Sobre mí

LAURA MEQUINENZA es mi alter ego artístico principal. Aunque también utilizo mis ortónimos Atthis Bond y La coleccinista.

Soy madrileña afincada en Dénia, Alicante. Poeta, autora del poemario La coleccionista de azules (Ed. Canalla Ediciones, 2019) y como fotógrafa, autora de las colecciones Swopno (2012-2014) compuesta por las series El círculo, Calles y Solipsis; Intimus (2014-2017) compuesta por las series Lejos de Dios, Like a Doll, La profeta y To open sea, beyond reach. por último Sin Oxígeno, a la que pertenece la serie Máscaras que estoy propocionando actualmente.

Llevo más de 10 años creando, colaborando y organizando eventos  y ciclos poéticos, de los que cabe destacar los ciclos Fuera de Contexto (Madrid, 2010), El espíritu de la Escalera (Madrid, 2011), Cómeme la prosa (Valencia, 2015), Micro Abierto Arte no Apto (Dénia, desde el 2016).

También, al otro lado de la cámara, he tenido el orgullo de participar en proyectos audiovisuales o fotográficos con estupendos artistas como por ejemplo la aparición en el videoclip realizado por Carolina Villafruela:  Je serais Là para el autor Alexandro Lacaze  o en la revista Impure de la autora Anna María Staiano.

Activismo

Soy una soñadora. Y mi objetivo es seguir siéndolo. Entre mis sueños, destaco mis deslices filantrópicos en los que me gusta trabajar en actividades y proyectos que promuevan la normalización de lo que hasta ahora ha podido convertirse en tabú, divergente, excluído, raro. Creo que en la libertad, en la igualdad, en la diversidad y esto me ha llevado a conocer gente muy interesante con la que he podido compartir intereses y proyectos.

Quizás por su carácter tabú y transgresor o simplemente por tener un interés profundo en ella, la sexualidad me parece un tema fascinante. Y ha estado muy presente en mi última etapa. He colaborado y organizado talleres, charlas u otro tipo de actividades junto colectivos, asociaciones, negocios o activistas con intereses en la diversidad sexual y la sexualidad alternativa o marginal. También me he prestado a propuestas queer. Desde que empecé, he tenido la suerte de observar cómo se ha avanzado mucho en aspectos de diversidad sexual y de aceptación de la propia sexualidad como algo natural y no con sentimiento de culpa. Aunque hoy por hoy sigue siendo un tema muy controvertido y queda mucho por normalizar así que seguramente seguiremos dando mucha lata.

Dentro de las diversidades y las desigualdades que me interesan, he tenido mucho interés por dos de ellas: la primera, me agobia la discriminación social sistemática a las personas que superan cierta edad. La exclusión de este sector de la población, que además es el más numeroso en nuestro país.  La segunda, tratar de hacer visible la marginación y la desacreditación social de las que son víctimas las personas con menos recursos, es decir denunciar la aporafobia.

De forma transversal, todo el tiempo que llevo en activo he podido descubrir lamentablemente el poco valor que se da a los artistas. Por suerte, también he tenido el placer de conocer grandes personajes que están trabajando muy duramente para romper la oligarquía  y dar visibilidad y valor a este sector. Y por supuesto normalizar las profesiones artísticas y reclamar derechos para nuestro colectivo.

Mis metas

Mi meta, a nivel artístico, es poder crear un proyecto lo suficiente sólido que por un lado me permita seguir utilizando mi voz de forma autónoma y decir lo que quiero decir y de la forma que lo quiera decir, y por otro que su explotación me permita poder hacerlo cada vez más grande y llevarlo al mayor número posible de sitios.

También seguir experimentando las formas de expresión y comunicación que se han abierto ante nosotros que muchas veces por comodidad o prejuicio no les damos cabida.

Y por último, seguir buscando formas de poder colaborando de otras formas, en otros sitios, con otras palabras en las causas en las que creo. Porque mil caminos en la misma dirección abren más puertas que si todos hacemos exactamente lo mismo.