Recuperé algunos textos antiguos, muy antiguos, sobre ser uno mismo, sobre quererse , sobre que te de igual esa gente que siempre te va a criticar,pq cuanto más te quieres más van a intentar que no te gustes.

Recuperé estos textos porque leí a una chica joven que parece ser que está atravesando todas esas cosas por las que yo tanto he alzado la voz y hace tiempo que no hablo. Me hizo pensar que aún es necesario, que aunque a veces pienso que ya hemos superado esa etapa, no lo hemos hecho.

Sigo encontrándome las mismas mierdas, personas que dicen como tienen que ser, cómo tienen que sentir, cómo y con qué intensidad deben de querer.

Quiero escribir como Anne Carson.
Me he enamorado, sí, no puedo parar de pensar en otra cosa.

Quiero mucho, muchísimo experimentar cosas nuevas con mi forma de escribir.

Se me habrá filtrado algo? Lo veremos.

Obvio que no voy a escribir como ella. Pero me ha reabierto los ojos de nuevo.

Yo, que siempre defiendo que el postmodernismo nos liberó de escribir encorsetado me siento que seguía llevando un corsé que no me había dado cuenta

como si en mis textos no pudieran… no pudieran qué? Hoy me siento que estoy redescubriendo la escritura y más allá, la libertad en la escritura.


Esa forma de jugar entre lo poético, lo narrativo,el ensayo, lo filosófico, la novela…Me hace sentir que los límites se desdibujan y te permiten expresarte en varias dimensiones a la vez.

Sé que muchos no comulgan con lo que pienso
pero me pasa en todo
no iba a ser distinto con esto.

El poemario que me ha hecho pum en la cabeza es La Belleza del Marido. No paro de recomendarlo. No te lo he recomendado aún? Pues te lo recomiendo.

Tiene una forma de meterte y sacarte de su mundo y pasar de una realidad y un plano a otro, mezclando anécdotas, datos, tiempos, curiosidades, citas y sin dejar de contar su historia. Y un poema y otro enlazado. Como una novela.

Cada vez me enamora más encontrame en la locura en los artistas. Me causa curiosidad saber de los procesos creativos, cómo nació la criatura y cuánto se disfrutó del proceso.

Por ejemplo, de Anne Carson, me encanta lo que me transmite leer sus obras. Desconozco si existe una técnica anterior que ella haya aprendido y que esté replicando.

Pero me aventuraría a especular que es una autora que, más allá de la técnica, disfruta de desarrollar sus propios métodos y juegos.

O eso quiero pensar, en cualquier caso, esa es mi sensación como experiencia lectora, y lo que me inspira a mi yo creati

Últimamente ando conociendo gentecilla a través de la poesía.

Hace poco conocí a un chaval que me recomendó un amigo y fue una experiencia revitalizadora. Por favor, más gente así.

Me habló del proceso creativo del poemario que va a publicar, cómo lo había escrito, qué le había inspirado, lo que quería evocar. La emoción en sus ojos , daba gusto escucharle. Tanto que que daban ganas ya de que estuviera publicado para echarle un ojo, me contagió tanto el entusiasmo que no lo voy a negar, me dieron muchas ganas de darle vida a algo así.

Nada que ver con otra persona, justo lo contrario, que conocí esta semana. Todo desánimo. Me desesperaba la forma tan poco pasional y agotadora de la que hablaba de su libro. Algo así como escribí unos poemas y los publiqué. Y más nada. Con una desgana y un pues eso…

Y me hizo recordar en cuando publicamos La coleccionista de azules, que, aunque me volví un poco loca, no me volví auténticamente loca del todo. Y ahora esta nueva sensación de libertad me grita que tengo que dejarme llevar en esta etapa que está viniendo a mí. Como cuando al malo de la película le aparecen los poderes…

Y quiero dejarme ser oscura.
Y quiero dejarme ser ñoña.
Y quiero dejarme ser simple.
Y quiero dejarme ser complicada.
Y quiero dejarme ser lo que sea.

Porque yo soy una oscuras ñoña,
una ñoña oscura, una loca cuerda, una cosa simple muy complicada,en el fondo me siento como Kevin de Múltiple. Hay demasiadas yos en mí. Pero yo no quiero acallarles la voz.
Quiero dejarlas fluir.

Venid a mí, fuerzas del mal creadoras y dejaros llevar!!!!

Una cosa que tb me ha encantado de La belleza del marido es esa sensación de historia, tipo novela. En la que los poemas eran pequeñas historias individuales que formaban parte de una mayor. Como algunas sitcom,que el capítulo autoconcluye pero forma parte de una historia mayor.

El otro día en un recital el autor diferencia a entre poemario y libro de poemas, donde un poemario era un puñado de poemas metidos a capón en un libro. Y que él lo que hacía no eran poemarios, sino libros de poemas, en el que el propio libro es un conjunto, que cuenta una historia, o un concepto.

Y ciertamente, había leído algunos poemarios que parecen novelas, como los de Cristina Peri Rossi, pero hasta que no fui a este recital no me había parado a pensar en lo mucho que disfruto de los poemarios, o «libros de poemas», que son un conjunto , con sus propios juegos internos.

Aunque esto es algo tan relativo. Porque imagino que muchos autores perciben un conjunto y los lectores poemas inconexos. Mismamente, el autor que digo, aunque afirmaba eso, su concepto de conjunto no se acerca a lo que yo llamo conjunto. Se acerca más a lo de agrupar un conjunto de poemas similares. No tanto a contar una historia.

En cualquier caso. Mi objetivo es experimentar. Hecho de menos hacer recitales completos, con su nexo, ir contando una historia a través de poemas aunque no se crearon con esa idea. Igual me animo y los empiezo a hacer online.

Pero lo que hoy no para de rebotarme en la cabeza es esta sensación tan refrescante que tengo de que se me desdibujen aún más los límites, resaborear la libertad creativa que tanto reivindico. Y poder hacer eso, lo que quieras. Me gusta poder seguir experimentando estas emociones.

Este año ando inquieta y motivada, y lo quiero dedicar a hacer crecer mis proyectos.

Lo de escribir en el movil me está dando mucha vidilla, no es mi formato madre, pero me permite organizarme mucho mejor y reestructurarme.
Me está permitiendo escribir, escribir, escribir da igual el qué
pero me da la vida y ando sobretodo experimentando mucho.
Ya era hora.

Y he visto que apenas subo nada a la página, o a redes o donde sea, lo que me hace pensar que estas rutinas ( porque ya no se adaptan a mi ritmo de vida) estaban matando mi proceso creativo. Así que prepararse, porque cuando lo suba, se viene dar la turra.

He tardado mucho en actualizarme, y ya veré cómo lo voy subiendo a mi página pero me hacía falta ya encontrar algo que me ayudara a canalizar mis escritos.
Me anima pensar, que quizás, vuelva a retomar mi novela.

Y tb estas las bitácoras, que hecho de menos de mi época blog, aunque nadie las lea, aunque nadie las lea. Para quién escribo, preguntaría Vicente Alexandre.

Anne Carson, en serio, toda esto por haberte leído? O es que había un algo en mí que estaba creciendo y lo has despertado?

En cualquier caso, gracias Anne. Estoy deseando ver tus influencias ya, en mis escritos.

Últimamente escribo poco.

Pienso en escribir constantemente. Pero estoy haciendo otras cosas. Pero lo pienso. En mi mente navegan infinitas aventuras, historias que nunca escribiré. A veces estoy largas temporadas resolviendo incongruencias de esos mundos. Con el tiempo olvido la mayoría. También tengo conversaciones mentales. Infinitas conversaciones mentales de temas que me interesan, fantaseo escribir sobre ellos, divago mucho. Pienso en cómo enfocarlos, lo que escribiría, hablo mucho y al final se me va de la mente. Y no he escrito nada sobre ello.

Pero ¿por qué no escribo? Tengo poemas a medias, ideas para series de poemas muriendo en mi cabeza, principios, versos, miles de posibles que nunca llegaran a materializarse. Y cuadernos, muchos cuadernos. Con trozos de pedazos de fragmentos de…

He pensando mucho por qué me puede pasar esto. Aparte, claro está de por lo ocupada que estoy. Últimamente me ha rondado mucho la frase esa de que escribimos cuando no somos felices y que cuando somos felices, pues como que…casi que tenemos que forzarnos. Pero me quiero resistir a esa vaga conclusión. Soy feliz, se acabó escribir? No puede ser tan simple.

Así que pensando, me puse a recordar épocas en las que más he escrito. Y los medios en los que más escribía eran en el ordenador y en cuadernos. Cuando escribía mucho a ordenador, solía ser de noche, de madrugada. Ya sabéis, la hora bruja. ¿Y … ahora qué es lo que hago a esa hora? Desde luego no quedarme en el ordenador escribiendo. De hecho, casi todas las noches que no salgo, realmente lo paso con el marido. Da igual que la distancia se quiera interponer entre nosotros, a nosotros, eso no nos separa. ¿Y será por eso que me cuesta dejarme caer por aquí?

También escribía mucho en cuadernos, pero normalmente fuera de casa, camino de, o en bares, esperando a…ahora, los trayectos los hago andando, y aunque muchas veces ando esperando a alguien, mayormente estoy leyendo que escribiendo. Y luego está eso, lo que están llenos de medias cosas, y la mayoría de las veces ni las continuo y me está costando llevarme lo que me gusta al ordenador.

Todo aquello que no escribo, nada en mi mente hasta ahogarse formando parte de Lo que nunca escribiré. y no quiero que sea así.

Así que como propósito, no sé si decir de año nuevo, me he propuesto volver a dejar pasar por aquí mis pensamientos. Quizás aproveche y me inspire en autores que estoy leyendo, o simplemente me deje llevar por la marea que me azota en la mente, así, sin avisar.

Quería intalarme WordPress en el movil. Pensé que quizás así me ayudaría a pegarle más al tema, la instalé pero funciona fatal. Más que animarme, me desanima más. Pero… he rescatado una app que me instalé hace años para escribir mi novela, sí, mi novela, esa que anda entre ya no se cuantos cuadernos, archivos en mi ordenador en recuperaciones de discos duros que se han ido muriendo. Y acabo de descubrir que la app no solo es para planificar, sino también para escribir y voy probar lo fácil o difícil que me resulte exportar el contenido ( seguro que esto ya lo he hecho en el pasado) y posiblemente sea una forma de volver más dinámico mi contenido.

Porque todo el mundo me ha recomendado que escriba en el movil. Y me he dado cuenta que escribir en el movil, aparte de la ventaja de tenerlo accesible en todo momento, tiene otra ventaja, y es que te permite estar escribiendo boca arriba y que no necesitas donde apoyarte, y como es muy recurrente estar con el movil. Puedes incluso dejar lo que estabas haciendo y ponerte a escribir. Confío en que el movil va a proporcionarme muchos más escritos y afianzar mis ideas. Aunque todavía estoy familiarizándome con incorporar a mi vida eso de escribir en el móvil.

Hace poco, empecé uno de los retos de poesía y decidí forzarme a hacerlo en el blog de notas para acostumbrarme a este medio. También me he creado una nueva red social, threads, el twitter de Instagram y ando trasteando con ella. Alguna vez he probado a escribir en Instagram, pero reconozco que después de venir de los blogs en el ordenador, el microblogging se me hace insufrible a la hora de escribir, pero imagino que todo es acostumbrarse.

Una de las cosas que siempre he detestados de escribir en medios digitales es la facilidad con lo que la mayoría de lo escrito acaba borrado. Siempre he odiado esa pulsión digital de borrar, y no dejar rastro. Nada de tachón o borrón: ¡muerto para siempre!. Demasiado tentador para momentos exaltados. O perderlo. Quizás por eso me gustan los blogs, es como si pensaras que ahí va a durar más tiempo.

Dije que no iba a declaración de intenciones, y ya he caído en la primera. Pero allá vamos.

Pienso mucho. Escribo poco. Y quizás debería dejar tanto de pensar y ponerme a escribir más, y que la musa me pille, aunque sea, escribiendo estas tonterías. No me gustaría agregar más capítulos a Lo que nunca escribiré.

Pues sí, otra vez voy a deciros eso de » el 2024 va a ser nuestro año». ¿Por qué no?

Hoy es nochebuena, y yo soy bastante El Grinch, así que aprovecho estas fechas para hacer balance o borrón y cuenta nueva, emprender nuevos rumbos. Probablemente si una persona me observa desde fuera diría, anda que nuevos rumbos ni que niño muerto, si siempre es lo mismo. Desfragmentarme y volverme a armar. Ahora nos expandimos en mi direcciones, ahora me contraigo y hacemos un Frankestein con todos mis yos.

Y ahí andamos. creando el mounstruo perfecto, o la novia con la que bailar una vez que el rayo produzca el milagro. En este caso el hijo fruto de pegar mil cadáveres es el Mequiverso, del que siguen colgando vomitonas emocionales desde hace 15 años. Pero este mounstruo se ha convertido en la piedra que no me deja avanzar, en lugar del universo motivacional donde dejarme fluir que pretendía ser. Peso muerto. Por tanto he decidido enterrarlo. dejarlo marchar y empezar de cero. Lo que se pueda recuperar se recuperará, y lo que no, pues que se pudra. Hay que saber soltar. Y vamos a soltar. ¡Suelta ya coño!

¿Cuántas veces se puede volver a empezar? No voy a negar que me inspira mucho Batania@neorrabioso/ Vanessa@maricronica, ójala tener más personas que ante las crisis existenciales de cómo sobrevivir a nuestros personajes, y no tener miedo a volver a empezar, a reinventarse las veces que haga falta. Al fin al cabo, entiendo que es una necesidad natural, seguir creciendo, apartar la coraza anterior que se ha quedado pequeña y continuar. Redefinirse es una tarea para toda la vida. Yo al menos voy a seguir haciéndolo mientras el cuerpo aguante.

Y bien, ya he perdido la cuenta de cuánto tiempo llevo en esta locura del Mequiverso. Pero, hace un año, decidí sacudir mi mundo y volver a empezar de cero en una nueva ciudad. Sí, estoy loca, muy radical, y más en esta etapa de la vida, y he de reconocer que me lo estoy tomando con bastante tranquilidad, si es que ese término puede aplicarse a una persona como yo que nació para elefante en una cacharrería. Así que aún estoy terminando de degustar la primera temporada, y decir adios a los personajes secundarios con sus tramas y aventuras que hemos tenido este año pasado y creo que ya estoy lista para empezar la nueva temporada. ¿ La empezamos?

Es sabido que yo no puedo con mis propias expectativas. Un ejército de yos, no podrían con ellas. Y me estoy resistiendo a hacer una lista de la de cosas que me apetece contaros (proyectos que quien sabe si podré llevar adelante) , las cosas que tengo en mente, pero… pero… pero… para que esto funcione, me he propuesto (a ver cuanto duro) hablaros poco o nada de lo que está por venir, y más de lo que va sucediendo. Estas navidades, que como buena duende verde antinavidad, voy a estar muy tranquilita, voy a ir dejarlo todo listo para cuando terminen las fiestas lanzarnos y fluir. Fluir…, no sabéis la rabia que me da la cantidad de veces que oigo a gente referirse a la palabra fluir con desprecio, imagino que porque ha ido sembrando muchas heridas alrededor. Pero vamos, eso no va a evitar que para mí sea una especial, tanto, que la siento mía, casi como si la hubiera inventado yo.

Y eso, que me gustaría que El Mequiverso se convierta en un reflejo de ese fluir. Fluimos? Vamos a por ese 2024!

Creo que esta soñadora ha tardado mucho en empezar a escribir este post. Mi blog, adoro releerme con el tiempo. A veces con cierto pudor, por mostrarme tan apasionada. Imagino que en el fondo todos tenemos un lado intenso, pero que si no le pones un marco, pasa desapercibido en el tiempo.

Uno va deseando, deseando y el tiempo pasa tan rápido que a veces no te das cuenta que las cosas que deseabas, anhelabas, suceden, pasan, y quedan atrás. Yo, en el último año por ejemplo, he ido cumpliendo varios hitos, cosas que me parecían inalcanzables, en mi mente eran la panacea de la felicidad, y no voy a negar que me están devolviendo a la vida. Y estos pequeños o grandes sueños, que una vez se han incorporado en mi día a día, quedando atrás como sueños, siendo ahora realidades, han dejado un hueco grande y espacioso para albergar nuevos anhelos. pero en la vida frenética que llevo, no he tenido tiempo aún de ponerme cara a cara conmigo misma y organizar ese Hoy, escuchando uno de los podcast que escucho yo, estaban hablando de las sufragistas, creo que de reino unido, y de cómo una de ellas dijo algo así como que nunca esperaba ver que se consiguiera el voto femenino, pero que una vez conseguido, había que ir a por el siguiente sueño.

Y sí, la verdad es que sí, que aunque no hay prisa, hay que proyectar la energía en nuevos hitos. Es cierto que este año me lo he tomado un poco como toma de contacto con esta nueva ciudad, pero este veranito estoy empezando a quitarme el polvo y aunque me encanta dejarme llevar, es hora de organizar un poco mi caótico mundo interior y poner en orden mis prioridades. Como soñadora a tiempo completo, me entristece cada vez que me cruzo con alguien que no le mueve nada su mundo, y sé que los años pesan en este proceso. Ayer mismo estaba viendo una serie muy dura, del mismo autor que cortar por la línea de puntos, que ya es dura de por sí, que se llama Esta vida no me hará mala persona, y mi personaje favorita en uno de los capítulos habla del tema que hay un momento en la vida que parece que todas las puertas están abiertas pero llega un momento en que las puertas se van cerrando. Imagino que ese debe ser un catalizador de la hostia para las crisis existenciales.

Por suerte yo no soy ambiciosa, idealista, soñadora quizás, pero las cosas que me producen felicidad son bastante sencillas. De hecho soy una amante de las rutinas. No sé por qué todo el mundo habla tan mal de las rutinas, yo creo que son parte de la salsa de la vida, de hecho creo que en esos momentos de crisis existencial son las que te mantienen a flote. No siempre se puede contar con la motivación. Y ese es verdaderamente uno de mis objetivos, ir ampliando mi catálogo de rutinas placenteras. ¿Te imaginas que consigo volver a crearme la rutina de escribir en el blog? Bueno, ya veremos qué tal se presenta el próximo curso.

Mientras tanto, iremos sacando el embolicado arcón de sueños, y poco a poco poner orden. Hay qué decidir cuales van a ser los protagonistas de mis próximas aventuras. Hoy, en otro podcast, hablaban de que cada uno tenemos un tipo diferente de motivación. Y sinceramente creo que la mía es más exploradora, hedonista, curiosa que orientada a cualquier cosa productiva. Me mueven cosas extrañas y no me identifico con la palabra fracasada, la cual cada vez se cuela más en las bocas de la gente de mi generación. Las malditas expectativas de mierda. Fluir cuesta mucho cuando se pretende llegar a algún lado. Igual por eso me gusta tanto esa palabra. ¿Fluirán los científicos?¿ Y los artistas? Desde luego los soñadores no tenemos otra. ¿Acaso es una locura ser una apasionada del fluir y a la vez de las rutinas?

Creo que cada vez se me va más a la cabeza, pero antes de terminar este post, no me gustaría irme sin comentar que me ha encantado la parte de cambiar el significado al adjetivo dinosaurios, en la misma serie que comentaba antes. Como los seres más molones, ese tipo de persona con unos ideales de otra época que te gustaría tener. Pues si me molaban poco ya los dinosaurios, solo faltaba que me dieran la excusa para convertirlo en sinónimo de persona idealista, reivindicativa, muy consecuente con sus valores.

Y ahora sí. Rutinas, sueños, dinosaurios, por hoy creo que ya tenemos suficiente.

Soy nueva en twitch, y de momento estoy haciendo pruebas. Me inquieta saber si será una plataforma donde pueda tener cabida una persona como yo. He visitado diferentes canales, pero aún no he encontrado canales que pueda considerar como referentes que me puedan ayudar. Pero no pierdo la fe en que algo por ahí habrá. Pero como dicen, si empiezas cuando ya todo esté atado y no haya fallos, es que empezaste demasiado tarde. Esta vez he decidido hacer caso y aunque sea nueva en twitch, no intimidarme por mi inexperiencia y mi novated.

Mi canal de Twitch de momento lo voy a centrar en poesía, algunas lecturas de autores clásicos y también gente de ahora. Me he vuelto loca y le he pedido autorización para poder recitar y difundir sus textos a mucha gente. Con ellos voy hacer una lista en mi página para poderlos consultar. Pero eso mientras le voy cogiendo el truco para ir soltándome. Con el tiempo me gustaría poder ser más libre e ir ampliando el contenido y poder tocar temas que me interesan, como por ejemplo psicología. Creo que la poesía y la psicología son dos temas que se pueden complementar mutuamente y proporcionar una perspectiva enriquecedora sobre la mente y el comportamiento humano. Pero quién sabe qué acabaré haciendo, soloD los sabe.

Me gusta pensar que acabaré conociendo otros streamers, usuarios varios y amantes de la poesía. Mi objetivo es crear una comunidad. Siempre me ha gustado crear comunidades, y aunque sea nueva en twitch, no creo que sea una locura pensar que algo así.

Aunque cuando visito diferentes canales, me cuesta encontrar referentes que me puedan ayudar. Pero como dicen, si empiezas cuando ya no fallen cosas, es que empezaste demasiado tarde. Esta vez he decidido hacer caso y aunque sea nueva en twitch, no intimidarme por mi inexperiencia y mi novated.

Suelo disfrutar mucho con los procesos de evolución, no creo que esto sea diferente. La nueva en Twitch, veremos dónde queda esto.

Algún consejo?

Y hoy, 25 de abril, ya por fín, ¡Ha nacido La coleccionista de azules! ¡Mi primer poemario!

He creado una página web, a propósito, para poco a poco contaros el proyecto. De momento apenas tenéis información, sólo podéis comprar el libro para entrega en mano, envío online y poco más. Pero poco a poco iré agregando más contenido. No sabéis la ilusión que me hace poder ir degustando este proyecto en todas sus fases. Pronto os informaré de más cositas.

cartel libro la coleccionista de azules

Hoy es el día X. Son las 16:36 horas y faltan unas 5 horitas. A medida que va pasando el tiempo se me va haciendo un nudo en la garganta…o tal vez un poco más abajo asi como en la boca del estómago. De momento digamos que tengo los nervios a un 15 o 20% en crecendo…

Os dejo los datos para recordaros lo del recital, ya sabéis,

Ya sabéis que es medio Recital medio concierto. Que Alfon estará conmigo ahí, os dejo los myspace para que los tengáis y podáis escuchar un poquillo.(El mio está desactualizado)

http://www.myspace.com/alfongar

http://www.myspace.com/sweetlauraxp

Nos vemos !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Besitooooooooooooooooooooos

PD: Os he hecho un print cutre para que tengáis el mapa^^! Y sepáis llegar:P

casa merani, recital poesia, madrid

Contenido de epítome: Feed Bitácora

Scroll al inicio