Golpes en la ventana

A menudo golpean en mi ventana pequeños seres

a menudo arañan con sus patitas esperando ver mi respuesta

deseando colarse en mi habitación

y que mis besos sean su trampolín de seda hasta mis bragas

golpes, arañazos

incluso susurros

intentando llamar mi atención

a través de mi ventana

al otro lado del cristal

miro, a la calle, atravesándolos

y no veo más que el viento

no veo a los seres

los pequeños insectos

que mueren sin que mis ojos

sean su salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *