por clasificar

Donde yo te guiara

Esta mañana me he despertado con algunas de estas frases entre los labios y no me he podido refrenar, quién pudiera dejar de llenar cuadernos, a la vez, qué llena me siento de poder sentir esto tan extraño que ahora siento.

05 06 11

Fueron las yemas de los dedos
las que empezaron el discurso
arando primero las manos
bajando después a buscar
el centro de mis debilidades

Reticente al crepitar
de mis impulsos nerviosos
te recreabas en el funcionamiento
de tales movimientos.

Despacio en un fundir
deseo con compañía
conociéndote mientras
me deshacía entre tus manos.

Quebrando la voluntad
por los suspiros a los que
no me quería dejar llevar
arrastrando el cansancio
hacia lo estenuante
me dejé hipnotizar
por el delicado trato
y la suavidad de tu tacto
donde yo te guiara
al mar de mis senos
y tú fundieras
nuestras pieles
como un solo cuerpo.

Sombras que se abrazaran en la noche
Fugaz delirio que ahora devora mi consciencia.

Obsesión

Definitivamente creo que tengo una obsesión contigo… y cada cosa que me dices me hace comerme la cabeza, aunque este último mensaje “Deja de pasearte por mi mente” me hace pensar que algo tb baila en tu cabecita, que algo te hago comértela a ti tb ^^ Esto es una locura? No lo es?
Aquí sigo pensando en ti con una sonrisa en las comisuras.

Puf, cada conversación contigo es una nueva encrucijada, ahora esa última frase tuya, que me desarma y me deja indefensa: realmente, me importas más de lo que debería.
Me matas.

Orillarme a tu cuello

04 06 11

No puedo dejar de pensarte
y reprimo la tentación
de constantemente
mensajes enviarte
qué es esta locura
que me tiene presa
si ni tanto hablamos
si ni tanto nos amamos

acaso es una enfermedad
que me empuja a buscarte
a pesar de tus parcas palabras
a pesar de que tú pienses en otra
que es la que aún domina tus días

no quiero apresarte
ni confundirte con promesas
no te mentiré siquiera
no escatimo en amantes
ni en bellas caricias
aún así te pienso, te pienso

y miro el teléfono mudo
y la bandeja, de esa página
que sólo por ti visito,
que sigue vacía.

A menudo me pregunto
qué es lo que pasará por tu cabeza
cuando piensas en mi
qué clase de sentimiento aflora
en el cielo de tus dudas
en el enjambre de tus pasiones

Marioneta me siento
de los azares imprevistos
que me depara la vida
siempre lo digo y me repito
soy una mera balsa en el mar
que sólo se deja llevar

Orillarme quiero
al perfil de tu cuello
a que pasen las frías dudas
los malos pensamientos
acariciar tu nuca suave
para ayudarte a saberte dulce
alma errante que todavía buscas
lugar donde acomodarte

En fin, aveces pienso que soy la estúpida a la que todos sus amantes y amigos le cuentan las penas con sus respectivas novias o proyecto de novia. Y si te enfadas con ella, me vienes a contar a mi que la odias pero que en realidad la amas más que nunca.
Yo no creo estar de ti enamorada, pero soy persona, y de vez en cuando tb algo siento. Y ahora me siento racaneando tu atención en las horas en las que de ella te alejas, en las horas que con ella te enfadas.

Y no me parece bien ni mal, solo me hiere un poco el orgullo pensar que tal vez esto es un estúpido juego, el escribirte, el pensarte, que engrandece tu ego. Quiero decir, que tal vez debiera adorarte en la sombra y dejar de perseguirte, no creo que tus disputas conyugales, me inspiren en mis momentos de recordarte. Porque no quiero terceras personas que nos enturbien la comunicación que nos profesamos, y me veo en mi filosofía analizando las trabas que dices que os separan y me hace sentirte tal vez extraño, al conocer de ti los celos, de ti los malos pensamientos, de ti la sensación suicida de enamorarte de gestos de maltrato, a los que lamentablemente cada vez observo están más presentes en las relaciones destructivas.

Explicación tentativa

Y aunque te mando mensajes explicándote sin explicar lo que siento, por qué soy asi contigo, que no sé si hubo o no un detonante. Aún así decido escribirte nuevamente, en mi idioma, ese que no puedo evitar usar.

