maldito dolor de cabeza

Y un maldito dolor de cabeza se apodera de mí desde el miércoles. Es intermitente, a momentos se atenúa y parece que va a remitir para luego volver con más intensidad. No consigo concentrarme lo suficiente en nada.

Y qué pasa con los dolores de cabeza, que son como un misterio. Con razón reniego de la psicología que me quieren vender como ciencia, porque se escapa por todos los lados cuando la quieres poner límites, es como un torrente de agua que quieres transportar en las manos.

Así pasa con la explicación de mi maldito dolor de cabeza… en realidad no se sabe ni por qué si ni por qué no. Lo llamamos migrañas porque no se nos ocurre nada mejor, pero no sabemos como tratarlo ni como remitirlo. Da igual las pruebas que me hagan que sigue ahí, y tan pronto aparece o como de repente se va.

Sé que hay cosas que lo incrementan, y trato de evitar esas situaciones, pero me siento super impotente en el sentido que no sé donde viene, ni por qué.

Hoy seguiremos aguantando el incipiente dolor que a medida que se alarga el día se incrementa más y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: