Mirando al año nuevo

Mañana se acaba el año, otro año más,

como diría un amigo mío, tranquila Laura, que luego viene otro, así que sin año no nos vamos a quedar.

Siempre digo que para mi el año comienza dos veces, una en septiembre y otra en enero. Son como dos oportunidades de motivarte para empezar de nuevo. Para los que nos hemos pasado media vida estudiando el año nos empieza más en septiembre, y según se va acabando el verano tienes que decidir si estudiar o no estudiar, cómo enfocar tu rutina para cundir y ser productivo,

productivo… qué palabra más extraña, productivo para mi?, para otro?

y diciembre es la segunda oportunidad para tomar decisiones, sobretodo cuando no estás estudiando,

o cuando por lo que sea has dejado de hacerlo.

Haces balance, propósitos de año nuevo,

ya sabéis: mañana todos dejáis de fumar y os apuntáis al gimnasio

laura mequinenza micro abierto denia

y yo…y yo sigo queriendo cada vez con más fuerza avanzar en mis proyectos. Unos más grandes, otros más pequeños. Este va a ser el segundo año con el Micro abierto en denia, que siempre que empieza a hacer frío temo que desaparezca del todo, que deje de venir nadie, pero ahí estáis, los que veniís cada semana, aveces más, aveces menos, pero seguimos, me propuse que lo haríamos todas las semanas y está siendo una gran maratón, todos los martes, con viento, con marea, y en cierta medida estoy algo triste, porque el 26 pensé que nadie vendría, y presuponiendo que el 25 dejaría a todos hechos polvo acordamos que nadie vendría, pero el 26 me llamó Nuredín, y sé ve que si, que fue gente, no llegaron a saber que no hacíamos micro. No me gusta faltar al micro y saberlo me refuerza la idea de continuar yendo todos los martes, aunque parezca un día malo, seguir estando ahí martes tras martes. Cuando hablamos de hacerlo o no hacerlo el día 2, pensaba que sería un día para no hacerlo, y groso error, Pablo y Aarón me dijeron que querían venir el 2 de enero, ellos que no suelen venir. Ya ves, nunca se sabe, los días raros, quizás vienen los que no suelen poder venir, nunca se sabe. Así que contenta de que sigamos adelante, contenta de darle vida al proyecto y ahora…mirando con incertidumbre qué pasará en el Soho, un lugar nuevo,

¿conseguiré que se enteren todos del cambio de lugar?

Y el 2018 he decidido que es el año en el que ya toca hacerle sacar la cabeza a Denia Erotic Art, mi proyecto de fotografía erótica que aún está tímido y tomando fuerza, y creo que 2018 va a ser su año, porque además quiero darle cobertura a la colección Sin Oxígeno y algún proyecto más de fotografía erótica que tengo en mente.

Debido a varios encargos que me andan haciendo en los últimos días también estoy replanteándome buscar un lugar nuevo, más grande, que me permita más posibilidades y flexibilidad para poder diversificarme mejor en diferentes campos  y profundizar más tanto en proyectos personales como profesionales. Expos,

me he prometido a mi misma como regalo de reyes que el 2018 es año de expos,

este año, mientras montábamos la expo en el Volander me venía a la cabeza la frase “la primera vez”, de hecho tengo pendiente escribir sobre ello, de la cantidad de primeras veces que hay en la vida y la de ellas que aún nos quedan, la primera vez que expones, la primera vez que imprimes una foto que vas a exponer, la primera vez que haces una sesión, la primera vez que te pagan por una sesión, etc y basicamente creo que entre las primeras veces y la repetición de las cosas que te hacen feliz son dos variables imprescindibles en la ecuación de mi motivación que no quiero dejar de tener en este año que entra.

de otras primeras veces también estaría bien llenar el año, ejem, ejem, pero eso es otra historia

intimus laura mequinenza fotografia

¿Qué me deparará el 2018? Tengo en mi habitación una pizarra de éstas magnéticas donde voy apuntando todas las tareas y proyectos que quiero hacer y las tareas pendientes que tengo. Espero que en mi 2018 no pare de escribir y borrar cosas de mi pizarra… detesto hacer listas de propósitos que aparecen por sorpresa con los años y descubrir que siguen pendientes. Por eso, seguir, continuar, despacito pero con buena letra

¿Y lo de adelgazar? Eso mejor lo dejamos para el año que viene 🙂

¡Que este año nos comemos el 2018!

 

 

micro abierto en denia jam poesia open mic eventos

Micro Abierto en Denia – Todos los martes en Denia

¿Y ahora, de poesía, en qué estás metida? Pues como sabréis la mayoría, aprovechando que vivo en Dénia, desde Arte no Apto montamos un micro abierto en Dénia todos los martes en el que se abre a las 20:00 para que os apuntéis y cojáis sitios y empezamos a las 20:30 en invierno y a partir de junio abrimos el micro a las 21:00 y empezamos a las 21:30.

Y en agosto cerramos por vacaciones, pero volvemos en septiembre.

Para revivir un poco el espíritu de las jams de poesía o eventos de micro abierto de las ciudades que tanto me gustan. Y claro, es una escusa como cualquier otra para juntarnos los de siempre y echar unos poemitas y conocer gente con intereses parecidos.

Sin poesía me muero. Y no querréis que muera tan joven, no vaya a ser que me vayan a hacer un mito y no he hecho aún nada memorable para serlo, aún me queda mucha guerra por dar.

Así que queridos. Los martes me podéis ver seguro en el Hotel Chamarel (en la C/Cavallers nº 13 Dénia. Paralela a Loreto por si nunca has ido todavía, que ya te vale)

 

Os dejo algunas galerías de nuestros eventos:

 

M.A. Arte no Apto – Segundo Aniversario

M.A. Arte no Apto – Última Jam del 2017

M.A. Arte no Apto – Primer aniversario

M.A. Arte no Apto – Primera jam

Radio tertulia

Tertuliando con Okoriades

El pasado 30 de Noviembre volví a dejarme caer por el Volander para participar en las Tertulias del Volander, con Juan Okoriades. Como siempre que subo a Valencia por esas horas intempestivas de la tarde nos pilló un atasco para entrar a Valencia en coche, lo bueno, es que cada vez nos conocemos mejor el camino de ida al bar de Julia y cada vez damos menos vueltas para encontrarlo jejeje, ahora para aparcar ya es otra cosa.

Así que llegamos empezado el evento, que es un programa de radio en directo en el Volander abierto al público. Había avisado y me dejaron para el final. Con música tétrica angélical, si es que eso está tipificado en algún sitio.Le había pasado un curriculum a lo super divine a Juan pero al final acabamos hablando de lo oscuras que son mis creaciones y me vino a la cabeza lo que decía Alizia de que mis fotogracías parecían gente triste o moribunda, con esa querencia que tengo yo por la decadencia. Para terminar tenía en la cabeza varios textos para recitar, pero al final decidí sacar Me ponen las mentes que tanto le gusta a Abi, aunque no caí en la melodía que me acompañaba que me sacó de mi ortónimo y me trasladó a esa decadencia intimista que tanto me identifica. Una curiosa forma de transformación… pasar las letras a la voz siempre me ha parecido un proceso místico, una suerte de alquimia perecedera que evoca efímeramente un momento que se consiguió capturar de forma permanente.

tertulias volander
Participando el 30 de noviembre del 2017 en Tertulias El Volander

Disfruto mucho de ir a la radio y de conocer gente nueva. De entre las actuacionoes me reí mucho con la canción de Zona de amigos  de la gentecilla de Devòlver. No sé si por las cervecillas que llevaba encima o qué, pero el caso es que llevo toda la semana ue no me la puedo sacar de la cabeza. Me llamó la atención que durante la entrevista, y menos en la canción, en ningún momento se utilizaba el anglicismo “friendzone”, ejercicio interesante que deberíamos poner de moda, hablar en nuestro idioma.

Nos fuimos pero Intimus sigue en el Volander hasta el día 13, que iremos a recogerlas y que Julia me ha dicho que hay un evento de poesía que seguro me gustará, así que por allí andaremos de nuevo.

De siempre improvisar nunca ha sido mi fuerte y creo que hablo muy poco en voz alta o por escrito de mis procesos creativos, de lo que me lleva a crear mis series y mis colecciones, he pensado retomarlo, lo de escribir sobre mis locuras,  como la temporada que empecé Intimus y participaba en Teleidoscope. Luego disfruto cuando lo veo cuando ha pasado el tiempo.

Ando barajando la idea de embargarme en un proyecto motivador. Siempre he querido hacer un 365, así que es una de las opciones, y este año que no estoy estudiando puede ser una buena ocasión para intentarlo. Remirando el proyecto de Teleidoscope, que siempre dan ganas de retomarlo, creo que buscaré algún grupo en la que estén preparandose para afrontar un 365 para el año que viene, a ver si me animo.

¿Cual será el siguiente lugar donde aterrizarán mis fotos? De momento ando trabajando en mi próxima serie Sin oxígeno y espero tenerlas listas para exponerlas en 2018, más antes de que después. Os iré informando.

Nos vemos en los bares, amores (y más que ahora que pela de frío)

 

 

intimus laura mequinenza fotografia

Exponiendo en Valencia

Desde el día 11 de Noviembre hasta el día 13 de Diciembre estaré exponiendo mi colección Intimus en el mítico bar Volander, en Valencia. Hacía tiempo que quería llevar Intimus a Valencia, y Julia me ha dado esa oportunidad.

  • Podéis ir a visitarla de miercoles a sábado. Ya que domingo a martes cierran por descanso.

cartel

Ayer inauguramos la exposición, y aunque fuimos poquitos, me lo pasé muy bien.El día 30 volveré por allí que me ha invitado a participar en la radio tertulia de Radio Bost, para hablar un poco de la exposición, y me ha dicho que puede venir público así que haremos un segundo pase 🙂

Mis fotitos están viajando y les estamos dando un buen tute de exposiciones. Pero aunque quiero seguir llevando Intimus a muchos lugares, ya ando trabajando en mi próximo proyecto. Así que espero poder sacarlo de paseo también pronto.

 

 

Save

Sin instrucciones

Alguien verá la luz y lo tomarán por loco/a

…………………………………………………….

Nadie es profeta en su tierra

 

Textos de la Profeta V

Qué hacer cuando los nudos se han deshecho

y jamás te enseñaron a rehacerlos

caída la venda

no hay forma de sujetarla

sin que la vida se cuele en ella

 

 

 

Agnosticismo

Texto de la profeta IV

Hubo un día

en el que los campos se volvieron violetas

el cielo lloraba porque tenía que matar a las bestias

el olor espeso y enviciado de las ciudades

ahora llenas de insectos

las flores empujaban hacia arriba

pero nadie las dejaba crecer

los cascarones se negaban a abrir

por miedo a ser engullidos

el rocío teñía todo de magenta

el barro cada vez más alto

el sol de contrabando

cadenas friccionando

óxido y mordazas paralizando la humanidad

en el suelo,

ojos y corazones abandonados.

 

Recuerdo estar allí

y no recordar cómo había llegado

mis manos, sujetaban sin embargo

inexplicablemente

una venda.

Lejos de Dios

Es maravilloso cuando conoces gente que te dan ganas de llevar a cabo proyectos. Considero que tengo suerte cuando tengo este tipo de experiencias y estoy muy contenta porque ultimamente no paro de conocer personas que me están ayudando mucho y que me hacen emprender proyectos con más ganas.
Ayer pasamos todo el día para realizar una de las sesiones de la serie Lejos de Dios, esta vez les tocó a mi cristo particular y su correspondiente María Magdalena. Las fotos de la serie lejos de Dios tienen el nexo de usar personajes bíblicos para retratar estados de aquellos que se atreven a romper las normas marcadas. A modo de resumen de la serie tengo este literal: ” Allá donde se extienda la mano del que domina y oprime, siempre habrá rebeldes que se subleven en la búsqueda de Utopía. El locus amoenus que ningun Dios, aún, nos ha ofrecido.”
En la primera sesión quise retratar un ángel negro, la oveja negra que no comulga con el orden establecido pero que se encuentra en ese estado en el que empieza a replantearse todas sus creencias para darse cuenta que no cree en ellas, pero aún asi le cuesta desprenderse de ellas. La eterna metáfora del ángel que se corta las alas y renuncia a su pasado, no sin gran sufrimiento y confusión. Es el rebelde, que consigue salirse del orden establecido y huye del opresor, que en este caso es Dios, que representa el estado que nos govierna.
En la segunda sesión, que es la que hice ayer, como ya adelantaba, son Jesucristo y Maria Magdalena mis protagonistas, en esta ocasión mi punto de interés versa en el conflicto interno de sertirse culpable por algo que en teoría está mal, las cosas prohibidas, aquello que deseamos pero que representan el lado prohibido. Maria Magdalena es la tentación, el pecado, lo prohibido, Jesús es el personaje que tras su acto de rebeldía se siente culpable.
Lo cierto es que quedamos bastante pronto pero se nos echó el tiempo encima. Sólo en colocar todo el escenario y tal, más de media mañana. Y eso que eran cuatro cosas. Para la próxima sesión hemos hablado de prepararlo unos días antes para que cuando lleguemos sea ponernos directamente a hacer fotos.
Que entre colocar las cosas, la charreta de ponerse al día, comer, en fin, se va el tiempo volando.
Por otro lado, ha muerto mi tablet 🙁 asi que la mayoría de cosas que tenía de ideas que quería probar no las he podido llevar. Asi que como deberes me he propuesto escribir más en papel, aunque el soporte grafico tb está bien.
Por otro lado, mi asignatura pendiente con creces es mandar con más arrojo, que siempre me vengo abajo y no me impongo con la determinación que debiera. Debería hacer trabajo personal acuciante en este aspecto. Por el bien de todos, y creo que las sesiones irían más rodadas.
A la hora de hacer fotos, creo que, en caso de que la escenografía sea pobre únicamente debería hacer planos cortos y lanzarme a hacer planos más generales cuando haya algo reseñable que enseñar. Lo cierto es que en este sentido la idea la tenía bastante en la cabeza, lo que a la hora de cerrar el encuadre y meter a dos personas se me hacía más difícil. Sobretodo porque quería meter demasiados elementos en muy poco espacio.
Lo cierto es que me hubiera gustado centrarme más en la sesión, pero la verdad es que esta semana estaba bastante de bajón por mis problemas en clase y no conseguí centrarme lo que hubiera debido. Aún asi, me gusta tirar mucho de encuadres extraños, quiero seguir experimentando con ellos. Estoy muy contenta con las fotos que hicimos, y me ha entrado gusanillo de seguir haciendo más cosillas.

 

Tengo otro personaje desde hace tiempo en mente, a ver si algun día tengo la ocasión y puedo hacer esa sesión. Aunque ayer, según hacíamos esta sesión surgió la posibilidad de llevar a cabo otro proyecto que tengo en mente desde hace muchos años. Cosa que me pone muy contenta.
 Sobre las fotillos de Teleidoscope las quiero ir retomando, pero es que ciertamente no me encontraba con tiempo o fuerzas o ambas para hacerlas, asi que cuando respire un poco quiero ir retomando hacer o las nuevas o alguna vieja, ya veremos, segun vaya viendo. Pero quiero volver. Pero no sé cuando.
Hace una semanitas estuve en Madrid y aprovechamos la ocasión para hacer con Carolina Villafruela y Aroma una sesión. Me gusta trastear con estas señoritas, esta vez me personifiqué en la Santa Muerte Mexicana.
Como siempre que hacemos alguna de las nuestras Carol y yo disfruto mucho en las sesiones. Es un poco duro pero lo que digo siempre, me sirve como entrenamiento para cuando luego hago yo las fotos. Es cierto, que aveces cuando nos obcecamos en una fotografía,es probablem que tener a una persona en una posición forzada le vaya cansando aumentando las posibilidades de que ya si que no salga. Por eso es mejor descansar y ya luego si eso volver más tarde.

Ando muy liada con los exámenes pero espero tener mucho movimiento pronto. Ya os iré contando 🙂

Save

Cofrecito Mequiversia

Hace poco leí un poema de una chica que se llama Carla Lorente y me encantó. No pude resistirme y grabé una locución con mi versión del mismo. Lo mismo me pasó con Vicente Magraner. Y ayer me volvió a pasar con unos poemas de Óscar Sejas.
He decidido compartir estas pequeñas joyitas que voy encontrando y espero que las disfrutéis tanto como yo, a lo que he decido llamar: Cofrecito Mequiversia.

Cicatrices de Óscar Sejas:

cicatrices 1 y 2

cicatrices 3 y 4

Evae de Vicente Magraner:


evae

Te diría de Carla Lorente:

 
te diria

Motivación

 Por fin he conseguido terminar el segundo trimestre y sigo entera, aunque no lo crea. No sé si es volver a estudiar superando la treintena o lo desubicada que me veo en un entorno tan diferente de mi que me está costando un triunfo llegar a cada fin de semana.
No obstante ahora estoy disfrutando del fin de evaluación y su sabor a libertad y vacaciones. ^^
Con ello espero disfrutar desalir un poco de casa y experiementar un poco más allá de los confines de mi cuarto, que se ha convertido en mi centro de operaciones.
Por un lado ando muy contenta porque a pesar de que estoy experiementando y estoy recibiendo muchas críticas negativas eso no me está derrumbando. Normalmente cuando hacía una foto que no me convencía a mi, cuando no le gustaba al resto me replanteaba muchas veces dejar la fotografía. Probablemente el origen de mis crisis existenciales.
Ahora, cuando me dicen cosas negativas, que me las dicen en mucha mayor proporción y con más dureza, no me siento mal, siento que si a pesar lo que me dicen, me sigue gustando a mi, y pasados los días cada vez me convence más lo que hago, es que estoy cada vez más cerca de encontrarme conmigo misma.
Intimus me está redescubriendo muchas cosas, y me está enfretando a otras. Pero me gusta lo que me hace sentir. Teleidoscope está conviertiéndose en la plataforma de que obligue a sacar ideas de la chistera cada semana. Como he estado de exámenes y entrega de trabajos, apenas le he podido dar mucho tiempo a la parte ejecutiva, pero si al coco. Me queda mucho que mejorar y por liberarme. Ultimamente me dedico mucho a buscar autores que tengan un discurso en su fotografía y/o utilicen el cuerpo como método de expresión y no tanto con una función estética. Quiero nutrirme de influencias que me hagan crecer. Por eso ando idenado meterme en proyectos me motiven este tipo de influencias.
He contactado con una chica de Oliva que ahora vive en Valencia que me gusta bastante el nervio que tiene. También he contactado con gente de más lejos. Pero me apetece empezar a moverme por aquí, más allá de la soledad de mi cuarto.
También fuí a la sesión del circo, en el que hice de modelo, aunque me hubiera encantado llevarme la cámara , sólo me llevé la compacta e hice making hasta que se acabó la batería :C. Pero lo mejor es que conocí un grupo de gente muy nutrido que se prestan para las locuras y me sentí muy agusto. Me trataron muy bien. Pasé más frío que un tonto y me sentí un poco vergonzosa porque hace 10000 años que no hago nada de gimnasia y estoy oxidadísima, asi que al hacer las poses pensaba, esto no debe quedar muy contorsionista. Pero bueno, yo dentro de mis posibilidades me presto para lo que sea. Aquí os dejo unas fotillos.

Aquí os dejo el enlace de las fotos de la sesión. Y la foto en la que aparezco yo. Lo cierto es que es muy diferente el estar a un lado que al otro lado de la cámara. 
Me gusta de vez en cuando posar para que me sirva para cuando tengo que dar directrices a los modelos. Pero lo que más me ha llamado la atención  es el submundo que hay detrás de una sesión(sobretodo cuando no se trata de un bis to bis) y lo diferente que se vive desde el punto de vista del fotógrafo y del modelo. Desde mi punto de vista, es mucho más extresante ser fotógrafo y menos social. Estás como en otro mundo y con mil cosas en la cabeza. El otro día, en esta sesión, podía como el pobre Fornés apenas estuvo un ratito libre para comer, el resto del día se pasó un intensivo fotografiando a todo el mundo sin descanso y con el extres de que se acababa el día y aún faltaban muchas fotos por hacer. Él mismo me confesó que se hubiera tirado todo el día haciendo fotos ya sólo con los 3 payasos. Personalmente, cuando más gente y menos fotografos en proporción, acaba siendo un extress. Creo que o bien se trata como las macrosesiones, que van bastantes fotografos para poder cubir a todo el personal. O prefiero sesiones con menos personas. Eso a nivel fotógrafo. Se disfrutan más. Aunque luego es muy agradecido tener diversidad en las fotos. Una cosa por la otra. Ahora, a nivel modelo, es una especie de fiesta estar tanta gente, cada uno con los disfraces, con el maquillaje y la verdad es otro mundo. Se disfruta de una forma más relajada y social, aunque eso sí, el frío y las agujetas al día siguiente no me las quita nadie 🙂
Espero poder repetir pronto experiencias parecidas, ya os iré contando 🙂


Miedos

Llega un momento en el que debes enfrentarte a tus miedos. Estas semanas están siendo muy intentas a nivel de extres, las clases van a acabar conmigo, y como todo nivel de extress y obligación más ganas tienes de hacer cosas creativas, ya sabéis, la válvula de escape.
Esta semana el tema de Telidoscope ha sido Mounstruo y el tema lleva rondándome desde que Carlos me dijo que esta semana el tema iba a ser de eso. Digamos que la idea la tenía claro pero soy una persona vergonzosa y aún me cuesta mucho vencer esos miedos que aveces tenemos dentro. Por tanto, poco a poco me voy metiendo en el universo que fluye en mi cabeza y que quiere salir.
El tema que quiero reflejar viene de largo y es algo que me toca mucho la moral. Se trata de lo ajeno que nos quieren hacer creer que es el vello corporal. Es algo indeseable, mal visto e incluso asociado con la suciedad. La presión social te invita a depilarte constantemente o bien ocultartar esas zonas que se considera indecoroso tener vello. Y el hacer caso omiso de dicha norma te puede convertir en objeto de burlas y chismorreos.
No sé cuándo la gente empezó a ver algo natural como si fuera antinatural, de tal manera que pareciera que la gente realmente no tuviera vello y quien lo tiene es el raro. Cuando debería ser al revés. He de decir que no estoy en contra de la depilación, creo que igual que un día te cortas el cabello y otras veces te lo dejas largo. O cuando los hombres se dejan barba o deciden afeitarse, aunque en esto también hay protocolos al respecto.
Hace tiempo que ando debatiéndome con mis demonios que me comen cuando ese peso de la sociedad cae sobre mi, sobre los cánones de belleza, sobre lo estereotipado, sobre lo “estético”. Hoy mi mounstruo no es tal, no considero que sea un mounstruo, consideo que te quieren hacer ver que “eso es ser un mounstruo”. Los mounstruos son otros, hay muchos, y hacen daño, de muchas formas, en muchos sentidos. Pero para esos mounstruos ya hago otras fotos. Hoy mi foto va para los no mounstruos, esos que no somos, cuando nos hacen creer que si.
Cuando le he enseñado a Gonzalo la foto me ha dicho: <Es horrible. Con lo buena que estás y sales muy rara> Creo que refleja un poco la idea del mounstruo que quería reflejar, sin caer en el erotismo, ni en la ridiculización he querido hacer algo muy íntimo. Precisamente de eso va la serie Intimus, de ir buscando cada vez más dentro de mi y enfrentarme a ello.
Al principio pensé en hacer un palo más general y la idea era cruzar las piernas  uniendo los tobillos haciendo uso de la imagen de la sirena, por eso tb las sábanas arrugadas. Pero no me convencía el resultado, no conseguía encontrar el encuadre que me mostrar una imagen poco sexualizada y que ofreciera a la vez temor y ternura.
Entonces pensé en hacer un primer plano de los pies, que siempre me han gustado las extremidades en angular y me gusta esa mezcla que dan los pies y el cuerpo de fondo.  Elegí esta precisamente porque me gustaba lo que me transmitían los pies.
Después también estuve locurando fingiendo ser un mounstruo de pies grandes y cabeza y brazos pequeños. Pero ciertamente más por diversión que por otra cosa. Aquí os dejo una de mis locurillas.
Tengo ganas de terminar la temporada de exámenes y relajarme. Pero de momento esta foto se añade a mi colección de fotos en mi habitación en modo express. Lo cierto es que esto me está sirviendo mucho para reconciliarme con mis miedos y mis complejos.
La semana que viene, en principio estará aquí Violeta, asi que imagino que haremos fotillos. Ya escribiré una entrada de nuestras locurillas, porque la idea es hacer algunos proyectillos. Y mañana me junto con gentecilla de por aquí para hacer de contorsionista en una sesión de fotos, puede que me lleve la cámara,e igual cuento tb un poco qué tal fue la experiencia.

Empujones

En ocasiones te encuentras perdido hacia donde quieres ir porque hay demasiadas cosas que tiran de uno. Y muchos límites, claro, pero sobretodo, los internos, que son los más pesados y los que primero debes vencer para avanzar.

En esos momentos es fundamental apoyarte de la gente que cree en ti de una u otra manera. Aveces una conversación te ayuda a ver las cosas con mayor perspectiva.

Este año me lo estoy tomando como un la conciliación de mi yo actual conmigo misma. Es un duro viaje porque a menudo me encuentro perdida y siento que doy palos de ciego. Pero tras organizar mis ideas, cada vez veo más claro hacia donde quiero ir. Y en absoluto estoy cerca, pero al menos me siento que a medida que voy enfrentándome a mis propias limitaciones, cada vez el camino es más claro.

No sólo en la fotografía. En todos los aspectos nos dejamos arrastrar y acabamos en terrenos en los que hacemos aguas. No sé cómo me he alejado tanto de mi forma de pensar y de mi forma de sentir las cosas, y cómo soltarme para dejarme llevar.

Normalmente la corriente te arrastra hacia un lado, y con cuanta más gente tratas y más avanzas, más te lleva la corriente. Sin embargo, tengo la suerte de poder contar con personas (contadas con los dedos de una mano) a las que puedo recurrir cuando empiezas a sentirte demasiado perdido en los lugares que no querías llegar. El resto de la gente, simplement te mira con extrañeza y te sigue apuntando al lado contrario.

Siempre hablo de la teoría del fluir y del dejarse llevar, pero me refiero por uno mismo, no por la corriente de lo que los demás esperan de ti. Ayer me decían <Complacer a los demás.>. No sé exactamente en qué medida, pero sí, al final acabas por complacer al resto. O ni eso, porque en la lucha interna ni te complaces a ti mismo, ni al resto.

Por tanto, en mi continua búsqueda de mi misma, ando encauzada en nuevos proyectos de los que espero daros nuevas noticias pronto. Como avanzadilla os diré que ando con la intención de experiementar con otras personas en las próximas semanas para ver si consigo quitarme los cánones de belleza y estética imperativos que no tienen que ver conmigo.

Interlocutores habituales.
Hoy os dejo con ella. Selina.
Esta foto es antigua, pero hace poco la estuve editando y me gusta lo que me trasmite, es el lazo-puente entre el libro de Rayuela y la realidad.
Aveces nos vamos demasiado lejos de nosotros  mismos a buscarnos 
y luego no sabemos regresar. Siempre tiene que haber personas,
 que hagan de faro para ayudarte a encontrar el camino.

Trabajo, exámenes, evaluación…

Lo cierto es que volver a estudiar te lleva a unas temporadas de mucho tiempo muerto pero ocupado y otras de extres de entregas, además con eso de la tecnología, ahora las entregas se hacer virtuales y ya no es, para el próximo día de clase. Ahora las entregas pueden ser un viernes por la noche o un domingo. En fin, mi finde sucedió así: Entregas el viernes una y el domingo otra.

Aún así tenía ganas de hacer la foto de esta semana: Mascarada.

Tenía pensado acercarme a la playa, ahora que hace bueno, mientras cae el sol al atardecer y ahora aún no han llegado los turistas. Medio enterrar la careta en la playa y ponerme a hacer el loco por la playa. Un poco el concepto de ser uno mismo. Básicamente es un poco el conecpto automático que sale cuando piensas en careta o máscara.

Pero el finde se complicó y me veía sumergida en apuntes y más apuntes. No pacería que nunca fuera a terminar. Así que dije, no voy a bajar a la playa, que me conozco y digo voy un ratito, y se me pasa el tiempo volando. Y mientras seguí haciendo el trabajo y se hacía la hora de entrega, más pensaba en ya lo haré otra semana, cuando llegue semana santa intentaré recuperar las semanas perdidas, pero no me llenaba la idea. Me gusta la idea de participar en Teleidoscope. Mi hermano me comentó también lo mismo, que era mejor hacerla en el mismo día. Cuando ya me había convencido que no la haría, veía cómo el resto subía fotillos y más mono me entraba de hacer yo también una. Así que me dije a mi misma, que si lo terminaba antes de las 22:30 podía improvisar alguna cosa en mi cuarto. Mientras hacía el trabajo, pensaba en que me apetecía hacer la foto pero que no podía por mis obligaciones, entonces lo vi claro. Dije <Esa va a ser mi foto> La máscara como símbolo de los sueños, las ilusiones, las cosas que quieres hacer, y mis apuntes, los que este finde me han retenido, como símbolo de las obligaciones.

Aún me quedan años luz para controlar el autorretrato, veo lo que hace la gente por ahí y flipo. Lo de fijar un encuadre y salir más o menos dentro de él en cuando le metes algo de dinamismo, parece misión imposible, incluso cuando estás estática, aveces te sales por todos lados. Al principio pensé hacer una idea en la que estaba enterrada y asomaba la mano con la careta en plan, socorro, pero no era exactamente lo que andaba buscando. También pensé algo rollo matriz en el que saltaban los folios por todos lados, pero no con tan poco espacio y sin querer que saliera la pared, pues digamos que decidí buscar posiciones más estáticas. Probé con un plano de mi nuca y la mano vencida hacia un lado con la careta. Pero los que me conozcan sabrán de mi paranoias con las fotos y veía cosas raras al ponerme de rodillas, mis pies ahí comidos por un torso gigante, al estilo lo que llaman el hombre gusano. De ahí a que finalmente optara por posiciones, además de estáticas, un poco más conveccionales.

Estudio improvisado en mi cuarto

No obstante fue todo muy rápido: preparar el set, hacer unas cuantas tomas, pasar las fotos al ordenador y la editarla en modo flash para entregarla, aunque tarde, lo más pronto posible. Normalmente yo le dedico mucho más tiempo a todos los procesos, pero está bien hacer también las cosas con menos nivel de rayadura, jajaja, si eso es posible en mi . Lo cierto es que estoy muy contenta de al final haberme animado a hacer la foto, porque eso me da energía para tomar la dura semana con más ganas.

El tiempo : proyectos que van y vienen

Me encanta embaucarme en proyectos porque me hacen sentir viva, pero si hay algo que adoro por encima de todo es la libertad, y no voy a ser yo la que me ponga límites a mi propia libertad. Por tanto me gusta hacer proyectos, aunque cuesten mientras los disfrute. Había pensado en hacer una foto diaria para mi otro perfil sobre cosas de Dénia, pero cada día estaba sufriendo más el proyecto y no lo llegaba a disfrutar, asi que decidí reinventar compromiso para con ese perfil, a un proyecto que se adapte más a mi. Al fin al cabo, mis proyectos tienen ese fin, hacerme bien.

Para este perfil, el personal, ando con el proyecto de Teleidoscope. La semana del en cielo al final no hice la foto porque no pude encontrar hueco para hacerla, pensé a última hora editar alguna de las que había hecho el día anterior con los niños para adaptarla al tema, una de las fotos de Mateo en el columpio con nubes tal vez, aunque no me entusiasmaba la idea,pero entonces se me estropeó el ordenador de forma que no pude editar nada. Así que me lo tomé como una señal, soy una persona con fuerte vinculación al exoterismo,y esta vez pensé que no “debía” hacer la foto por hacer. Por tanto, la dejé marchar.

Con la semana del tiempo, tampoco iba muy bien de “tiempo”, valga de redundancia, y andaba apurada con exámenes, entregas y la sesión que hicimos de los niños con motivo de la primavera para la revista. Pensé que aunque me pesara, esta semana tampoco haría la foto, la idea que había pensado es una foto a contraluz, con el cuerpo desnudo los brazos en alto, uno recto encima de la cabeza y el otro, también extirado, moviéndolo hasta formar un ángulo recto con el otro, simulando las agujas del reloj. Pero no, lo dejaré en mi almacen de ideas por hacer.

Una amiga del gremio de la poesía, unos días atrás, me había pedido que le escribiera unas palabras para la promoción de su próximo poemario, y al escribir, ultimamente apenas escribo por falta del mismo tiempo, me entró añoranza de mis días en Madrid, de los miércoles en el Bukowski. Así que recuperé uno de mis textos inspirados en este exilio en el que me veo obligada a permanecer. Y todo el revoltijo me hizo recuperar las ganas de retomar la elaboración  de mi poemario. Tal vez sea yo la próxima que pida palabras a amigos para el mío^^. En fin, con esta idea en la cabeza revoloteando y un día gris atenazando por mi ventana, apareció, la foto. Sin más dilación, dijo “Hazme”. Siento un placer inmenso cuanto esto sucede. Cuando se fusiona mi día, con mi mente con el momento. Y sí, en este caso sentí que la señal era volver a embaucarme en el proyecto, no  ir dejándolo porque me hace bien, me hace sentir bien.

Bien, pues esta entrada quería dedicarla a eso, a proyectos que van, que vienen. Yo siempre digo que soy de la teoría del fluir, de movernos en la dirección de las cosas que nos van haciendo bien ,sin forzar, sin obsesionarte(porque dejarán de hacerte bien) y alejarte de las cosas que te hacen mal. ya sé que de la teoría a la práctica hay un mundo, pero me gusta que aparezcan pequeños momentos que me hagan rodar hacia adelante.

Smelly cat

Hoy quería escribir una entrada dedicada a Mayo, al que cariñosamente llamo Smelly cat. Me recuerda a eso que dicen en juego de tronos de “Siento debilidad por los tullidos, los bastardos y las cosas rotas”. Mayo es un gatito que bien podría protagonizar una película de miedo y que, sin embargo, es un pedazo de pan, más parece un perrito que un gato. Y te sigue a todas partes y si bien te agachas enseguida se te sube encima. Es un gatito que se hace querer.

Parece un personaje salido de la ficción, me recuerda a esas películas rollo Frankestein en las que de primeras la apariencia física asusta a quienes lo conocen pero que luego les gana con su forma de ser. Hace poco vi un video que llamaban algo asi como la mujer más fea del mundo, para darle más sensacionalismo al tema, en el que justamente tiene un poco ese rollo, de que una mujer que tiene todo el rechazo de la sociedad se vale de esa arma para usarla como estandarte. Debe ser muy duro hacerse tan fuerte, pero cuando observas esa fortaleza, se pone la piel de gallina.

Bien, hoy quería presentaros a Mayo:

Justo, cuando estás harto de todo lo malo que nos rodea, te escapas un día al campo a hacer unas fotillos con los niños, y vuelves renovada, agotada, pero renovada.  Adoro la vitalidad y naturalidad de los críos.  Cómo te redescubren las cosas una y otra vez, cuando creo que voy a dejar descansar la cámara un rato, me sorprenden con nuevos estímulos. Nunca paran ^^.

Pues bien, este finde nos fuimos a hacer fotillos al campo para dar la bienvenida a la primavera, ahora que empieza a florecer, mira que me gusta hacer fotos al aire libre. Me sienta bien salir con la cámara y hacer fotillos. Siempre ando dándole vueltas a lo que debo o no debo hacer y cada vez estoy más convencida de que lo que realmente disfruto es haciendo fotos por el puro placer de hacer fotos.

Hoy he visto una foto de una niña que me ha llamado la atención, como siempre hago en estos casos, cuando me llama la atención, me he metido en el perfil del fotógrafo y veo más fotografías del mismo. Y según veía las fotografías, que dan la sensación de ser de una madre encontrado en su hija una fuente inagotable de inspiración( la verdad es que la chiquilla tiene una sonrisa adorable) me llamó la atención que en una de ellas parecía que a la niña no tenía una manita.Según he seguido viendo fotos, efectivamente es así. Os dejo un enlace por si os apetece ver las fotos de esta autora: Holly Spring.

Desde hace tiempo que me viene comiendo la cabeza que encuentro fascinación por aquellas realidades que la sociedad se encarga de taparnos. Como si tuvieramos que huir de toda referencia no estereotipada como normal. Me encanta encontrar autores que me remuevan por dentro y me creen más inquietudes de las que ya tengo. Sé que moriré buscándome, pero adoro esa sensación de ir acercándome poco a poco.

Pronto colgaré por algun lado las fotos de la sesión que hicimos, pero hasta encontes os dejo con algunas instantáneas tiernas de este fin de semana en las que aparece nuestro pequeño compañero. 

¿Quienes son los locos y quién los cuerdos?

Hay  una frase que me encanta y que si no la hubiera escrito otra persona hubiera querido haberla inventado yo. Son de esas frases que siento tan mías que tengo la sensación que de alguna forma me pertenece: “No es síntoma de salud el estar perfectamente adaptado a una sociedad enferma” J. Krishnamurti.  De hecho muchas ideas me dan vueltas alrededor de esta idea, o al revés, muchas ideas me recuerdan a esta frase. El caso es que para esta semana, teníamos el tema de la luz. Durante la semana he estado madurando la idea para ponerme manos a la obra.

Bien, con el tema de la luz me ha venido la idea de su antónimo: La oscuridad. Aquello de que existe la luz porque hay oscuridad. Entonces imaginé un personaje, un profeta que ve la luz cuando el resto sólo ve oscuridad. Y este es el motivo que justifica la locura. Siempre me inquieta lo estereotipada que está la normalidad y lo socialmente justificado que está calificar de locura o anomalia todo patrón que no siga la norma.
En este sentido mi personaje es considerado loca porque puede ver la luz ( que es una metáfora de la realidad) mientras que los demás no la ven. Un estilo matrix.

En el estado de locura que andaba metiéndome en el personaje, contruyéndolo. Ideé que este personaje se toma una taza de piedras como alegoría que lo que no te mata te hace más fuerte y a la vez, eso es algo que sólo haría un loco, es decir algo que podría matarte, pero que en realidad le está haciendo más fuerte.

Como veis esta semana mi estado mental está volviendo a la normalidad. La verdad que lo que más me gusta de Teleidoscope es que poco a poco siento que estoy volviendo , a mi normalidad, si se puede llamar asi. Otra cosa que ando luchando es intentando dejar de pensar en el impresión que pueden causar mis fotos en otras personas, por ejemplo, si encajará o no encajará en lo que piensen ellos que es adecuado para el tema. Es algo que cuesta, pero me quiero desvincular de esa necesidad de que la foto se explique a si misma de forma unívoca, como si fuera un texto, porque no lo es, ni lo será. Y ciertamente cuando uno ve una foto monta su propia historia que puede o no coincidir con el original. Por tanto quiero que mis personajes fluyan y que se conviertan o no en lo que son: personajes.

Bien, os dejo aquí con la foto de esta semana:

Soy como un pájaro, vamos, como el ave fénix

La semana pasada no escribí ninguna entrada porque vino Gonzalo a verme, y cuando viene, intento en la medida de lo posible no estar mucho al ordenador. El tema de la semana pasada era pájaros, y mi idea la tenía bastante clara, quería hacer una foto con movimiento, en la que mis brazos dieran la sensación que se convirtieran en alas y por otro lado simulando la forma del pico, utilizando la máscara veneciana. Para hacerla le pedí a Gonzalo que me ayudara. 
Aparte, aprovechando que nos hizo muy buen tiempo, estuve fotografiando gaviotas por el puerto, siguiendo su trayectoria según volaban. 
Finalmente subí una foto de las gaviotas porque iba apurada de tiempo y quería terminar de editarla tranquilamente. Así que aunque mi foto de Teleidoscope es esta, una de las que más me gustó de las que había hecho ese fin de semana.

