No quiero Amanecer

Doce semanas, un día, dos horas, 25 minutos, 12, 13, 14, 15 segundos… Todo! Ya hace varios días que no rezo… no vale la pena…

Hace calor, mucho calor, sin embargo mi cama es fría, áspera, no me gusta, de vez en cuando veo una mariposa por el cristal, me dan envidia: son tan puras, tan inocentes, tan… libres… A veces imagino que asciendo al cielo, con una sensación de paz absoluta, sin miedo, sin temor, sin pensar…¡PENSAR! Es lo único que hago, no puedo hacer más, mi cabeza me da vueltas, discurre, transcurre, pero cuando se cansa, se queja por haber pensado.

¡Qué idiota soy! Hablo conmigo misma, creo haber descubierto otra yo en mi interior, ¡MEJOR! Así no estaré sola, sola, sola…me asusta estar sola. A pesar de que veo a Mónica, todos los días, me cuenta cosas alegres, la veo reír, a veces a carcajadas, a veces forzada, pero luego se va, se va… se va sin más, y yo me vuelvo a quedar aquí, conmigo misma…SOLA.

En el fondo ella no está tan feliz, pero lo hace para que yo sonría…recuerdo cuando la conocí, qué chica más antipática me pareció…Sólo sabía decir lo maravillosa que ella era. Y destacaba considerablemente los defectos de los demás. En el fondo la admiraba…Esa fortaleza, esa decisión, esa voluntad… aun conservo la imagen de su mano en mi hombro aquel día en el que me había metido en este lío… Como siempre, sólo he sabido meterme en líos.

¡Noooooo!, ¿Qué pasa? ¡Otra vez! Ese sonido no me gusta, ojalá mi pensar fuera en silencio. No aguanto ese ruido…¡CALLA! ¡DÉJAME EN PAZ! Cada día me visita, no sé lo que es, pero me molesta, me incordia. ¡VALE YA!

¿Eh? Parece que de momento se ha ido. ¡Ay! Ojalá pudiera volver atrás en el tiempo y cambiar todo lo que he hecho . O mejor no haber hecho nada ¡QUÉ ERROR! Nunca me perdonaré haber destrozado así mi vida, soy un desastre, no valgo para nada. Me siento tan… tan maaaal. Siento como todo el mundo me observa, comenta, critíca…sí, me critican, me miran como a un bicho raro y se lamentan, lamenta que sea yo, lamentan verme en esta situación, se lamentan de conocerme: Me sienten lástima. Me sienten lástima y me repudían a la vez.

1 thought on “No quiero Amanecer”

  1. Un texto muy interesante. Un grito de soledad, un desgarro en el alma. Melancolico y reflexivo, me hace llegar a los dias q me siento solo. Muy bonito. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *