Las niñas-novia

Las niñas-novia

 Espero que algún día la gente deje de poner el gentilicio
como método anestésico de las noticias
el pueblo, somos pueblo en todos lados
y da igual el pais, la lengua, la religión o el color de piel.
Hace varios días que me cuesta dormir por una noticia que leí hace unos días. Y no paro de darle vueltas a la cabeza con el tema. Rawan, una niña  de 8 años muere, a causa del desgarro de sus genitales y de su útero, fruto de un abuso sexual producido por su esposo, 5 veces mayor que ella.
Es una noticia impactante. Tira mucho del sensacionalismo para darle más conmoción, pero me parece importante para visibilizar mundialmente una realidad que se viene aconteciendo diariamente.
 http://www.morguefile.com/

 

Niñas que viven en una absoluta pobreza  son vendidas por su familia para que sean la propiedad de otra persona. Las violan, las pegan palizas, las privan de toda autonomía y socialmente es visto como una tradición, algo “normal”. En el momento que te venden y te casas con el que han acordado que es tu marido, pasas a ser de su propiedad. Es un acto en sí que ya clama al cielo pero que además se produce en la  infancia, antes de que hayas podido formarte siquiera psicológicamente.
El marido, que de media tiene entre 19 y 26 años más que la pequeña, no hace esperar la consumación del matrimonio y muestra la misma noche de bodas la sábada manchada de sangre para mostrar la honra de la muchacha. Por sentado se da, que no es importante el consentimiento o no de la nueva esposa. Ya que se entiende que por haberse casado; muchas veces obligada, otras convencida por los padres, la mayoría sin ser conscientes de lo que significa; consiente los abusos producidos por su nuevo esposo. Las relaciones sexuales se realizan de manera forzada, con el consecuente daño, no sólo físico, sino psicológico de la menor. Nejoud al Ahdal , divorciada, en su relato jura que no se volverá a casar. Podemos imaginar las dificultades afectivas y los traumas que acarreará.
Dicen, los defensores del matrimonio intantil, que es una forma de evitar que te secuestren y además asegura que no vulneres el honor de tu familia por mantener relaciones sexuales románticas en la adolescencia antes del matrimonio. Ya que las casan antes de que el instinto sexual llegue a florecer, tanto es así, que las niñas no han desarrollado en muchos de los casos.

 

Así, para que el honor de tu familia esté intacto y evitar el ostracismo social, lo más sensato es venderte siendo pequeña y que en tu noche de bodas, y de ahí en adelante, te violen, humillen y maltraten hasta que te conviertas en una esposa obediente que hagas todo lo que quiera tu marido. Al cual, antes de ese día, ni siquiera conocías, lejos de tu familia, lejos de todo lo conocido. Con la impotencia de no tener salida ni nadie que te comprenda.
Los padres, lejos de ver esto como una aberración, en la mayoría de casos, lo contempla como una oportunidad de sus hijas de salir de la pobreza, evitar ser secuestradas y violadas, como una mercadería que les aportará beneficios y reducirá los costes de la manutención de su hija.
Estos casos son más frecuentes en las zonas rurales y se acentúan con la pobreza. El marido de Nejoud no era rico, era también pobre. Por lo que no es una práctica única de ricos que compran niñas y las dan mejor vida a ellas y a sus hijos. En este caso y muchos otros, los padres desean dejar de hacerse cargo de la niña.
Esas niñas, obligadas a vivir en la fustración y el miedo en condiciones deplorables, al no encontrar salida llegan suicidarse. Nada al Ahdal, la niña que salió en los medios denunciando a sus padres por querer casarla con 11 años (aunque ellos lo desmienten), en sus declaraciones relataba cómo su tía se había prendido fuego con 14 años con un bidón de gasolina después de haber sido casada a la fuerza. También cuenta como muchas se fugan y que probablemente mueran por el camino. Otras, como Rawan, mueren debido a las heridas del abuso o en partos prematuros.

 http://www.morguefile.com/

Otras, muy pocas, después de descubrir lo que significa realmente ser niña-novia, deciden emprender métodos legales para conseguir el divorcio, el cual sólo se considera legítimo una vez que se devuelve la dote al marido. Dicha dote se da a los padres y son ellas las que deben devolverlo.
En estos casos, si consiguen el divorcio, lo normal es que las manden nuevamente con sus familiares, los cuales la vendieron. Y hay varias noticias que muestran que tras un feliz divorcio luego sobrevienen más penurias. Aunque señalan que las mujeres que tienen puestos relevantes en la sociedad son normalmente solteras o divorciadas.
Según el artículo de lainformacion. com en 2009 La Asociación de Mujeres Yemeníes lanzó un proyecto para concienciar a la población de las complicaciones y la carga psicológica del embarazo y el matrimonio adolescente. Los residentes afirmaron desconocer las consecuencias de la niña-novia pero las mujeres no podían evitar que casaran a sus hijas. Eso es decisión unilateral del marido, solicitaron que hablaran con los maridos. Y cuando hablaron con los maridos algunos se sintieron consternados y prometieron no casar a sus hijas tan jóvenes, pero otros se mostraron escépticos.
Así mismo cuenta también el caso de Zainab, una niña novia que dio a luz con 15 años, cuya madre no quería que la vendiera y no pudo hacer nada para evitarlo, y su ira y su rabia la pagó con su bebé y que 13 años después decidió mudarse a la ciudad para no tener que vender a sus hijas y poder darles la educación y la niñez que ella no tuvo.

