¿Qué es poesía?

¿Qué es poesía?

A propósito de la poesía

Estar sumergida en las suburbios poéticos me hace tener muy a menudo con demasiada gente conversaciones sobre qué es la poesía qué no lo es. Y es que la RAE ciertamente no ayuda mucho a arrojar luz en los grandes debates que se sustitan en torno de qué es y que no es poesía, teniendo posturas bastantes encontradas al respecto.

Uno de las cuestiones que suele aparecer casi sin excepción es si el autor del poema ha leído libros o no ha leído libros, o mejor dicho cuánto y qué tipos de libros lee. Parece ser que la calidad de poema la suscita los hábitos del autor más que las cualidades intrínsecas del poema. Y digo hábitos, y no intenciones, que personalmente, me parecen mucho más importantes.

Otra cuestión que no suele faltar al hablar de poesía es “lo buena” o “lo mala” que es. No olvidemos que bueno o malo es algo bastante difícil de cuantificar científicamente. Yo que soy de pensamiento lógico y siempre me ha tirado la ciencia, si alguna vez existiera el comité oficial que certificara qué es poesía y qué no lo es con un juicio inapelable espero que tuviera herramientas más precisas que pudieran establecer un benericto claro y replicable por cualquier organismo parecido. Lo bueno o malo que es algo, no se puede medir en el gusto que suscita, ni en la cantidad de gente que le guste, ni siquiera en la cantidad de faltas de ortografía que tenga por ponerme un poquito radical. Tampoco en la cantidad de palabras, lo perfecta o imperfecta que es la rima o lo impronunciable o fácil de recitar que resultara, lo inteligible, la precisión de la metáfora, la universalidad de la encriptación, etc

Casi incuestionablemente deberíamos acudir a expertos en la materia, estudiosos que deberían emitir un benericto. Pero…si tomáramos 100 expertos y los separáramos en salas e incomunicáramos, les diéramos una muestra de 100 ejemplares a cada uno teniendo que explicar los motivos por lo que es o no es considerado poesía ¿podríamos considerar que todos estos estudiosos tendrían el mismo criterio? ¿No lo tendrían?

Otra cuestión que no podemos obviar es la pureza del poema en contraposición a la elaboración cuidada. Mientras unos afirman que el texto ha de fluir normalmente de uno y ser escrito a vuela pluma, según lo que la inspiración te dicte, sin corregir, otros afirman exactamente lo contrario, que ha de ser un texto trabajado, con intencionalidad, buscando las palabras adecuadas. Unos y otros defienden su postura y rechazan la contraria, la una por simple, cual boceto o garabato, la otra por artificiosa y carente de sentimiento. ¿existe sólo una forma correcta de escribir un poema? ¿todos los poetas han de utilizar el mismo método? E incluso ¿el mismo poeta siempre ha de utilizar el mismo método para todos sus poemas?

Esto me recuerda también a la cuestión de los temas de lo que versa el texto para considerarlo poema. No hay consenso en esto tampoco. Desde los que piensan que los poemas han de ser de sentimientos (amor o sobretodo de desamor) hasta los que consideran que los poemas políticos, revolucionarios, con mensaje o adoctrinantes, pasando por todas las causísticas dramáticas y experienciales, sin olvidarnos de las odas estéticas de todo lo que se nos pueda ocurrir, etc.  Hay defensores y opositores del objetivo del poema, del origen del poema, de lo que tiene que tratar el poema. Manifestando de formas más o menos despectivas que “el resto” no son poesía. Otras veces el debate no es tan radical y aunque se sigue despreciando el tipo de temas tratados, al menos no forma parte de la cualidad de ser poesía, solo de ser buena poesía. ¿Los poemas para ser buenos, han de ser de una temática principalmente? ¿Puede haber poemas buenos en todas las temáticas? ¿Existe un número finito de temáticas sobre las que hacer una poesía?

Hace años se oía mucho la cuestión de la métrica y dependiendo con quién hables sigue siendo casi la forma infalible de identificar un poema: Tiene métrica y rima, es un poema. ¿No lo tiene? Ahí ya no es tan claro. Esta cuestión parece bastante superada, está claro que muchos autores reconocidos y no solo actuales, han recurrido a escribir poemas sin métrica estricta ni rima forzada. ¿Pero qué convierte un texto en un poema que no está construído en una estructura fija? ¿Ese “algo” mágico está ineludiblemente pegado como papel mojado a la métrica y la rima? ¿O es posible que un texto escrito con la métrica y la rima perfectas no sea considerado un poema sino un texto fragmentado?

Aquí suele aparecer el tema de la musicalidad, la música interna que tiene el poema, la cual muchas veces está en la cabeza de cada uno y el talento de saber entonarlo. No todos los que escriben disfrutan de compartirlo y expresarlos de forma oral, y quizás esa música interna está o no está. A mi me sorprende gratamente los ritmos que llegan a salir de otras personas y que en el texto plano jamás me había con esa forma de entonar. Otro dilema difícil de solucionar, la musicalidad sin rima y sin métrica ¿qué magnífico jurado lo podría solucionar? ¿Músicos? ¿Rapsodas? ¿Actores?¿El propio poeta?¿Los expertos de antes?

Hace poco en una acalorada discusión acompañada de cerveza apareció el tema del verso, versar, darle la vuelta al significado,sentido que haga transcender, ya sabes, “el arte” de jugar con las palabras. También en cierta ocasión me dijeron, si no hay metáforas, no hay poesía. ¿Es quizás la poesía un juego de metáforas y dobles sentidos? ¿Podríamos consensuar que los textos para considerarlos poesía, si y solo si, han de tener metáforas o dobles sentidos? Personalmente me parece quizás un poco arriesgado, aunque llegados a este punto empezaría el debate qué es doble sentido y qué no lo es, o cuando podemos empezar a hablar de metáfora y cuando no.

Conversando con mi madre de estos temas, me dijo: “tiene que tener alma”. Y aunque todos, probablemente, podríamos estar conformes en que es una buena forma de decidirlo, quizás es pésima a la hora de estandarizar o darle el galardón ganador. Si aún andamos peleando por el alma humana, busca el alma del poema.

Bromas aparte, y sin llegar a radiar lo absurdo del todo vale en el que todo es poesía y por tanto lo que es todo no es nada, porque no hay contraposición o valor que determine. Me hago estas preguntas ¿Puede un niño escribir una poesía? ¿Puede una persona que no sabe escribir ni leer hacer poesía? ¿La primera persona que hizo una poesía, a día de hoy, se consideraría poeta, y a lo que escribía, poesía? ¿qué misterio se oculta tras la palabra poesía? ¿la poesía sólo la pueden identificar los intelectuales?¿se puede consumir por todo el público?¿la poesía ha de ser buena para ser poesía?

Siempre podemos solucionarlo a lo Becquer, poesía eres tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • micro abierto en tu ciudad
  • Redes Sociales

  • RSS Artículos de Opinión Recientes:

    • Todos vamos en el mismo tren abril 8, 2018
      Ayer fuí a una charla coloquio en la que Gustavo, un activista mexicano de Chiapas el cual nos estuvo contando cómo les roban los recursos naturales de su país, los abusos que hacen cambiando leyes, expropiaciones de comunidades enteras que las dejan sin territorio ni opciones, genocidios masivos y de activistas significativos, contaminación y aniquilación […]
    • ¿Qué es poesía? abril 8, 2018
      A propósito de la poesía Estar sumergida en las suburbios poéticos me hace tener muy a menudo con demasiada gente conversaciones sobre qué es la poesía qué no lo es. Y es que la RAE ciertamente no ayuda mucho a arrojar luz en los grandes debates que se sustitan en torno de qué es y […]
    • Por qué no me siento feminista marzo 6, 2018
      Cada día, recibo carteles, invitaciones y publicaciones llamádome a la Huelga feminista del día 8 de Marzo. Invitándome a mí, por ser mujer, por ninguna otra característica de mi persona, e intentándome hacer que me identifique con todas las mujeres.  ¡Todas! Es decir, con todas las que al nacer, dicotómicamente, nos han metido en el […]
  • arte no apto
  • Colaboraciones

    Antología poética del Bukowski Club
  • Archivo

  • @lauramequinenza