Campo minado

Recorro cada día un campo de minas
para encontrarte aveces al otro lado
cada día mi vuelo es más raso y cansado
¿Qué pasará cuándo me quede sin alas
y tenga que atravesarlo andando?

One thought to “Campo minado”

  1. Más allá de un abrazo
    —————–
    Más allá de la herida del horóscopo despiadado,
    será lo que el destino proponga y que nosotras
    no hayamos sobrevolado.

    Bajo la luz de una farola decaida
    yo busqué más allá de la medianoche tu sombra,
    y soñaba con tu abrazo
    que callara nuestros sueños lastimados.

    De merecerme me merecía hasta el Tártaro,
    y sin embargo,
    mi esperanza de culpable yacía alumbrada
    bajo tu ventana apagada,
    se deshacía en una agonía,
    a veces callada,
    a veces de tonta, confiada,
    a veces desesperada,
    a veces desquebrajada.

    Me diste mil veces la vida
    al acortar distancias entre tu vientre y mi regazo,
    pero me la quitas ahora
    cuando menos quería que hubiera espacio,
    cuando más he necesitado ese invisible de Eros vástago.

    Sin desearte nunca ese infeliz respirar
    traducido a desprecio de Lunas,
    a ese mortal sentir de rechazo,
    que crea
    un nuevo minuto en cada lágrima
    y muere, valiente y cobarde,
    antes de alcanzar el suelo.

    Y nace la calzada y los seres de la madrugada,
    en cada nuevo vistazo,
    y todo deja de existir
    si no aparecen todos los fetiches de tu cuerpo,
    anhelados encantos de los que hemos hablado,
    mi amor de niña sentada todavía espera el abrazo.

    Aseguro que perdí toda la sangre en esta guerra,
    que no tuviste IMpar sobre la acera,
    que tembló mi alma enamorada por tu sonámbulo perdón,
    que temí tus silenciosos ojos que secuestraron el adiós.

    Fue nuestra, la relación
    que mordió los límites más humanos,
    y también los más inhumanos,
    más allá del dolor,
    más allá del amor.

    ———————–
    9 y 10 agosto de 2010 (10:35 – 01:15)
    —————————————



    Sé que no puedo describirte, sin saber
    que no encontraré las palabras más bellas.

    Sé que no puedo amarte, sin saber
    que posiblemente nos consumamos en la guerra.

    Sé que no puedo dejar de volver a ti, sin saber
    que siento que todo tendrá un final feliz.

    Sé que no puedo dejar de pensar que aunque el camino es muy largo, eres todos mis caminos a la vez.

    ———–
    6 agosto 2010
    ————————————–

    (Sin terminar)
    ———-
    Tu mirada de mil finales alternativos
    me desarma, me destruye, me da vida,
    a ellos estás condenado a descubrirlos todos.

    Tus sonrisas de madrugada
    las carga el diablo con mucha picardía,
    comisuras que pronuncian mi nombre
    que feliz rompen cuando hago tonterías,
    y es que hasta cuando no sonríes
    es un tipo de cepo que te llama y te cautiva.

    Tus besos una vez probados estás perdido o perdida,
    das en cada uno el aliento para cada una de mis vidas,
    es por eso que siempre te pido tantos,
    es por eso que hoy te pediré tantos,
    porque necesito que seas mi vida.

    —————-
    9 de agosto de 2010
    ————————————–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *