El oasis de la comprensión


Intentando una vez más
sin sentido
hacerme entender
en este desierto
en el que se convierten
mis palabras

Intentando tal vez
saberme entendida
en esta nueva despedida

Pero inútilmente
como siempre fue
hablamos en idiomas diferentes
jamás podremos entendernos
y naufragamos en estúpidas
y eternas conversaciones

Me hablas del oleaje de las miradas
de agarrarse a la vereda de los gestos
un silencio en el que abandonarnos

Son los gestos, las acciones lo que duelen
aunque ya no como antes, aunque ya no como antes
Son tus gestos, tus acciones los que me alejan
y ya no sé cómo a ti confiarme.

Intentando una vez más
sin sentido
hacerme entender
en este desierto
en el que se convierten
mis palabras

Porque yo hablo de la confianza y tú de lo hecho, hecho está…

3 Replies to “El oasis de la comprensión”

  1. Porque yo te hablo de que las personas son complicadas, de que siempre me has sido complicada.

    Porque yo te hablo de que harán falta
    mucho más que mil demonios, de miedos, quizá presentes, pasados o futuros, mucho más que errores de cualquiera de las dos…

    …para alejarme de ti. Lo hecho, hecho está, por parte de ambas, que el que no sepas lo que sé, no significa que no lo sepa yo y que tus cosas también me duelan.

    He pasado de enamorarme por nuestras similitudes, a quererte de veras, por nuestras diferencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: