Dia 1 Parte II

Entonces llego del trabajo y me dices que te tienes que ir, y yo con menos de 1 hora para hacer la comida, comer y despedirme de tí, encima tú con esa rayada tuya, de que me oculto, de que me da cosa besarte :S??? Y ese beso eterno en el descansillo de mi portal según me tenía que ir a trabajar, momento que no puedo olvidar, mis ganas de quedarme, desconfiando que nos volvieramos a ver. Momento inmortalizado en nuestra poesía, más tuya que mía… la que da nombre a este blog, que no me caso de revivir en mi mente.

27 05 11
Adios Indifinido

Quiero besarte
hasta arrancarte la boca
desgastar esas caricias
a medio camino
entre miedo a romperme
y deseo de rasgarme

Te beso y se me pegan los labios
a esa manera tuya
a ese tacto controlado
a esa virtud de desatar mi deseo
sin prisas
abriéndolo con calma
dibujándome en la piel
en la cadera
en la espalda
excusas para que se rompa el tiempo
nos hagamos presas del silencio
de tus haceres calculados
que reptan entre las pausas
entre las palabras que tienes
para decirme que te importo más
de lo que aparentemente debería

tus calladas miradas
que se piensan el abrazarme con ansia
o escapar y desalojar mi cama
mi casa, mi abrazo, mi beso, mi…
me tengo que ir y tú besándome
con mi cuerpo entre tus manos y
las agujas de un adios indefinido
apuntando a nuestras caras
no quiero irme
no quiero que te vayas
me tengo que ir
¿te tienes que ir?
Vente
No puedo

Otro beso, otro abrazo,
los fantasmas vuelven a tu cara
nos vemos,
el domingo
si todo sigue
si estoy
si eso
Adios

Y yo muriendo
con el sabor de tus besos
que no se me apaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *