Delirios con mis musas

En Delirios con mis musas conservo algunos fragmentos de escritos y poesías dirigidos a los que yo llamo mis musas. Personas que han conseguido despertar en mí cierta vulnerabilidad, tambalear mis cimientos o dejarme, simplemente la noche en vela suspirando.

Para mí es un reencuentro con mis recuerdos y mis pasiones. Un oportunidad de reentender mis historias y a mí misma. También recupero esas sensaciones y recuerdos y reescribo estas historias de nuevo de otras formas, con otros matices, desde el cariño y el recuerdo para que no se mueran y sigan formando parte de mí.

 

Últimas entradas relacionadas

Éramos libres

Éramos libres la madeja enredada miles de hilos tus hilos mis hilos éramos libres los nudos estorbaban hacían daño la lana hendiendo en la piel éramos libres tu cuerpo mi cuerpo las ganas el silencio la habitación llena de fibras rojas que se cruzan la fusión temporal la piel compartida la boca llena de otros el vello apuntando a la puerta ritmos asincrónicos insistiendo en las mismas zonas gastadas dedos sembrando en los mismos senderos compartiendo la forma de curvar el tiempo de flexionar la lógica de rasgar las normas Éramos libres no había nudos que nos trajeran de vuelta y ambas nos perdimos enredadas en otros mundos.    

Fantasma

Ahora no estás no estás ni aquí, ni en ningún lugar has decidido desaparecer hacerte transparente para que no te pueda tocar ni buscarte, ni oirte, ni olerte, ni besarte, ni saberte. Transparente, imperceptible, etérea. Tu fantasma se me presenta en las calles para recordarme que no vas a venir que no te espere que no te busque que has desaparecido. Y las horas pasan, tu ausencia no es ausencia es distancia azul distancia hilos que nos alejan que susurran tu oscuridad tu pared esquiva tus dominios de hielo la noche que pretendes reinar lejos sin mí, por miedo por ego por juego ausencia que de ti me aleja maltita fría princesa.  

Danza

Sirena silencioso entremés escúrrete entre mis manos que tus curvas naden entre mis yemas escúrrete mientras forcejeas aleteando tatúame tus escamas tatúame tu ansia por salir airosa de mis trampas sirena aléjate con descaro provócame en tu huída vibra entre mis fauces escúrrete que mi colmillo te abra en canal para que te sirvas, sola, en mi plato abierta, desnuda, húmeda, fría, pececillo suicida escurriéndote siempre de mis labios  

Delirios recurrentes

Recopilaciones de escritos y poesías dedicados  a  algunas de mis musas