Mis alter egos

Las protagonistas que pueblan esta página, parecidas y a la vez, distintas. Dominadas cada una por una pasión, todas encuentran en la poesía ese  lenguaje-refugio con el que comunicarse.

 

Laura Mequinenza

La Fotógrafa, la loca del micro

La Fotógrafa, la loca del micro

Hubo un año, 2008, que de repente una entidad se empezó a apoderar de mi identidad. Esta identidad, que pretendía ser mi lado fotógrafa, también se coló en los escenarios y empezó a recitar poesía, e incluso a organizar eventos. Y fue en ese momento, a partir del cual ya me convertiría para siempre en Laura Mequinenza.

Es la fotógrafa, la loca del micro, la impulsiva y la lianta, la alocada y soñadora. Es mi alter ego vividor, el que le gusta vivir el momento, tener experiencias, conocer gente, sitios,... No diría que es un alter ego, sino la conjunción de todos ellos. La forma que tomo para salir a pasear y la que da nombre a la página. Hace más de 10 años esta identidad se apropió de tanto de mí que ahora es más yo que yo misma. Es todas mis yos más, que yo misma.

La pasión que la mueve son los sueños. Tiene algo poeta costumbrista, pero realmente la belleza la encuentra en la oscuridad, en la decadencia, en el inevitable paso del tiempo y en los sueños, todos ellos fuente de inspiración para sus obras y poemas.

Y ahora, vaya, le ha dado por querer aprender a tocar la guitarra.

La coleccionista

La poeta, la romántica

La poeta, la romántica

Es la más poeta de todos mis alter egos, y en realidad la más antigua. Pero también la más intimista. Vive enganchada a un cuaderno y vomita todas sus pasiones sin control en papel.

Gran parte de lo que mueve sus escritos son los delirios que he sufrido por mis musas, la soledad, las vicisitudes de la afectividad que provoca coquetear con la realidad del poliamor o todo lo que me ha hecho descubrir la bisexual

Vive dominada por el lado derecho del cerebro: Las emociones. Ha creado una infinita escala de azules que se extienden como gama de tonos con los que codificar las emociones en un infinito ejército florido de poemas.

Es la protagonista de mi poemario. Es la protagonista de mi poemario.

Lady distopía

La que siempre viene cargada de libros de la biblioteca

La que siempre viene cargada de libros de la biblioteca

Es la versión de mí que menos apegada está a mi mundo interior. En cambio le encanta corretear hacia cualquier realidad ajena. Ya sea leyendo libros, imaginando, habitando los mundos interiores de los demás.

Cada vez que puede, frecuenta la biblioteca y, algunas veces, ve series y películas. Su sueño es ser escritora de novelas. A veces escribe poemas, y su inspiración se la dan los personajes de los libros que ha lee o los de las novelas que aún no ha escrito.

Actualmente está creando un universo donde quiere ubicar la que podría ser su primera novela.

Enza

La que estudia psicología, la que siempre habla de la lógica

La que estudia psicología, la que siempre habla de la lógica

Por si pensabas que todos mis alteregos son artísticos, pues no. Enza es la yo científica. La seria y respondable.

Le encantan las ciencias, el pensamiento científico y estudia psicología. Le encanta que las cosas encajen. Y cuando un tema le interesa te puede volver loca con el mismo.

También le interesa la salud, el bienestar, la alimentación. Es la yo deportista, la yo que se cuida.

Hace plannings, gráficas y entre sus obsesiones está siempre mejorar los hábitos para ser más feliz y estar más sana. Y aprovechar el tiempo.

Reflexiva y analítica, también divaga y disfruta teorizando y creando hipótesis sobre todo lo que ocupa su foco de atención.

Suicida Verbal

La idealista, la que no se calla

La idealista, la que no se calla

Incendiaria. Polémica. Intensa. Suicida verbal es mi voz más reivindicativa. Con la mecha corta, enseguida le sale el corazón por la boca con cualquier tema social con el que se siente sensibilizada.

Escribe tanto poemas como artículos de opinión denunciando o expresando la opinión. Principalmente habla de abuso de poder y desigualdades sociales. Aunque en realidad entra a trapo en cuanto se le calienta el pico.

Odia el sensacionalismo, la manipulación, el victimismo, el clasismo, la aporobofia entre otras cosas.

Es la más chunga de mis alteregos. Unos la adoran, otros la odian. Pero a ella eso le da igual. Su objetivo es reivindicativo, no crear simpatías.

Atthis

La de los recitales eróticos, la que habla de temas tabú

La de los recitales eróticos, la que habla de temas tabú

La pelirroja de la colección. Siempre digo que toda mujer tiene una pelirroja en su interior, y la mía es Atthis. Que es la versión más perversa, maligna y juguetona de mis perfiles.

Ella llegó a mi vida para reventar los tabús y catapultarlos por los aires. Abrió mi mente y cambió mi forma de ver la sexualidad y el erotismo.

Ella se define como eterna aprendiz. Pero adquiere mil roles, madre, profesora, niña, princesa, ama, esclava, prisionera. Y cada uno de ellos es un universo de posibilidades a través de los que expresarse.

También poeta, pero en su caso la fuente de la inspiración es el erotismo, especialmente el erotismo reivindicativo.

Ella suele ser la favorita de la gente. Sus poemas son los que más suelen gustar. .

Laura Mequinenza

La Fotógrafa, la loca del micro

La Fotógrafa, la loca del micro

Hubo un año, 2008, que de repente una entidad se empezó a apoderar de mi identidad. Esta identidad, que pretendía ser mi lado fotógrafa, también se coló en los escenarios y empezó a recitar poesía, e incluso a organizar eventos. Y fue en ese momento, a partir del cual ya me convertiría para siempre en Laura Mequinenza.

Es la fotógrafa, la loca del micro, la impulsiva y la lianta, la alocada y soñadora. Es mi alter ego vividor, el que le gusta vivir el momento, tener experiencias, conocer gente, sitios,... No diría que es un alter ego, sino la conjunción de todos ellos. La forma que tomo para salir a pasear y la que da nombre a la página. Hace más de 10 años esta identidad se apropió de tanto de mí que ahora es más yo que yo misma. Es todas mis yos más, que yo misma.

La pasión que la mueve son los sueños. Tiene algo poeta costumbrista, pero realmente la belleza la encuentra en la oscuridad, en la decadencia, en el inevitable paso del tiempo y en los sueños, todos ellos fuente de inspiración para sus obras y poemas.

Y ahora, vaya, le ha dado por querer aprender a tocar la guitarra.

La coleccionista

La poeta, la romántica

La poeta, la romántica

Es la más poeta de todos mis alter egos, y en realidad la más antigua. Pero también la más intimista. Vive enganchada a un cuaderno y vomita todas sus pasiones sin control en papel.

Gran parte de lo que mueve sus escritos son los delirios que he sufrido por mis musas, la soledad, las vicisitudes de la afectividad que provoca coquetear con la realidad del poliamor o todo lo que me ha hecho descubrir la bisexual

Vive dominada por el lado derecho del cerebro: Las emociones. Ha creado una infinita escala de azules que se extienden como gama de tonos con los que codificar las emociones en un infinito ejército florido de poemas.

Es la protagonista de mi poemario.

Lady distopía

La que siempre viene cargada de libros de la biblioteca

La que siempre viene cargada de libros de la biblioteca

Es la versión de mí que menos apegada está a mi mundo interior. En cambio le encanta corretear hacia cualquier realidad ajena. Ya sea leyendo libros, imaginando, habitando los mundos interiores de los demás.

Cada vez que puede, frecuenta la biblioteca y, algunas veces, ve series y películas. Su sueño es ser escritora de novelas. A veces escribe poemas, y su inspiración se la dan los personajes de los libros que ha lee o los de las novelas que aún no ha escrito.

Actualmente está creando un universo donde quiere ubicar la que podría ser su primera novela.

Enza

La que estudia psicología, la que siempre habla de la lógica

La que estudia psicología, la que siempre habla de la lógica

Por si pensabas que todos mis alteregos son artísticos, pues no. Enza es la yo científica. La seria y respondable.

Le encantan las ciencias, el pensamiento científico y estudia psicología. Le encanta que las cosas encajen. Y cuando un tema le interesa te puede volver loca con el mismo.

También le interesa la salud, el bienestar, la alimentación. Es la yo deportista, la yo que se cuida.

Hace plannings, gráficas y entre sus obsesiones está siempre mejorar los hábitos para ser más feliz y estar más sana. Y aprovechar el tiempo.

Reflexiva y analítica, también divaga y disfruta teorizando y creando hipótesis sobre todo lo que ocupa su foco de atención.

Suicida Verbal

La idealista, la que no se calla

La idealista, la que no se calla

Incendiaria. Polémica. Intensa. Suicida verbal es mi voz más reivindicativa. Con la mecha corta, enseguida le sale el corazón por la boca con cualquier tema social con el que se siente sensibilizada.

Escribe tanto poemas como artículos de opinión denunciando o expresando la opinión. Principalmente habla de abuso de poder y desigualdades sociales. Aunque en realidad entra a trapo en cuanto se le calienta el pico.

Odia el sensacionalismo, la manipulación, el victimismo, el clasismo, la aporobofia entre otras cosas.

Es la más chunga de mis alteregos. Unos la adoran, otros la odian. Pero a ella eso le da igual. Su objetivo es reivindicativo, no crear simpatías.

Atthis

La de los recitales eróticos, la que habla de temas tabú

La de los recitales eróticos, la que habla de temas tabú

La pelirroja de la colección. Siempre digo que toda mujer tiene una pelirroja en su interior, y la mía es Atthis. Que es la versión más perversa, maligna y juguetona de mis perfiles.

Ella llegó a mi vida para reventar los tabús y catapultarlos por los aires. Abrió mi mente y cambió mi forma de ver la sexualidad y el erotismo.

Ella se define como eterna aprendiz. Pero adquiere mil roles, madre, profesora, niña, princesa, ama, esclava, prisionera. Y cada uno de ellos es un universo de posibilidades a través de los que expresarse.

También poeta, pero en su caso la fuente de la inspiración es el erotismo, especialmente el erotismo reivindicativo.

Ella suele ser la favorita de la gente. Sus poemas son los que más suelen gustar. .