que se escribe o se propone. Vicios de obrepción y subrepción.
4. m. Hábito de obrar mal.
5. m. Defecto o exceso que como propiedad o costumbre tienen algunas personas, o que es común a una colectividad.
6. m. Gusto especial o demasiado apetito de algo, que incita a usarlo frecuentemente y con exceso.
7. m. Desviación, pandeo, alabeo que presenta una superficie apartándose de la forma que debe tener.
8. m. Lozanía y frondosidad excesivas, perjudiciales para el rendimiento de la planta. Los sembrados llevan mucho vicio.
9. m. Licencia o libertad excesiva en la crianza.
10. m. Mala costumbre que adquiere a veces un animal.
11. m. Cariño, condescendencia excesiva, mimo.
12. m. Sal. Estiércol, abono.
vicioso, sa.
(Del lat. vitiōsus).
1. adj. Que tiene, padece o causa vicio, error o defecto.
2. adj. Entregado a los vicios. U. t. c. s.
3. adj. Vigoroso y fuerte, especialmente para producir.
4. adj. Abundante, provisto, deleitoso.
5. adj. coloq. Dicho de un niño: Mimado, resabiado o malcriado.
pervertido, da.
1. adj. Dicho de una persona: De costumbres o inclinaciones sexuales que se consideran socialmente negativas o inmorales. U. t. c. s.

Ser uno mismo

Porque esta vida es una y
cuánto más tardas en comprenderla
menos tiempo te queda
de disfutarla

Recuerdo que una conocida marca patrocinaba una película cuando yo era joven y que regalaban con la entrada del cine dos cuadernos, uno grande, que se llamaba el de las mentiras, que era un catálogo de ropa y ciertamente no recuerdo bien que ponía, y uno pequeño sobre las verdades, éste tenía todas las hojas en blanco menos en la ultima página que ponía: “Sólo tienes que ser fiel a ti misma”. Y a partir de entonces me la apropié como parte de mi filosofía (y durante mucho guardé el cuaderno)

Suena utópico lo de ser uno mismo puesto que estamos desde que nacemos influenciados y no existe una esencia en si misma que sea “el auténtico yo”. Pero sí que puedes ir contrastando todo lo que te rodea, analizando las verdades mostradas como inamovibles, enredarte en el por qué y para qué, potenciar la empatía para entender a los demás, ir construyendo una forma de ser acorde a tus nuevas experiencias.
Hay una frase de Gandhi muy inspiradora: “Desarrollo constante es la ley de la vida, y el hombre que siempre trata de mantener sus dogmas para así aparentar consistente simplemente se lleva a sí mismo a una posición falsa.” que manifiesta una de mis creencias y es la evolución del individuo y de su filosofía, a medida que vamos enfrentándonos a experiencias, conflictos y demás, vamos aprendiendo y eso puede desajustar nuestro sistema de creencias, lo lógico, sano y en mi opinión saludable es rearmar el sistema adaptando lo nuevo, aunque para ello haya que remover Roma con Santiago.  
Sin embargo lo habitual es precisamente lo contrario, a pesar de que nos estemos dando de bruces con la realidad, que el planteamiento lógico no de cabida a nuestras bases, las conservamos, para sentirnos más seguros con nuestra forma de ser, pensando que si “cambiamos” de forma de pensar dejaremos de ser nosotros mismos. A menudo, el cambio sólo se produce de un estado aceptado a otro que en origen rechazamos pero que aunque marginal, sigue estando ampliamente aceptado. El pensamiento de pertenencia a un grupo nos domina y se evita el posicionarse en uno mismo encontrando más cómodo bases ya sentadas. 
Por supuesto no todos somos o actuamos así o al menos no en todas las situaciones. Pero sigue ejerciendo esa presión social, en muchas más situaciones de las que somos conscientes Es lógico ya que tenemos un código de conducta a seguir que en la mayoría de los casos ni hemos cuestionado, desde pequeños se nos enseña cómo y cómo no hay que actuar, vestir, opinar, pensar, comportarse, etc. Es más, y más llamativo, se nos induce un patrón de cómo sería el contrario, es decir, la forma rebelde, lo que no debemos hacer cómo lo haríamos.
Desde aquí os invito a reflexionar sobre ello, pero sobretodo a no tener miedo a ser uno mismo y a constuir con cariño y dedicación esa persona/personalidad que eres. ¿Te atreves?
 Fotografía de Carolina Villafruela
 

Buen día a todos ^^
A vivir, un beso

Nébeda

Invisibilización de la realidad : menos basura, abajo la publicidad

 Todo es mentira
¡Despierta!

Vivimos en la sociedad de la sobreinformación. Todo se compra o se vende. El objetivo es estar en el punto de mira y hay demasiada competencia. Ser bueno, excelente, es demasiado complicado y rara vez se ve recompensado, es el efecto cuello de botella o embudo, en el que a gran cantidad de las opciones no les llega la oportunidad. Si hay una plaza, un puesto, si la candidatura la ostentan infinidad de aspirantes, no van a poderla alcanzar todos, sólo uno. Al resto, con la misma valía, incluso más, se desecharán en la sociedad del usar y tirar.

Sin embargo nos venden, que todos podemos, que todos seremos ricos. Nos hacen creer que está ahí al alcance de tu mano, que toda responsabilidad es tuya y que si funalito ha llegado, tú también, obvian a todos los desechados para que ese funalito estuviera ahí, obvian las cifras. La excepción se convierte en la regla. Es como si de cada un millón de personas, una desarrolla una enfermedad llamada “poco común” y nos hicieran creer que todos vamos a desarrollarla, cuando las cifras no indican que es cierto que hay gente que la padece, pero no es la norma.
Para que os hagáis una idea de las cifras, se considera Enfermedad Rara aquella que afecta a menos de 5 de cada 10 000 individuos, es decir, a menos del 0,05 % de la población, y la cual requiere de esfuerzos especiales unificados para poder combatirla.
Lo que  que si lo trasladamos a nuestro caso vendría a ser que si un individuo llega a la fama, sale de la pobreza o cambia de estatus social, etc, respecto de la cantidad que no lo consigue, ni lo conseguirá, ni siquiera tendrá la opción, no puede ser considerado como ejemplo de lo común o norma que todos deberíamos o podríamos conseguir.
 
Pero lo que se vende es lo contrario, se cree que todas seremos princesas, todas encontraremos a nuestro príncipe, que conseguiremos ser famosos, que tendremos una mansión. Soñamos con “cuando yo sea mayor” y todo lo que deseas, pensando que el futuro está ahí para los triunfadores y que todos los que no triunfan, quizás no lo intentaron, no lo hicieron con suficiente fuerza o simplemente no existen. Porque… de lo que no se habla, no existe. Así sucede con las mencionadas enfermedades raras, son llamadas raras, cuando son llamadas, pero por lo general ni se habla de ellas porque a la práctica es como si no existieran, no fueran verdad. Y en nuestro caso, invertimos la sartén, lo raro se convierte en lo comentado, en lo “que se cree” común, y lo común, lo habitual se silencia hasta hacer que no exista.
 
(Antes de proseguir, no estoy diciendo que no halla que hablar de lo poco común ni hacer apología de la discriminación. Más bien todo lo contrario, creo que hay que hablar de las realidades que se invisibilizan en la sociedad, y hacer que existan. En este post en concreto quiero hacer un llamamiento a la invisibilización de la realidad, que fuera de ser poco común, también está discriminada.)
 
Entonces, ¿Cómo es posible que sean las excepciones las que marcan las expectativas ? ¿Cómo llega a nosotros este modelo? A través de los medios. Bien es sabido por todos  que estamos influenciados por la televisión, por las películas, por la música, por los libros. Todo lo que llega a nosotros acaba calando en nuestra forma de relacionarnos con los demás. Desde hace relativamente poco han llegado a nosotros vías de telecomunicación que si bien no son, ni mucho menos, tan poderosas hacen que contribuyamos o no en perpetuar las mismas ideas, del tipo de contenidos y el tipo de acciones.
Soy de la opinión de que el mayor desprecio es hacer el menor aprecio. Si algo no te gusta: NO LE HAGAS PUBLICIDAD. No lo veas, no lo consumas, no hables de ello: insivibilízalo pero conscientemente. Haz que lo que no quieras que exista: NO EXISTA. No lo compartas, no lo uses como ejemplo negativo. Es la mejor forma de expresar el rechazo, a todos los niveles. Cuando un producto no sea de tu agrado, no lo vuelvas a consumir, asegúrate de que no lo hagan en tu entorno, ni siquiera por comodidad, esto, a gran escala cambia la cultura del todo vale, por la de la calidad.
(No me estoy refiriendo a hacer llamamiento sobre causas o injusticias. Éstas hay que denunciarlas, no es lo mismo que la publicidad, es reivindicación y en este caso, considero que la concienciación, visibilidad y apoyo es necesario. Así como posibles estafas o fraudes)
En cambio, habla de aquello que te ha gustado, de conductas o vivencias positivas, refuerza éstos comportamientos y no los contrarios. Al principio igual parece un esfuerzo en vano, pero ya verás que poco a poco te sientes mejor. Por un comercio de calidad, en defensa de la profesionalidad, el talento y la buena fe. Haz que seamos norma y no la excepción.
Buen día a todos ^^
A vivir, un beso

Nébeda

  • micro abierto en tu ciudad
  • Redes Sociales

  • RSS Artículos de Opinión Recientes:

    • Todos vamos en el mismo tren abril 8, 2018
      Ayer fuí a una charla coloquio en la que Gustavo, un activista mexicano de Chiapas el cual nos estuvo contando cómo les roban los recursos naturales de su país, los abusos que hacen cambiando leyes, expropiaciones de comunidades enteras que las dejan sin territorio ni opciones, genocidios masivos y de activistas significativos, contaminación y aniquilación […]
    • ¿Qué es poesía? abril 8, 2018
      A propósito de la poesía Estar sumergida en las suburbios poéticos me hace tener muy a menudo con demasiada gente conversaciones sobre qué es la poesía qué no lo es. Y es que la RAE ciertamente no ayuda mucho a arrojar luz en los grandes debates que se sustitan en torno de qué es y […]
    • Por qué no me siento feminista marzo 6, 2018
      Cada día, recibo carteles, invitaciones y publicaciones llamádome a la Huelga feminista del día 8 de Marzo. Invitándome a mí, por ser mujer, por ninguna otra característica de mi persona, e intentándome hacer que me identifique con todas las mujeres.  ¡Todas! Es decir, con todas las que al nacer, dicotómicamente, nos han metido en el […]
  • arte no apto
  • Colaboraciones

    Antología poética del Bukowski Club
  • Archivo

  • @lauramequinenza