Postponer las cosas

En fín, normalmente no me gusta postponer las cosas, sobretodo los planes que me hacen ilusión. De hecho que me cambien una fecha sobretodo próxima de una escapada me repatea…pero tb hay que decir que mi alma de ocupada sin hacer nada concreto hace que restrase cosas que tengo y sé que tengo que hacer para “otro momento” que nunca llega a definirse. Y asi va pasando el tiempo y nunca termino de hacerlo.
Ahora mismo me pasa eso con ir al médico…es que no sé cómo he entrado en el círculo vicioso pero no encuentro un momento para ir y siempre digo, bueno iré mañana, pero mañana resulta que tampoco me vino bien, y asi llevo casi dos semanas que tengo los ojos jodidos que no paran de llorarme, que me escuecen…y aún no tengo ni idea de cuándo iré finalmente al médico, empiezo a pensar que se me caerán antes de la cara.
Hoy al menos fuí a la farmacia, para preguntar por un colirio o algo, pero la farmacéutica me dijo que fuera al médico. Así que mi gozo en un pozo, yo que por fín hacía algo productivo…^^

Desidia

Me invade un profundo sentimiento de desidia que no me deja levantarme a hacer nada productivo. Entonces pienso…productivo? A que llamamos hacer algo productivo? Me dejo llevar por las horas sin comer, sin dormir, sin quedar con nadie, sin limpiar, sin cocinar… sin hacer nada. Las horas pasan y cuanto más se acerca, la hora de hacer algo, menos me apetece.
Me recuerdo a un cuento de Quim Monzó, en el que todo su afán era mirar por la ventana.

El Destino

Si, el destino la suerte…aquellos elementos taaaaaaaaaaaaaan mágicos y estraños. ayer hablando del tema debatíamos si existe o no el destino, porque si realmente existe el destino que hagas lo que hagas tu destino está escrito y te van a ocurrir las mismas cosas…Para qué hacer nada? Ya vendrán a ti las cosas que han de pasarte. Es muy poco constructiva esa idea la verdad…Yo para no quitarle el halo mágico y misterioso que tiene el destino quiero pensar que interactuamos con él, que tenemos una especie de potencial destino y que dependiendo como lo vayamos labrando vamos desarrollando otro. Es así como una serie de opciones de cómo podría ser tu vida dependiendo lo que escojas o arriesgues elegir…Tb está muy presente en mis escritos aparte de la idea de destino lo de los hilos…es como si hubiera una especie de unión mística con algunas personas que hace que vuestras vidas se vayan entrecruzando, asi como con otras aunque sean muy importantes en tu vida, siguiendo esta ideología tal vez en algún momento se han roto esos lazos místicos y no las vuelvas a ver en la vida… a saber. Pero sí, me gusta pensar que la vida es algo más… mágica y no tan terrenal.
Y me gusta la típica frase de ¿Qué nos deparará el Destino?
Como si la vida estuviera potencialmente diseñada para ser interesante, compleja, enrevesada, ¡¡¡¡¡Divertida!!!!!!En fín, hoy no estoy muy inspirada , otro día sigo:P

Por qué hacer todo tan complicado?

Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm no puedo, me agobia cuando se hacen las cosas fáciles tan complicadas…en fín. Qué afán de buscarle 3 pies al gato. Me ralla. Digo yo, no es más fácil no complicarse la vida inventando opciones extrañas, creando falsass expectativas? Piensa en las opciones reales y no desvaríes con tantas movidas.
En fín, hoy ando un tanto quemada, por más que la gente hace movidas que me sientan mal, soy tan gilipollas que sigo creyendo en la gente. En fín, lo de siempre. Es mejor pensar en un mismo, debería aplicarme el cuento y no ser tan considerada, tan paciente… tan gilipollas.
Bueno, que tengáis un buen día lluvioso en los madriles. Muaks

Prototipos

Insisto…me repatea la manía de tener que prototipar todo. La conducta, la forma de ser, de pensar de sentir… lo que está bien o mal. lo correcto y lo incorrecto y por supuesto el fatídico “lo normal”.
En fín, ODIO los prototipos, la ideas prefijadas, las arqueotipoas que nos ponemos a nosotros mismos. El querer pertenecer tanto a una identidad que perdemos la nuestra propia.
El hacernos continuamente daño por habernos dibujado un ideal de pareja, de amigos, de familia. Una forma de amar y de ser amado, de sentir, de actuar…
Podremos algún día realmente dejarnos llevar?????

Vuela mariposa

La tempestad pareciera que fuera a calmarse en cualquier momento, más prosigue su efecto más allá de cualquier lógica. Pero enmudezco ante tal fénomeno. Sé que las palabras no son precisas al contarte el proceso de metamorfosis que estoy sufriendo. La mariposa está aleteando pero aún tiene miedo a volar, la coges en tus manos y la meces para que la confianza haga que sus alas la hagan alzar el vuelo.
La tempestad no se ha calmado, más bien parece que acabara de comenzar.

Y ahora…qué?

Y ahora qué?

Ahora que ya he podido rozar tus labios y que tus manos suaves jugaban con las mias en una noche fría en la que parecía que el tiempo se detenía. Que he podido perderme en el aroma de tu pelo negro que dibujaba nebulosas en mi desconcierto. Que te he oido sonreir al oido con tonterías que ni tu misma entendías.
Ahora qué es lo que va a pasar? Seguirás pensando en mi? Cuando miras la luna preguntándole cosas me buscas a mi?

Tienes razón, las noches hace débiles los corazones, ese corazón que late a 500 km sintiéndote tan cerca y tan lejos. Que en todas las cosas te busca y te reconoce. Todas las historias que empiezo acaban en ti. A mi tb me gustaba el roce de tu piel.

Y ahora qué?
Cuándo nos volveremos a encontrar?

Ir de frente

Por qué en ocasiones es tan difícil decir ciertas cosas? Hay un muro en nosotros que nos impide comunicarnos con los demás. Tenemos reparo en ir de frente. Hoy hablando de decir las cosas de frente la idea que me ha llegado que tememos decir las cosas de frente por miedo al rechazo, a que la otra persona se siente herida… y por este motivo dejamos que nos hiera ella a nosotros. Es una paranoia si lo sientes.

Yo siempre abogo por el principio del egoismo, que a fin de cuentas es lo que realmente funciona. Haz las cosas que te hagan sentir bien a ti mismo y siempre tú por delante de los demás. Todo es más sencillo, todo encaja y no sólo eso, sino que cuanta menos consideración tienes para con los demás, menos se espera de ti. Menos se espera en el sentido de que es más difícil defraudar con nuestros actos. Con ello mejoras las relaciones personales y entras menos en conflicto. Y siempre en caso de conflicto, tomar el camino que mejor te haga sentir a ti, ya sea haciendo algo a los demás si eso te hace sentirte mejor o dejándolo de hacer. ´

En fín, cuan equivocada está la moralidad que tanto nos enseñan. Nos empujan a un conflicto constante con lo que queremos y lo que hacemos.

Inspiración

Es curioso lo de las etapas de la vida…cuando estamos mal parece que va a ser siempre así, es dificil imaginar que eso puede cambiar. Del mismo modo que cuando estás realmente bien te cuesta acordarte lo realmente que lo pasaste ni piensas que puedas volver a estar tan mal…

Ayer hablando del tema, comentábamos lo de componer un poema en un momento dado…y cuando ya no estás en esa etapa es complicado llegar al sentimiento que los inspiró.

Conocerte

Me da miedo conocerte más para que más me pueda atraer la personalidad que veo. No sé qué pasará…no sé lo que te puedo ofrecer. Sé que en principio pensaba que era yo la que buscaba tu atención, noto que cada día eres más importante en mi vida y que buscas llamar la mía.
Miedo a que los acontecimientos vayan más rápido de lo que yo puedo controlar. Porque en sí, me gusta controlar todo lo que sucede en mi vida, lo que anhelo, lo que me hace sentir bien… hacia donde quiero ir. Y sé que ahora mismo me llena pensar en tí. Sonrio al verte, al sentirte cerca, al saber de tí, al mencionarte y hablar de tí. Al pensarte…
Miedo porque desaparezcas de repente de mi vida sin saber cómo reterte. Miedo a que conozcas a alguien que despierte en tu corazón algún sentimiento y te aleje de mi, de nuestro adolescente tontear…
Cuanto más reniego, cuánto menos quiero encapricharme de nadie y volcarme en algo…menos lo consigo. Quise matar el amor. Ahogarlo para que no me volviera a quemar. Cuando creía haberlo conseguido…aparece este nuevo sentimiento que no sé como calmar…cómo apagar…ni siquiera sé si quiero hacerlo. O qué es lo que realmente siento.
Sólo sé que siento miedo.

Ser

Desde hace un tiempo prolongado me veo en una incertidumbre. Es curioso pero se juzga a los demás con los patrones que nos vienen dados de serie. Y uno es igual al resto hasta que no se demuestre lo contrario. La definición, la autodeterminación, la aceptación con una nueva opción, el seguir tu nuevo camino…aún cuando no decides escuchar a los demás, sigue estando prototipado. Hasta ser diferente tiene unas señas de identidad.

No entiendo por qué ante una nueva visión de la realidad nos hemos de acomodar en un concepto prefijado y delimitado, al menos sino en si mismo, sí socialmente. Déjame ser y seré, no hace falta que me comprendas, ni que estés de acuerdo conmigo. Sólo quiero compartir contigo esta para mi nueva senda y no busques un origen, una explicación, un destino. Déjame ser…Qué más da el qué?

Tiempo

Hace tiempo que tengo ganas de hacer un blog con mis desvaríos. O en el que poder poner las cosas que se me pasan por la cabeza…por que sí, o por que no, pero normalmente no disponía de mucho tiempo.

Devido a los azares de la vida que se muestra caprichosa ahora mismo dispongo de un tiempo que cuando no se enturbia con el alcohol puedo dejarme caer por aquí. Por lo que espero actualizar las entradas más a menudo^^

magia

Entes plagios y otros seres mágicos

Sueños…
Y la noche se avalanza una vez sobre mí
sin que yo pueda hacer nada por evitarlo
y cuando las fuerzas me fallan
me saca el alma por la boca y me cierra los ojos

y la lleva a otro mundo
secuestrada vaga por otras realidades
que no acierta a comprender
errando entre seres mágicos
y entes plagios de la realidad

Oda a la existencia

La mañana me persigue por toda la ciudad.
Me devora los segundos en la orodonda plaza de la Soledad.
Agravio la mala costumbre que tiene la gente de criticar.
Inerte me hayo los días ociosos del Viento que me viene a despertar.
NO, no quiero amigos sin corazones que no sepan escuchar.
Venme a buscar en el sueño eterno de mi Ansiedad,
y come la lágrimas secas de mi mal despertar.
Fluye el sentir sin medida y no llegar a amar.
Las caracolas ya no albergan el sonido del mar.
Pasan semanas y años y no sabes donde quieres estar.
Mi mundo es una bella jaula de la que quiero escapar.
Árboles sin raices no pueden muy lejos llegar.
Afables los ojos de mi anatema se apiadan de mi andar:
Más dulce muere el dormido, que el que la muerte sale a buscar.
Más fácil con anestesia es en esta vida durar.
Me anestesio con placebos de Amor y de Amistad.
Solo espero que estos placebos tengan algo de Verdad…

Lóbrega agonía del que no quiere ver

Siempre detrás de las fábulas,
de los cuentos que nos contaron.
Audaz la verdad se esconde por las esquinas,
intentando replegar las alas que tanto nos hacen volar.

No sigas buscando el motivo
de las heridas que no se llegaron a formar.
Es inútil seguir naufragando
si no va nadie abordo ya.

No me busques. No digas que me quieres.
Si tú y yo sabemos que no es verdad.
No inventes. No abuses de mi confianza.
Si no sirve remar cuando al río dejamos secar…

No quiero extinguir el sueño dorado
al oeste sino encuentro el colorado.
Y seguirás pensando que arruyo los goznes de la frialdaz,
que mis sentimientos no son como los demás…

Y… puede que sea verdad.
O puede que no sirva de nada esperar
que un fuego que no exista me pueda quemar…
No me busques más. No me busques más.

Las aceras dejaron de pronunciar tu nombre,
ya no me apetece seguirte sin norte.
Sé que se acabará el verano como cada año
y el mundo seguirá dando vueltas pero yo, ya no te extraño.

Deseado letargo

Los ojos de la ingravidez me sumen
en un sueño profundo
del que no logro despertar.
Los sentidos van desapareciendo
lentamente de mi propia consciencia y
van formando parte de un recuerdo
impreciso, vago… lejanoCreo desaparecer yo también
al mismo tiempo que mi entorno
y la sola idea me da placer,
el placer que me conforta
una paz infinita…

Entonces deseo no volver a despertar.
Quedarme en este estado
vegetativo e inerte…
con una profunda sensación de paz.