En realidad siento que ésta se identifica más conmigo. De las diferentes versiones de la misma, me gustó ésta especialmente por cómo se dibujan las manos en la punta. 
La idea me surgió por una canción de Nelly Furtado que se llama I like a Bird, que claramente se relaciona con el tema, la canción, aunque habla del alma y cosas de esas que me pierden un poco, en cierta medida me gusta porque la siento cercana a mi forma de pensar. Da a entender que tiene una forma rara de entender el amor y que no puede asegurar que estará ahí siempre, las famosas promesas del amor. Y pensé, que el amor en cierta medida es una forma de morir y nacer, es como le pasa al Ave Fénix, que muere y resurge de sus propias cenizas para renacer con más fuerza. 

Atardecer vs Amanecer

Para la foto de esta semana el tema propuesto de Teleidoscope era Movimiento. Como siempre barajaba varias ideas en mi cabeza, algunas sobre el baile que me apasiona, y pensé en hacer algo en la playa. También pensé en una escena romántica con unos amigos míos con un movimiendo de zoom que le diera dinamismo. Pero al final me decanté por una idea que llevo tiempo barruntando y que me terminó de decidir una imagen que me gustó de Laura Makabresku.Una autora que me gusta mucho.La idea trata de la venda que llevamos puesta, siempre, todos los días, que no nos deja ver las cosas obvias. Lo cierto es que en mi idea original lo iba a hacer con fondo negro y desnuda. Pero esta semana encontré una foto que hice hace poco en una localización de “pajitas” (como le llamo yo a estos sitios) y me apetecía hacerlo en este lugar. Como soy una cabezota y estoy enamorada de los atardeceres y amaneceres, a pesar de mis anteriores problemáticas. Volvimos a la carga con esta dificultad. 

Yo quería un día con viento y no corría ni una mota de aire, eso sí, el cielo nublado y cargado de agua amenazaba tormenta, asi que nos llovió un poco. Fuimos al atardecer, con el sol poniéndose delante de mi cara y volvimos al día siguiente de madrugada, cuando aún no estaban puestas las calles, y nos salió el sol por detrás mía. Eso sí, si gota de viento pero una humedad que calaba hasta los huesos y un frío que poco más y no lo cuento. 

La localización está en un terraplén hacia abajo, por lo que nos metimos allí todo encharcado y lleno de barro. Y por eso también la humedad se concentra que da gusto. Lo que le viene que ni de perlas a mi pelo que se estufa con mirarlo y no hay forma de domarlo. Aún así, cada vez estoy más contenta con mis avances en la fotografía de autorretrato. Aunque me veo aún a años luz de hacer las cosas qu quiero hacer, pero dicen que caminando se hace camino al andar, ¿no? Pues allá vamos. 

Para hacer el efecto que quería de las pajitas moviéndose probamos a moverlas mientras hacíamos la fotografía. Aunque no me terminó de convencer mucho el resultado, ya que algunas pajitas se movían mucho y otras ni se inmutaban. 

Estas fotos son del atardecer:

 Y estas del amanecer:

Ésta antes de que saliera el sol:)

 Y ésta después, qué diferencia de luz.  Adoro los amaneceres.

Lo cierto es que me gustan muchas de las fotos de los dos días. Lo que, hasta que no llegué a casa, no caí en haber usado el reflector en las fotos de amanecer, porque ciertamente el ambiente nocturno me despistó. Y eso que me lo llevé aposta. Pero los nervios del directo y a quedarme sin luz sin haber realizado fotografías, me pudieron, por lo que se me han quedado un poco oscuras, para mi gusto. No obstante me gustaba ver el contraste de los dos tipos de fotografías y creo que voy a editar varias fotos sin pensar tanto en la temática del movimiento y respetanto más la idea original.





De momento la foto de esta semana es ésta:




Llenemos Dénia de nieve

Bien, pues nuestras amigas de Teleidoscope nos pusieron el reto bien alto en tan solo la segunda semana del proyecto, apuntito estuve de no hacer una foto porque no se me ocurría de que forma representar la nieve. No obstante los retos están para superarlos y puesto que me estoy tomando este proyecto para experimentar y divertirme dije, vamos allá, veremos lo que surge.
En primer lugar pensé en la leyenda japonesa de la mujer de las nieves, para lo cual tenía las opciones de ir con un kimono blanco o desnuda sobre la nieve. Me tentó mucho esta idea, pero la falta de tiempo no me dejaba mucho margen para prepararla y otra cosa, entre las limitaciones que dije el otro día, se me olvidó añadir la falta de vestuario. Asi que es otra idea que dejo en el tintero y que en cualquier momento me gustaría retomar. Sí, creo que este blog se va a convertir en un recordatorio de ideas que tengo pendientes por realizar. 
No obstante, después de una semana haciendo un tiempo espantoso y nublado, lo cual me parecía que podría venir bien para la ambientación, el domingo nos salió un sol precioso  para llevar la contraria. Para mi nueva idea me centré en una imagen sacada del libro “Nieve” de Maxence Fermine. El personaje ama los haikus y la nieve y cree que la nieve es como una pintura que conserva la naturaleza. Por tanto, al estilo Mary Poppins volando con su paraguas, se me ocurrió un personaje que fuera pintando la nieve sobre la naturaleza. Lo cierto es que mi idea era ir con gorro y guantes, pero me daba la sensación de que parecía una mendiga y bueno, aún no tengo claro si me gustaba más con o sin gorro y guantes. No obstante finalmente decidí hacerlo sin ellos. Probamos diferentes encuadres:

Esta vez nuestros conflictos con la cámara han sido menores porque he decidido para poder trabajar mejor el autorretrato utilizar, además de trípode, diafragmas muy cerrados. Ello me ha dado una comodidad muy grande a la hora de trabajar. Además, para estar más tranquila la sesión la hemos hecho por la mañana para no quedarnos sin horas de luz y en una zona predominantemente de sombras. También hemos utilizado flash de mano a modo ventana. Lo cierto es que esta semana estoy más conforme con el resultado de la sesión, aunque aún me queda mucho por andar. Me recuerda a los trabajos a entregar cuando estaba estudiando, solo que sin la presión de que te tiene que poner nota el profesor.

Finalmente me enamoré de la sombra al saltar desde este ángulo(la de abajo) y el bonito contra que la provocaba. Abrí un poco más el encuadre para incruir a mi amigo árbol de la derecha. Es que no lo he dicho pero hay varias cosas que me pierden y una de ellas son los árboles que me parecen de cuento y éste merecía su sitio.
Una de las dificultades que tenía esta foto es que quería que se viera el movimiento en mis piernas al saltar, pero no muy exagerado y que la parte de la cara y del brazo diera sensación de que estaba flotando, no saltando. Por tanto opté por hacer un montaje con dos fotografías, una en la que estuviera estática y otra en movimiento. Acabada la sesión en exteriores, me tocó la segunda parte, la de editar la foto. Para ello hice varias pruebas y las que más me convencieron eran en las que los ajustes los hacía en el camara raw direntamente, pintando de azul claro, desaturando y dándole efecto de claridad. 
Un poco exagerado pero la primera foto de arriba con el efecto vendría a quedar algo así:

Uno de los problemas que me surge siempre al elegir una foto de la que se he hecho varias tomas es que me gustan varias, y cada una, por cosas diferentes.

Bueno, y apurada de tiempo para entregarla, pero contenta por haberlo hecho, he aquí la foto 2/52:

Bien, la semana que viene toca el tema del movimiento, ya ando tramando ideas para la sesión. Mi objetivo es también ponerme un ejercicio para practicar diferentes cosas, veremos que tal sale. Ya os contaré.

Experimentando con el autorretrato

Hoy me había propuesto hacer una nueva sesión del Viaje Comienza de Teleidoscope pero al final no he podido ir. Hoy es de esos día que te levantas con muy buen humor pensando que nadie te lo va estropear y que vas comerte el mundo pero que los demás se empeñan en chafártelo. Pues bien, he decidido que debía tomar energías para retomar ese estado de bajón para experimentar con el retrato. 
He decidido hacer unas fotos para mostrar el estado de sumisión-fustración-ganas de acabar con todo que aveces experimentamos, sobretodo cuando contra lo que luchamos no tenemos opciones. Esa sensación de sumisón que te produce la indefensión aprendida. Es saber que hagas lo que hagas no puedes librarte de un perjuicio.Esta vez he realizado las fotos en la intimidad de mi cuarto en un estado destructivo, pero que poco a poco al ir realizando las fotografías me he ido relajando. Normalmente en este tipo de estados suelo desahogarme escribiendo, pero ha sido bastante liberador hacerlo con las fotografías. 
De paso, según colocaba uno de mis focos he decidido probar el disparador remoto que me venía con los flashes montado en mi yongnuo y ha funcionado. Nunca lo había probado pero hoy me ha dado por ahí, asi que he descubierto que funciona cosa que no sabía.
Y éste es el resultado de la primera foto. Hice varias tomas de este tipo en las que me agarraba el cuello con las dos manos. Hay que decir que en ésta en concreto no se aprecian bien las manos pero es la que más me gusta la mirada.
Lo cierto es que me he sentido muy cómoda sola con la cámara, me parece que es el principio de una bonita amistad. Creo que mis problemas en este campo se debían a que no he intimado primeramente yo con la cámara y sus posibilidades fotografiándome a mi misma y por eso me cuesta planificar los encuadres y las ideas para utilizar el métido el trípode humano. Así que creo que en los próximos días empezaré a darle más vueltas al tema.

Teleidoscope 2014 – Autorretrato

He pensado unirme a la iniciativa de Teleidoscope 2014. Lo cierto es que quería investigar sobre la fotografía de autorretrato y andaba pensando cómo enfocarlo. Justo antes de empezar el año vi que lanzaban el reto de una foto cada semana con tema cerrado y lo más importante que no era obligatorio entregar todas las semanas. Así que he pensado que es una buena forma de entrenamiento. Siempre me han gustado los nuevos proyectos y me gusta colaborar en todo ámbito creativo y eso que apenas tengo tiempo para nada.
Lo cierto es que cuando inicias en un nuevo campo que no conocías te das cuenta lo complicadísimo que es todo y empiezas a ver con otros ojos a la gente que ya lleva camino recorrido en ese campo. Así que me inicio ciegamente en los confines del mundo de la fotografía de autorretrato, asi que he decidido ir incorporando mis andanzas por aquí, sino lo dejo tirado por fustrarme sobremanera.
Tengo dos referentes en este tipo de fotografía: Carolina Villafruela y a Leila Amat (de hecho la idea de abrir un blog en mi página y tal me surgió tras descubrir el blog fotográfico de Leila). Ambas saben sacarle un sentido más allá de lo puramente estético, es una fotografía que habla. Es por ello que llevo tiempo barruntando la idea, para experimentar esa nueva forma de expresar ,  pero lo cierto es que me cuesta definir la idea de una forma tan exacta sin poder estar detrás del objetivo en cada instante. Es una sensación angustiosa que no me deja relajarme en la sesión. De momento mis dos días de aventuras han sido catastróficos porque no consigo relajarme en la toma, ni consigo encontrar la forma de poder planificar el plano y dejarlo para darle sólo al botón sin poder ver exáctamente cómo queda la figura. A esto se le suma, el que haya elegido para mi primera foto momentos de atardecer que la luz cambia a cada momento, sin contar las maravillosas nubes puñeteras.
Bien pues la primera fotografía del proyecto se llama “El viaje comienza”. Para ello pensé en primer lugar en la historia de pulgarcito y su extrategia de ir dejando un rastro para volver. Esta imagen me gusta porque se identifica mucho conmigo porque carezco el sentido de la orientación y me pierdo en todos lados, entonces me gusta la imagen de ir dejando un rastro en mi viaje para luego poder regresar. Me imagino yendo a un lugar que no conozco, lejano, misterioso. Para dejar el rastro pensé en legumbres, supongo que de pulgarcito a garbancito me vino la idea. Así que nos aprovisionamos de garbanzos y judias blancas y pintas. Mi idea era colocar una judía en primer término y que se me viera algo desenfocada en el fondo, pero lo cierto es que no me terminó de convencer la idea, tb probamos a ponerme a mi tb en primer término con las judias pero no era la idea que andaba buscando. Siempre me ha gustado mucho jugar con la profundidad de campo. Lo malo fué que se nos acabó demasiado pronto la luz y apenas nos dio mucho tiempo a probar cosas.

Después de estar un poco desanimada con mi primera intentona, decidí probar otra idea que me se me había ocurrido para la misma temática que está inspirada en la creencia japonesa de que las personas que estamos destinadas a estar juntas estamos unidas por un hilo rojo que por muy lejos que esté no puede romperse. Por lo que me armé de valor para hacer mi segunda sesión. Esta vez nos fuimos mucho más pronto para que no nos pasara lo mismo de la otra vez. Iba con un montón de ideas, de encuandres, pero básicamente se ha pasado el día volando. Una de las tomas quería que fuera con la mano en primer término y el hilo perdiéndose en el horizonte, para ello atamos el hilo a un palo y a modo caña de pescar, pero quedaba demasiado tenso y no llegaba a hacer el efecto de que se perdía en la carretera.

Probamos también a sujetar el extremo de la cuerda, el que no estaba atado en el meñique, con un palo y tenerlo en vilo medio tenso medio caido para que hiciera el efecto de que se perdía en el horizonte, pero no daba demasiado tiro. Eso sí, unas agujetas…de aguantar en vilo el palo para que quedara lo más lejos posible, pero apenas se separaba de mi cuerpo, era una idea pero ciertamente no quedaba ni mucho menos como me hubiera gustado.

Dado a que los encuadres cambiaban mucho dependiendo cómo se colocara la cuerda y era algo muy sutil, intentamos enganchar en las ramas de los árboles, pero no hacían la caida que yo quería, necesitaba sujetarla con la mano. Y cuando creía que ya tenía la foto ideal, las nubes y los coches que no paraban de pasar, no me dejaron hacerla 🙁

Por tanto, antes de que se fuera el sol del todo, decidimos poner una cuerda que atravesara de árbol a árbol rápido antes de que pasara otro coche y atar la cuerda a ella en medio y de ahí a mi mano. De forma que la caida llegara visualmente hasta el final y quedara de forma menos tensa y no asfixiara mi dedo meñique. Mucho más cómodo para controlar la caida de la cuerda y planificar el encuadre. Aunque tuve muchas dificultades para enfocar debido a la pequeña profundidad de campo que estaba utilizando. (Resultado es la foto que finalmente elegí)

Tuve una sensación bastante de desazón, tras haber realizado varias pruebas,  ya que cuando teníamos el encuadre preparado con todos los abalorios teníamos que quitarlo todo para que pasara el coche. Ha sido bastante duro porque hemos estado muchas horas y lo cierto es que no he podido hacer la cantidad de cosas que quería hacer. En último momento he sacado el flash para hacer un par de tomas de posado general cuando ya se había ido la luz para no irme a casa con la sensación de que me faltaba algo. Ahora dudo en si volver a intentarlo mañana o esperar unos días para el siguiente reto y proponerme algo de momento más controlado para ir depurando la técnica y poder ir complicando poco a poco sobre la marcha.

Pero no todo es ha sido malo, el que tenga muchas ideas y tenga ganas de experimentar cosas nuevas, a pesar de no conseguir los resultados esperados, me hacen pensar que ando en buen camino para ir dejando poco a poco atrás la crisis de inspiración que me viene atacando desde hace tiempo. Veremos cómo avanza la cosa.

05/01/2014

Finalmente he decidido partipar con esta foto:
Ya que estaba viendo que se me echaba el tiempo encima y me hacía ilusión, dentro de la medida de lo posible, hacer un esfuerzo e ir participando cuando tenga ocasión. Pero no descarto retomar estas ideas en un futuro.

Save

Save

Nuevo año

Una de las cosas que más me gusta de que midamos el tiempo es cerrar ciclos y comenzar nuevas etapas. Empezar años o terminarlos es una forma de cerrar un ciclo, es como empezar de nuevo, una forma de cargar las pilas. El nuevo año lo percibo de forma muy optimista y tengo la sensación de que va a ser un buen año, por eso tengo ganas de empezar el año con muchas energías para emprender diferentes proyectos, más o menos ambiciosos.
De momento ando con la mirada en diferentes frentes y abierta a más. Adelante.

Motivación

A menudo me debato entre el seguir o dejar de luchar contra el mounstruo gigante que va minando las oportunidades. A medida que las complicaciones me hacen tener menos opciones de poder hacer fotografías ya sea por dinero, por tiempo, por localización o disponibilidad y ahora por un combinado revuleto de todas flaquean mis fuerzas y pienso en abandonar. Aveces pienso que no sirve de nada todo el esfuerzo que le dedico a las cosas que hago, pero luego, en la soledad repiquean mis miedos y saco fuerzas de flaqueza y me embullo en nuevos proyectos para continuar, para seguir adelante.
Ahora, por circunstancias de la vida me encuentro en una situación que me dificulta muchísimo poder desarrollarme. A su vez, la presión por conseguir monetizar los esfuerzos hacen que te vayas perdiendo y acabes totalmente desorientada. Frecuentemente veo que la inspiración se diluye al tratar de compartir una idea con el espectador. Desde hace tiempo, esta presión me crea una crisis existencial y me siento lejos de mi misma como si tratara de encajar en un molde y me quedo a medio camino, ni entro en el molde ni termino de estar fuera.
Así es como cada vez más, siento la necesidad de buscar un sitio para mi. Con este nuevo proyecto quiero empezar un viaje retrospectivo hacia mi misma. No es el mejor momento para hacerlo, porque no dispongo practicamente de recursos para poderme expresar libremente, pero igualmente lo necesito. Creo que hace tiempo que lo necesito y por fin, este año, aprovechando que ando con ganas de que el 2014 se convierta en un buen año, me he decidido.

v 3.1

Ya he pasado la barrera de los 30 años, antes de ayer cumplí 31 años. Y paradógicamente me han sentado mejor que el año pasado y eso que ha sido con creces el peor cumpleaños de la historia, eso si, el que más entradas de fb ha tenido :). Creo que estoy empezando a superar la crisis de los 30, y más ahora que parece que he vuelto a unos extraños 16. Demasiado mayor y pequeña para todo.

Estoy motivada, me he llenado las arcas de proyectos para el verano. El buen tiempo me sienta bien y más si hay perspectiva de ir haciendo cosillas. Sigo en locurolandia, pero eso parece irremediable, aveces pienso que “me volveré loca y diré que el gobierno es mi enemigo(el gobierno es tu enemigo)”*, pero como a todo gran cataclismo te acabas acostumbrando.

Sigo intentando cambiarme a mi misma, el trabajo personal, creo que me moriré y seguiré perfeccionando los matices de mis limitaciones. No obstante, creo que siempre voy por buen camino porque cada día me quiero más y más y me veo una versión madurita mejorada. Se diría que Laura 3.0 pasa a 3.1 con mejoras previstas a lo largo del 2013. ¡Esperando las actualizaciones!

Me voy a dormir

*Aquellos maravillosos 70.

rodar laura mequinenza empujon

Rodar

Sucede, que estoy aquí, como siempre
y algo me pesa, no me deja avanzar,
sé que debo, pero no puedo,
entonces sucede, que noto un empujón
y ruedo, y voy cayendo sin darme cuenta

Y no es, hasta que noto la inercia
que me doy cuenta, que estoy rodando.

¿Qué sería de mí, sin esas personas 
que me empujan y me hacen rodar?

Hasta dónde

Mañana Fuera de Contexto.
Como siempre quiero experimentar cosas nuevas.
Tengo dos experimentos. Uno para cada bloque.
A ver que tal.

Un adelanto para los que no podáis venir, porque tengo muchos vídeos atrasados:

¿Hasta dónde?

¿Cuántas cosas más necesitamos oir para darnos cuenta de lo que pasa? ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? ¿Cuál será el acontecimiento feliz que nos vuelva a unir como hermanos, nos haga despertar de este sueño funesto?

Pregunto al aire y mis preguntan se esfuman entre el silencio. No hay días buenos, no se avecinan mejores. Todos estamos adormecidos y tristemente cada uno para un lado. No hay unión, no hay pensamiento común, no hay siquiera un sentimiento mísero de revolución. Todos convertidos en estatuas de sal que no quieren mirar más allá: por mi casa, por mi coche, por mi asegurada paga.

Y cada día más oprimidos. Y cada día más absurdas leyes. Cada vez más prohibiciones. Cada una de ella convertida en una forma de cobrar impuestos.

Y todos miramos para otro lado. Y ninguno dice nada, y nadie hace nada. Y no hay forma de hacerlo si cada uno mira sólo por si. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? ¿Cuál será el acontecimiento feliz que nos vuelva a unir como hermanos, nos haga despertar de este sueño funesto?

Y una canción redescubrierta que tengo ultimamente muy presente. Espero os guste.

Besos.
Nos vemos mañana!!!!

Save

De días ocupados y esas cosas

Bueno, hace tiempo que no escribo una entrada, paso por el blog, veo las actualizaciones que vais haciendo, comento y eso pero al final nunca abro una entrada. Y como diría Pao, cuando uno tiene que estudiar algo que no le apetece (es decir: FOL) pues hace todo aquello que normalmente no tiene tiempo de hacer. Y así que hoy me he decidido a abrir una entrada para contar un poco de lo que me mantiene ocupada.

Primero las clases, de las cuales al final en la que más interesada estoy es en Imagen Fotográfica. Y ando muy ilusionada con eso de hacer sesiones fotográficas, retocar fotos y tal. De hecho la semana pasada mi madre me regaló una cámara con la cual estoy super contenta 😀

De momento las fotos que tengo colgadas corresponden a dos monográficos. Uno de ellos se llama “La sombra del vampiro” y el otro “Esclavos por la patria”

Y nada, descubrí que la página de flickr está genial para conocer lo que hacen muchos fotógrafos y ando un poco enganchada en eso tb. Nada, he pensado en ir subiendo las fotos  en mi galería de flickr, por si queréis dejar algún comentario o animaros a crear vuestra propia página ( jajaja, siempre parece que cobro comisión porque no paro de hacer publicidad). Y nada, he adoptado este nuevo nombre artístico: Laura Mequinenza 🙂

Por otro lado he estado investigando en cómo hacer alguna página web más sencilla de la que tenía, y he encontrado una página donde se pueden hacer páginas muy chulas sin casi esfuerzo, así que me he mudado de página. Aunque sigo teniendo los mismos problemas que antes, hay en muchos sitios que no me dejan linkear la página. Así que seguiré buscando, es un poco putada porque no paro de mudarme y así en un lío para los sitios donde dejo links. Pero bueno, siempre me quedará myspace ^^ No sé si aparecerá el link de mi nueva página, pero intentaré hacer un enlace aquí. Nueva página

Qué más… ah sí, la asociación, que ando metida en un proyecto de crear una asociación cultural.

Límites

Límites.
Me parece curioso que antes de que empiecen los problemas nos vayamos poniendo límites a nosotros mismos.
Ante un nuevo reto, ante una ilusión, no debes de desmotivarte por las dificultades. No, no soy una ingenua pensando que todo es color de rosa, no soy una ilusa que cree que todo es fácil. Pero si te digo, que es más fácil, cuanto más creas en ello.

Por azares de la vida tengo mis inquietudes desbocadas y me muero por hacer muchas cosas, y digamos, que la razón por la cual no las haga, fuese la que fuese, no quiero que nunca sea, que nunca creí en mí misma y que por ello no lo intenté.

Ánimo a todos los que tenéis ilusiones, porque de vosotros será el reino de los sueños.

adelante reflexiones laura mequinenza

Adelante

Nada, el otro día releyendo me he dado cuenta que escribo principalmente cosas asi en tono melodramático y parece que mi vida fuera una mierda. Por alguna razón no reflejo las cosas buenas o esas parece que al no preocuparme, no escribo sobre ellas. El otro día me día hablando con una amiga debatíamos lo importante del pensamiento positivo, cómo el pararte un momento y empezar a organizar las cosas que quieres hacer y lanzarte a ellas va inexorablemente unido a una mejora en todos los aspectos de tu vida.
Tal vez me he dejado llevar por la marea de las sensaciones y no he tomado un rumbo. Ahora trato de dibujar unas líneas que organicen mi destino. Hayá vamos en busca de un lugar mejor, un lugar en la consciencia, una paz con mi alma al saber que lucho por las cosas que me llaman.
Adelante, siempre adelante. Nunca te arrepientas nunca de lo que hagas. Quién no arriega…no gana.