Este artículo me interesa especialmente por la ruptura de una situación que se perpetuaba en el tiempo. La lucha contra la norma. La concienciación. El lugar que ocupa no quedarse de brazos cruzados ante un hecho que sucede. Cuando el artículo se lo enseñé a algunas personas, alguna de las cosas que me dijeron fue: “Bueno, es su tradición, eso es así allí” Con la resignación de que las cosas son y no están. Están así ahora mismo, pero puede estar (“ser” para algunos) de otra manera.

                           http://www.morguefile.com/
Normalmente esta resignación va de madres a hijas, de unos a otros. Todos están en la misma situación y “no se puede cambiar”. Por eso no cambia. Pero en el momento que alguien arroja un poco de luz sobre el asunto, se plantea que eso no debe estar así, algo que muchos albergaban en su fuero interno, pero que no se atrevían a debatir y al verlo, sentirlo, oirlo en otras personas se hace real y posible. Evidentemente esto no cambia de un día para otro de forma general, pero las pequeñas conquistas hacen que se camine adelante, igual que las derrotas te llevan hacia atrás.
 Señalo, como curiosidad, que expone que los hombres se sienten fustrados normalmente con su primera esposa y son más felices con su sengunda esposa.
Por lo que las expectativas de la sociedad y lo que consideran “normal” es lo que empuja a todos a seguir
con estas prácticas. Hombres que consideran que un matrimonio infantil es más puro por no haber tenido experiencias previas.
 A todas luces, es más que improbable que de ahí surja un matrimonio feliz.  Al estar permitida la poligamia, existe la posibilidad de remendar este error y buscar una pareja más afín. ¿Pero qué pasa con la primera mujer? No es difícil imaginar que una persona a la que has criado como una propiedad y vejado desde la infancia ocupe un lugar secundario y servicial. Aunque son sólo suposiciones, igual que tampoco creo que la nueva esposa consiga la panacea y consiga las libertades que una sociedad machista no le ha concedido.
En el relato de Nejoud, la niña que decidió divorciarse denunciando a su padre y a su marido, me sorprende que una de las personas que le alienta a solicitar el divorcio de su marido es la segunda mujer de su padre. Su madre, al contrario, fue la que la alentó pensando que sería una posibilidad para ella.
Evidentemente en todas la sociedades hay hombres y mujeres excepcionales y también personas horribles en los dos géneros. En este caso, lo que quiero poner de manifiesto, no es si tal o cual persona era buena o mala por hacer lo que hicieron sino, la presión social por la que se veían empujados a hacer lo que se considera “normal”. En el caso de Nejoud relata como su suegra alentaba a su hijo para que la maltratara para que aprendiera a obedecer, por ejemplo.

 

A su vez, quiero poner de manifiesto la importancia de visibilizar las realidades que son injustas y tratar de cambiarlas. En la medida posible de cada uno, claro.
Tawakul Karman es conocida por haber conseguido el nobel de la paz por su labor como activista en post de los derechos de las mujeres.,está casada, lo que significa que no sólo las mujeres solteras y divorciadas son las que pueden hacer cosas por cambiar las cosas. Aunque en todas las sociedades, las personas que pueden o suelen comprometerse muy activamente con una causa y transcienden, es porque vienen de alta cuna, como es el caso. Aunque esto no te ofrece una inmunidad total, pues a medida que empiezas a ser molesto, sobras. Tal es el caso de Tawakul que ha sido sutilmente amenazada de muerte, aparte de maltratada y secuestrada.
Cuando estás a punto de ser vendida con 8 años en la más pura pobreza y la alternativa es que te secuestren y te violen o te metan en la prostitución poco puedes hacer por los derechos de nadie ni siquiera por los tuyos propios. Lamentablemente, lo más mediático que pueden ejercer estas niñas son ser la mirada de todos los paises, como ha sido en esta vez el caso de Rawan, la niña por la que he empezado a escribir este post.  O la valiente Nada al Ahdal, a la que me refería antes.

 

                            http://www.morguefile.com/

 

En todo caso, seas una persona con grandes influencias con las que poder mover más hilos y mejores resultados, como el caso de Tawakul Karman, o seas una persona con poca influencia y un movimiento limitado, como segunda esposa del padre de Nejoud ,   todos tenemos la resposabilidad de poner el granito de arena en dónde sea necesario para mover el mundo hacia un sitio mejor. Y cuanto más poder, o más repercusión social, más responsabilidad. Y no hablo de caridad.
  http://www.morguefile.com/
Estoy harta de ver a señoras adineradas que se declaran compasivas dando limosnas y promoviendo el negocio turbio del contrabando de niños con diferentes paises sintiéndose bondadosas y progres. En realidad lo que hace falta es minimizar las desigualdades sociales. La pobreza, es uno de los orígenes de que se lleguen a dar tantas aberraciones. Está claro que la “norma”, las costumbres de cada lugar, influyen. Pero la necesidad hace que se llegue al límite: hacer cosas por las que otros, con dinero, pagarían (aunque haya un debate ético de por medio). Así existe la prostitución, por ejemplo, el contrabando de personas y en el caso que estamos hablando, vender a tu hija cuando aún es una niña a un hombre que no va a tratarla como lo que es, no va a respertarla y amarla, ni esperar a que esté preparada para tener relaciones sexuales. Es muy fuerte. No sé si os habéis planteado lo que es una niña de esa edad. Pero aunque fuera una niña de 18 años, venderla y violarla sigue siendo un atentado contra los derechos de las mujeres.
Esto sucedió en Yemen, un país con uno de los mayores índice de pobreza de Oriente medio con una fuerte tradición islámica en el que recientemente, tras la Revolución yemení,  han conseguido un cambio de gobierno con el que la población aspira a un cambio en la calidad de vida, especialmente las mujeres, para ellas y para sus hijos.
Pero a mi parecer me da igual la procedencia de las muchachas. Imagina a las personas que tú quieres, que conozcas, indiferentemente de dónde nacieron, de su tradición, de origen humilde o no, todos somos humanos y nadie, NADIE merece este tipo de trato.
En la Revolución yemení, los manifestantes pedían una serie de reformas, en las que se incluían medidas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.  La prohibición del matrimonio infantil contituye en esta lucha  un objetivo fundamental porque es una de las principales causas de discriminación y abuso contra las niñas y las mujeres. Pero el gobierno alega motivos religiosos y entorpece el camino a la abolición de matrimonio infantil.
Por suerte, siempre que leo estos artículos veo luz en líneas oscuras, esas personas que a una y a otra le han ayudado, les han prestado ayuda. No todas tienen la misma suerte, no siempre hay luz en el camino. Pero como decía, me gusta pensar en ello, para pensar que todo sigue teniendo sentido.

 

                                         http://www.morguefile.com/

 

Me he dado cuenta que la gente cuando está feliz (feliz de verdad, no en apariencia) le gusta compartirlo y tiene comportamientos considerados “solidarios” de forma espontánea . De la misma forma, la gente que está mal, o que tiene odio en su interior, necesita pagarlo con los demás. Igual, hay demasiado odio por ahí suelto.No hace falta irnos a Yemen, si miramos a nuestro alrededor, podemos comprobar rápido, cómo las personas dejamos de ser personas, y somos un número, una cosa que usar y normalmente, no de la mejor manera. Espero no ser demasiado condescendiente, pero es que llevo varios días trastocada por estas noticias y una impotencia que no me deja tranquila.
Bueno, os deseo buen día a todos ^^
Un beso y a vivir (felices, claro)
 Nébeda

Nota de página: Toda la información está sacada de los artículos abajo referenciados menos las opiniones personales, evidentemente. Es posible que estén erroneos o sesgados, no obstante la idea del post no es informar de lo acontecido sino reflexionar sobre ello.

REF:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • micro abierto en tu ciudad
  • Redes Sociales

  • RSS Artículos de Opinión Recientes:

    • Todos vamos en el mismo tren abril 8, 2018
      Ayer fuí a una charla coloquio en la que Gustavo, un activista mexicano de Chiapas el cual nos estuvo contando cómo les roban los recursos naturales de su país, los abusos que hacen cambiando leyes, expropiaciones de comunidades enteras que las dejan sin territorio ni opciones, genocidios masivos y de activistas significativos, contaminación y aniquilación […]
    • ¿Qué es poesía? abril 8, 2018
      A propósito de la poesía Estar sumergida en las suburbios poéticos me hace tener muy a menudo con demasiada gente conversaciones sobre qué es la poesía qué no lo es. Y es que la RAE ciertamente no ayuda mucho a arrojar luz en los grandes debates que se sustitan en torno de qué es y […]
    • Por qué no me siento feminista marzo 6, 2018
      Cada día, recibo carteles, invitaciones y publicaciones llamádome a la Huelga feminista del día 8 de Marzo. Invitándome a mí, por ser mujer, por ninguna otra característica de mi persona, e intentándome hacer que me identifique con todas las mujeres.  ¡Todas! Es decir, con todas las que al nacer, dicotómicamente, nos han metido en el […]
  • arte no apto
  • Colaboraciones

    Antología poética del Bukowski Club
  • Archivo

  • @lauramequinenza