LAURA MEQUINENZA

No puedo ser tu héroe

Laura Mequinenza
Laura Mequinenza

Artista multidisciplinar

Cartas a Dios

Parte I

-I-

Son un río de furia tus palabras,

en algun lugar debe haber un héroe,

pero no soy yo.

El fuego quiere posarse en mi garganta,

en mis yemas.

No puedo ser tu héroe arrodillado.

Alguien debe escapar del teatrillo,

alguien que te señale,

alguien que sepa,

por qué hacerlo.

En el fondo,

ambos sabemos

que no puedo ser tu héroe.

-II-

Pero cuesta tanto marcharse,

para no volver.

Saber que será mi dedo índice

lo único que nos una,

enfrentándonos.

Saber que cada palabra que alce

me golpeará,

Saber que me convertirás

en proscrito, en maldito.

Alguien debe hacerlo

y sabemos que ese alguien

debo ser yo.

-III-

Mientras abandono la luz

mis alas paliceden

ennegrecen.

La luz no puede existir

sin la oscuridad.

Ahora mismo

la luz

lo invade todo,

de tal forma,

que ha dejado de existir.

En la oscuridad

no crecen los héroes que han de venir,

para tí,

para tu cielo,

para la escena perfecta,

en la que no quiero aparecer.

Nos veremos de nuevo

cuando la luz te canse

cuando no quieras más héroes

y la calma vuelva a tus frases

apagando el fuego

que hoy,

me empieza a consumir.

Anímate y deja un comentario

Lo más reciente

Invisiblemente humano

Quiero un lugar real, tangible donde mano, mano, boca, boca, seamos otra vez seres de carne y hueso Donde piel y piel y oler la risa y morder el miedo y otra vez. Me gusta pensar que es tu voz la temeraria viajera que te trae invisiblemente humano a mi

El mundo se ha vuelto loco

El mundo se ha vuelto loco y las casas ahora son cárceles jaulas llenas de locos aprendices queriendo disimular que no saben estar locos que no saben vivir en una jaula que no saben nada. Desde la ventana cada uno berrea en su idioma hacia los vecinos camisas con pijama

Mandarina

Estaba pelando una mandarina quitando una a una las fibras blancas que se adhieren a los gajos degustando despacio su sabor al ritmo que mi dedo desliza la pantalla hacia abajo mostrándome eslóganes baratos “Tóxico, quejarse es tóxico, sonreír demasiado también” Una vez me gritaron políticamente correcto que me deberían

Delirio

Lo que brilla, no tiene por qué ser bueno No había lugar al que volverno había una razón para hacerlopero aquella espina se había metido demasiadoy empezaba a echar de menos alguna cosahabía mentido más de lo necesarioy ahora me costaba diferenciarqué era verdady qué era mentira. A escasos metrosvolvería

Quédate en casa

Son ellos los que destrozan las vidas recortando derechos, privatizando recursos y desviando el dinero público pero quieren separarnos, responsabilizarnos y castigarnos a nosotros. Quédate en casa, no debería ser sólo si eres clase burguesa, estudiante o empresarioquédate en casa, no debería ser sólo si el jefe te despide o

Mierda en mi cabeza

Cuanta mierda acumulada, no solo en las calles, no solo en las casas, no solo en los mares, tb en nuestras putas cabezas. Tengo el labio posado en la televisiónel argumento resbalando entre la escuela, las canciones, los libros, los dichosfrases que sabe dios de donde salieronsenderos prejuiciosos que reconozco

Me podría doler más

Me podría doler más, un poema inspirado en la cuantización de Landau El mundo me podría doler más, es cierto más seguido, más intenso, más fuerte, más insoportable, pero aún así, creo que ya me duele suficiente. Hay dolores que se heredan, otros que se adoptan tradiciones dolorosas dotes que

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email