Orillarme a tu cuello

04 06 11

No puedo dejar de pensarte
y reprimo la tentación
de constantemente
mensajes enviarte
qué es esta locura
que me tiene presa
si ni tanto hablamos
si ni tanto nos amamos

acaso es una enfermedad
que me empuja a buscarte
a pesar de tus parcas palabras
a pesar de que tú pienses en otra
que es la que aún domina tus días

no quiero apresarte
ni confundirte con promesas
no te mentiré siquiera
no escatimo en amantes
ni en bellas caricias
aún así te pienso, te pienso

y miro el teléfono mudo
y la bandeja, de esa página
que sólo por ti visito,
que sigue vacía.

A menudo me pregunto
qué es lo que pasará por tu cabeza
cuando piensas en mi
qué clase de sentimiento aflora
en el cielo de tus dudas
en el enjambre de tus pasiones

Marioneta me siento
de los azares imprevistos
que me depara la vida
siempre lo digo y me repito
soy una mera balsa en el mar
que sólo se deja llevar

Orillarme quiero
al perfil de tu cuello
a que pasen las frías dudas
los malos pensamientos
acariciar tu nuca suave
para ayudarte a saberte dulce
alma errante que todavía buscas
lugar donde acomodarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *