horacia en la azotea delirio con mis musas

Horacia en la azotea

Sorbitos de nuestros encuentros

Ella llegó para ser mi cómplice. La gata con la que medirme afectivamente. Compartiendo juegos y pasiones. La orma de mi zapato. llegó para que pudiera reflejarme y redescubrirme.

Lo que fué un desafío se convirtió en amistad. Ahora, ambas reescribimos capítulos sueltos de nuestra historia y fantasías que se desdibujan entre lo que fue y lo que podría haber sido.

Últimas entradas relacionadas

Éramos libres

Éramos libres la madeja enredada miles de hilos tus hilos mis hilos éramos libres los nudos estorbaban hacían daño la lana hendiendo en la piel éramos libres tu cuerpo mi cuerpo las ganas el silencio la habitación llena de fibras rojas que se cruzan la fusión temporal la piel compartida la boca llena de otros … Éramos libres Leer más »

Read More

Fantasma

Ahora no estás no estás ni aquí, ni en ningún lugar has decidido desaparecer hacerte transparente para que no te pueda tocar ni buscarte, ni oirte, ni olerte, ni besarte, ni saberte. Transparente, imperceptible, etérea. Tu fantasma se me presenta en las calles para recordarme que no vas a venir que no te espere que … Fantasma Leer más »

Read More

Danza

Sirena silencioso entremés escúrrete entre mis manos que tus curvas naden entre mis yemas escúrrete mientras forcejeas aleteando tatúame tus escamas tatúame tu ansia por salir airosa de mis trampas sirena aléjate con descaro provócame en tu huída vibra entre mis fauces escúrrete que mi colmillo te abra en canal para que te sirvas, sola, … Danza Leer más »

Read More
pelea de gatas en alicante
A ella, mi particular Horacia