Sin Aire

Sin aire…
El tiempo se consume…
No veo, No Siento…
Me falta el aliento.Veo pasar la multitud como si se tratase de una segunda realidad.

No estoy
No quiero estar
Me conformo con desaparecer
O mejor…No haber existido

Los días pasan ávidos en la necesidad de consumirse en su propia existencia
y pasar a formar parte de un inherente pasado

Y yo sin aire!

Desperdiciando el potencial humano

Fluye el sensato desdén de los ignorantes
que no saben apreciar el sentido exacto
del verdadero significado de la Libertad.Insignificante es el álito que a pesar de las dificultades
sobrevive al tránsito inmune del desasosiego
que confluye sin sentido en esta Sociedad,
luchando por existir en su continuo agonizar
queriendo demostrar que aun tiene sentido tener un Ideal.

Aún así, el embriagador perfume de la indiferencia y la desidia
adulan y provocan a la gran extensa mayoría armonizando la
existencia con placebos nímios o fantasías funesta

El camino

Camina sin descansar. Haz tuyo el camino. ¡Elígelo!¡Disfrútalo!

A lo largo de la Vida estarás recorriendo el camino de la Existencia, a través de él conectarás con el caminar de otros transeúntes que caminarán contigo durante un periodo del mismo, otros simplemente se cruzarán. Desarrollarás lazos que te unirán a algunos de esos caminantes que por dispar que sea su rumbo respecto del tuyo, no se cortarán.

Es importante que valores esos lazos porque no siempre podrás atarlos con todas las personas, digamos que solo algunas despiertan algo en tu interior, y ese sentimiento no se elige: Existe o no existe. Y de igual forma que no puedes elegir sentirlo no puedes obligar a que los demás lo desarrollen.

De aquellas personas de las que podemos presumir que hemos formado algo especial, que nuestras vidas se han interrelacionado hemos de ser consecuentes y pensar que tal especialidad ha de ser natural, espontánea, de manera que sus actos vayan guiados por la total libertad y no por estereotipos sociales.

Largo litigio

Me acuno en mi regazo albergando encontrar un ápice de sosiego. La impaciencia me perturba, ávida, me inquieta , que la Soledad de mi Alma alberga, desaparezca.
Imagino retazos de mi vida pasada. Los recuerdos hacen humedecer mis ojos y me hacen darme cuenta cuan sola me encuentro.

Es posible que sean las mismas lágrimas las que llamen a la Tristeza y en un circular vicioso no sepa combatir contra mi misma y que me deje arrastrar por mis precarios sentimientos.

Oda del bien y el mal

 
 Es el alma el que corrompe al ser humano,
le lleva al bien o al mal segun proceda
¿Y qué es el bien si le privas de la moral?
¿Del opio innecesario de nuestra existencia?

El mal te puede llevar a lo más alto,
solo es una forma de supervivencia.
¿Quién inventó ese Dios que nadie ha visto?
¿Quién nos sumió en esta vida de mierda? 

Poesias para el recuerdo

Poesías recuperadas de cuando era adolescente:

Mis ojos temblorosos
Miran un futuro incierto
Entre penumbras y sombras
Intento andar con acierto.

Mis dudas en la cabeza
Me juegan malas pasadas
Me vuelvo un ser ansioso
Desconfiado y lleno de rabia.

Mi falsan lágrimas brotan
No mojan, hieren el alma,
Mi corazón ofendido
me hace perder la calma.


En la austera penumbra
En el apartado rincón
Allí donde todo se nubla
Donde no existe razón.

Enclaustrada en mi misma
Con el mas profundo dolor
Acaece una sonrisa
En mi faz como una flor

¿Qué es esto que me sucede?
¿Qué es esto que me pasó?
Tristeza que en mi transciende
Desaparece aquel frío rencor

Albores de gozo infinito
Qué extraña gala me da
Enfría mi piel como un rito
Aquel que abandonado no me ha.


Bajo una neblina de espeso olvido,
queda aquel viejo amor
y con lo con él vivido.
Dando paso a la pasión
que despierta un nuevo Amor.

Al bajar la mirada
Dos lágrimas cayeron
Deslizándose por mi mejilla
Atravesándome el alma.

Fingí no haber llorado,
Fingí haberte olvidado,
Fingí no haberte añorado
Mas fue inútil, te extraño.


En mis sueños
volvías a mis brazos
y entre hermosas palabras
nos amábamos.

Fue una tontería
Todo aquello que hablamos
Pues yo te sigo recordando
Y tú no me has olvidado.


Aunque me esfuerzo, no te entiendo
Eres un enigma, eres para mí un misterio.
Alzo la vista y cuando te veo, me miras
Pero al dirigirte palabra, reproche envías


Yo no podía concebir
lo que en mí nuevo sucedía
pues sentimientos nuevos
en mi corazón aparecían.

Acostumbrada a tu compañía
Apenas me daba cuenta
me encariñé de ti,
de tu mirada risueña.

Asustada de tu ausencia
oculté lo que por ti sentía
y me da miedo que
averigües mi querencia.

Con temor de lo incierto
de no saber lo que por mí sientes…
me conformo con mirarte
por miedo a perderte.
La soledad es tan amarga
Que no me deja mas que pensar

en ti quisiera no estar tan sola
y al fín poderme decidir

¿Por qué quiero estar contigo
y sin embargo me aparto de ti?
¿Por qué cuándo hablo contigo
no digo lo que quiero decir?

Es tan compleja esta distancia
estando tan lejos, estando tú aquí.


Mientras callada te observo
Intento adivinar lo que piensas
Si sientes lo mismo que yo siento
o si ni siquiera te molestas.

Entre dudas en mi cabeza
Trato de hallar una respuesta
o te revelo mis sentimiento
o los guardo con llave secreta

¿Qué es lo que pasaría?
¿Qué sucedería?
Me vuelvo loca pensando,
mientras tú ríes y yo te observo.


En tus ojos nublados
turbada el alma dormita
crueles tiran al frente
y con arduo fuego me miran.

Ansío liberarme de ellos
mas no libro del duro castigo
un yugo me ata al destino
de verlos con brío hastío.


La mirada tenue de tus ojos
se detiene en mi figura,
me asola el pensamiento
tu desdeño con ternura.

Qué contiene tus pupilas
a mi lánguida sonrisa
compadeces mi conversa
con tu silenciosa crítica

¿A propósito me ignoras?
¿O es esmerado descuido?
Hablas, ríes y me indigna
que no estés cuando estás conmigo.


Mis años de ilusión e ignorancia
añorolos con paciencia,
nostanlgia de un tiempo remoto
dónde aun era primavera
y los manantiales del alma
esbozaban pureza.


El silencio que busco en mi interior
no apacigua mi impaciencia
la mirada perdida
el corazón ansioso y la cabeza loca.

Manantial sin agua es mi vida
Camino en la controversia
En el enigma de mis sentimientos
En el capricho de mi destino.

En los anhelos de mi alma
la sonrisa apagada me sustenta
Qué me empuja y qué amenaza
eso acrecienta mi duda

Quiero encontrar la salida
el modo de ser feliz
de no estar siempre buscando
de todo el por qué.


Al acariciar la aurora
con delicada escarcha
el horizonte próximo
miraré el reloj
y sonreiré al espejo
diré adiós y me iré
como con el sol,
desaparece el rocío.

Recordará el espejo
mi sonrisa
y no mis lágrimas,
que caeran en el suelo
al tiempo que, como tú,
marchen sin despedir
las trémulas gotas
que despuntan el alba.


Cuando la brisa atraviese la noche
como pájaro espino
expiraré con una amarga sonrisa
y en mi cruz tu reproche
llevaré con orgullo tallado en pino.

Bajará temerosa la luna
aguardando guiar mis pasos
hacia un ulterior destino
donde la espesa bruma me ayude
de tus besos no hacer caso
y feliz siga mi sino.


Y visitaré el infierno
si fuese preciso
para encontrar una
de tus furtivas miradas
candente y atrevida
inocente y provocativa.

Buscaré en las tinieblas
esos ojos mentirosos
que guían mi existencia
y alimentan mis sueños
alegrándome el alma.

Atravesaré mil mares
anhelando encontrar
el desvelo de tus palabras
que acicalen mis gestos
y acentúen nuestro momento.


Y se anidó mi corazón en tu pelo
y se envolvió de tu aroma en su seno.
Conoció el placer de ser amado
en esencia y en deseo,
con locura ydevoción.

Inundó mi ser de ti y
me prendó con tu sentir.
Acaricié tu pecho,
y mi cuerpo me rogó
que volviese a buscarte
para formar nuevamente
un solo ser contigo.

 

Espejo de Amatista

Parte I: Despertar

Las ideas son como mariposas que revolotean por el aire. Es difícil creer que no cambian, y nos empecinamos en creer que en efecto es así, sin embargo, al echar la mirada atrás, el abismo entre lo que somos y lo que éramos se cierne sobre nosotros.
El paso del tiempo deja una huella en el ser humano imborrable, casi sin darnos cuenta, vemos como el principio y el final están unidos por un hilo delgado y quebradizo. A menudo nos sorprendemos a nosotros mismos mirándonos al espejo sin reconocer lo que los años han hecho de nosotros. Porque en el fondo seguimos pensando que somos aquellos chiquillos que un día fuimos.
Sí, aquellas ilusiones, aquellos sueños… y de repente, un día, te levantas y te das cuenta de que lo que has hecho con tu vida en absoluto es lo que habías soñado.
Y a la vez, te ves envuelto en multitud de excusas para explicar tu vida, el por qué de tus elecciones. Pero decides que puedes engañar a todo el mundo, a quien quieras, pero que ya es hora de dejar de engañarte a ti mismo y asumir la realidad.
¿Que cómo abres los ojos? No sabría decirte, pueden ser pequeñas cosas, que poco a poco se van sumando, añadiendo matices que hacen que lentamente se vaya quitando ese velo que te has empeñado en llevar puesto para no ver tu vida…Para no asumirla.

Así me pasó a mí, creía que lo más acertado había sido irme a vivir con Marc. Llevábamos unos cinco años juntos en aquel pequeño estudio que yo llamaba hogar y que él, muy sutilmente, como solo él sabía ser, lo llamaba cuchitril.
Era un espacio diáfano donde el sofá-cama y la compartían apenas 20 metros cuadrados .Y sólo podías vislumbrar un halo de intimidad en aquellos momentos en lo que acudías al cuarto de baño.
Pero, a mis veintiséis años, yo no cabía de gozo, era tan feliz… y no me hacía falta nada más que aquel hombre que yo había elegido como compañero para el resto de tu vida.
Y de repente, una mañana, la del 23 de Agosto, desperté como si todos estos años, cinco, casi seis, hubiera estado sumida en un profundo sueño, letargando. Y no fue como otras veces que me hacía la remolona y me costaba abrir los ojos. No. Esta vez me desperté muy descansada. En un acto me quedé sentada en nuestra cama. La misma cama en la que habíamos dormido estos cinco años atrás.
Con los ojos bien abiertos miré cuánto había a mi alrededor, lo vi claro, y sin más miramiento, desperté a Marc, quien aprovechaba plácidamente de los 15 minutos que aún le quedaban antes de que sonara el despertador:

– Marc, cariño, Maaarc, despieeerta…

Marc, aun sin abandonar las sábanas, abrió medio ojo y miró el despertador e inmediatamente, lo volvió a cerrar para responderme un vago:

– Qué …?
– Marc, escúchame, he decidido que voy a volver a la universidad. Total, solo me queda un año de carrera…
– Vale Nuria, lo que tu quieras.

Y sin más, se volvió a dormir hasta que el despertador sin clemencia indicó que ya eran las 8:00 de la mañana y que era hora de levantarse.
Como todas las mañanas, corrí a coger las tostadas y untarlas con mantequilla y mermelada. La que más me gustaba a mí era la de melocotón y a él la de grosella. Así que compartíamos una pequeña mesa plegable con un desayuno que más tenía de ritual que de ceremonial. Sonreía mientras preparaba el café y veía como Marc se apartaba las greñas de la cara al buscar entre los muebles la corbata que la noche anterior no reparamos en colocar.

Me parecía tan sensual verle llegar del trabajo diciéndome lo cansado que estaba y cogerle de la corbata y llevarle hasta el sofá-cama aun sin abrir. El sofá… y mientras dulcemente con sus ojos verdes me decía lo pícara que yo era, sus labios esbozaban:

– Nuri, estoy muy cansado…

Pero no se resistía, me seguía el juego, mientras yo perdía su corbata en la penumbra, él seguía sonriendo. Creo que fue esa sonrisa la que me enamoró perdidamente. Le quería tanto…
Y cuando conseguía, tras la corbata, arrebatarle la camisa, sus manos adquirían vida, me despojaba de cuando llevara y en un arduo abrazo manteníamos una lucha en el sofá. Yo encima, él debajo, yo debajo, él encima… Adoraba introducir los dedos en su sedoso pelo. Su pelo… cuánto me había costado convencerle de que se lo dejara largo, como a mi me gusta. Me ponía mil excusas, que si el trabajo, que si la imagen … y cuánto chantaje me hizo con él. Pero al final cedía. Y yo disfrutaba, regocijándome entre aquellos reflejos dorados…Me volvía loca.
Después me besaba intensamente, como queriendo retener el momento. Podía notar los latidos acelerados de su corazón bajo la respiración. Yo me arropaba con la funda del sofá mientras él me acariciaba los muslos y me preguntaba jovialmente que qué había de cenar…

Cuando llegó a la mesa sin peinar y la camisa sin abrochar todavía le continué insistiendo con el tema:
– Pues eso Marc, que he decidido que al final voy a terminar mis estudios.
– ¿Qué? – Me miró sin levantar la cabeza, con una mezcla de incredulidad y sorpresa – ¿De que demonios me estás hablando?
– Te lo he dicho antes…
– ¿Qué? ¿Antes? ¿Mientras dormía? Anda Nuria que a veces tienes unas cosas…

La sonrisa que albergaba mientras preparaba el café recreándome en la noche anterior desapareció en un instante. Había decidido que quería retomar mis estudios en el mismo punto donde los había dejado. Total…¿cuántos años habían pasado…? ¿Uno?¿dos quizás?¿tal vez tres? Daba igual cuántos fueran en realidad, lo había decidido y nada, ni nadie, me iba a hacer cambiar de idea.

No quiero Amanecer

Doce semanas, un día, dos horas, 25 minutos, 12, 13, 14, 15 segundos… Todo! Ya hace varios días que no rezo… no vale la pena…

Hace calor, mucho calor, sin embargo mi cama es fría, áspera, no me gusta, de vez en cuando veo una mariposa por el cristal, me dan envidia: son tan puras, tan inocentes, tan… libres… A veces imagino que asciendo al cielo, con una sensación de paz absoluta, sin miedo, sin temor, sin pensar…¡PENSAR! Es lo único que hago, no puedo hacer más, mi cabeza me da vueltas, discurre, transcurre, pero cuando se cansa, se queja por haber pensado.

¡Qué idiota soy! Hablo conmigo misma, creo haber descubierto otra yo en mi interior, ¡MEJOR! Así no estaré sola, sola, sola…me asusta estar sola. A pesar de que veo a Mónica, todos los días, me cuenta cosas alegres, la veo reír, a veces a carcajadas, a veces forzada, pero luego se va, se va… se va sin más, y yo me vuelvo a quedar aquí, conmigo misma…SOLA.

En el fondo ella no está tan feliz, pero lo hace para que yo sonría…recuerdo cuando la conocí, qué chica más antipática me pareció…Sólo sabía decir lo maravillosa que ella era. Y destacaba considerablemente los defectos de los demás. En el fondo la admiraba…Esa fortaleza, esa decisión, esa voluntad… aun conservo la imagen de su mano en mi hombro aquel día en el que me había metido en este lío… Como siempre, sólo he sabido meterme en líos.

¡Noooooo!, ¿Qué pasa? ¡Otra vez! Ese sonido no me gusta, ojalá mi pensar fuera en silencio. No aguanto ese ruido…¡CALLA! ¡DÉJAME EN PAZ! Cada día me visita, no sé lo que es, pero me molesta, me incordia. ¡VALE YA!

¿Eh? Parece que de momento se ha ido. ¡Ay! Ojalá pudiera volver atrás en el tiempo y cambiar todo lo que he hecho . O mejor no haber hecho nada ¡QUÉ ERROR! Nunca me perdonaré haber destrozado así mi vida, soy un desastre, no valgo para nada. Me siento tan… tan maaaal. Siento como todo el mundo me observa, comenta, critíca…sí, me critican, me miran como a un bicho raro y se lamentan, lamenta que sea yo, lamentan verme en esta situación, se lamentan de conocerme: Me sienten lástima. Me sienten lástima y me repudían a la vez.