02 06 11
Explicación tentativa

No hace falta que te materialices
te escogí sin escogerte
te has convertido, eres mi nueva musa.

Supongo que te sorprende
convertirte de la noche a la mañana
en el destinatario de mis poemas
A mi también me sorprende
pero yo no cuestiono, sólo me dejo llevar.

Quisiera volverte a ver
desplegar de nuevo el imán de tu encanto
que me seduce con besos de frágil tacto
abrazos de navegantes a la deriva
y caricias de terciopelo.

Pero también temo, que desaparezca la magia
esa magia que hace que cada día
y aún más, cada noche te pienso
no quisiera idealizarte
pero creo que ya lo he hecho.

No sé si será la distancia
o esa fugaz e intensa despedida
no te sabría decir en qué instante
me has atrapado en esta locura
de no poder dejar de pensarte.

A tí, que siempre me preguntas que por qué me he fijado en tí,
como si yo pudiera elegir o decidir esas cosas.

Antes

31 05 11

Había decidido no volver a escribirte
y me haces esa llamada de noche
que he tratado de esquivarla
y esta mañana, esa “la canción”
que tanto me recuerda a ti
a ti y a mi en una tienda de campaña
solos, en una plaza
antes de todo, antes de nada.

Último trago

Y entonces pienso que no tiene sentido
tragarse el corazón a contrarreloj
que archivo las excusas por las que este año
se han consumido mis historias.

Estoy vaciando la botella de amores marchitos
que se van escapando de mi vida, para no volver.
Y todos tan felices, y todos tan igual
en vidas tan estereotipadas
y todos fingiendo libertad, amor libre y mil pijadas.
Pero resbalan por mi boca
y caen las reservas de la desconfianza.

Y me bebo un trago más
y me regurgita
y me hace úlcera,
todavía aún con el sabor
en los labios.

Y resisto a alejarme de la botella
y beber, y emborracharme
y volver a vomitar,
promesas, deseos, esperanzas.

Todos, mezclados en la mesa
ahora mismo no tengo tanta sed
pero este último trago
me ha sabido amargo.

Mensaje…

Entonces tras un par de mensajes, recibo ese mensaje abrasivo, como un jarro de agua. Al que no pude responder, desmoronándose mi castillo de naipes. Donde por primera vez pensé en dejar de tener contacto contigo.

Apenas te conozco, lo sé,

no puedo siquiera poder intentar
saber lo que piensas, lo que sientes,
si es que algo piensas o algo sientes.

Tal vez me equivoco
tal vez sólo fue imaginación mía
pero por un momento, por unos días
pensé que te gustaba más
de lo que insinuan tus últimas líneas.

Pienso en aquel viaje que propusiste
del que ahora nada dices
a mis palabras esquivas
a mis adulaciones desprecias

Si no fuera porque me pareció verte
por un instante, al asomarme a tus ojos
no tendría sentido seguir pensándote
en un montón de horas decidiendo
si contestarte u obviarte.

Dia 1 Parte II

Entonces llego del trabajo y me dices que te tienes que ir, y yo con menos de 1 hora para hacer la comida, comer y despedirme de tí, encima tú con esa rayada tuya, de que me oculto, de que me da cosa besarte :S??? Y ese beso eterno en el descansillo de mi portal según me tenía que ir a trabajar, momento que no puedo olvidar, mis ganas de quedarme, desconfiando que nos volvieramos a ver. Momento inmortalizado en nuestra poesía, más tuya que mía… la que da nombre a este blog, que no me caso de revivir en mi mente.

27 05 11
Adios Indifinido

Quiero besarte
hasta arrancarte la boca
desgastar esas caricias
a medio camino
entre miedo a romperme
y deseo de rasgarme

Te beso y se me pegan los labios
a esa manera tuya
a ese tacto controlado
a esa virtud de desatar mi deseo
sin prisas
abriéndolo con calma
dibujándome en la piel
en la cadera
en la espalda
excusas para que se rompa el tiempo
nos hagamos presas del silencio
de tus haceres calculados
que reptan entre las pausas
entre las palabras que tienes
para decirme que te importo más
de lo que aparentemente debería

tus calladas miradas
que se piensan el abrazarme con ansia
o escapar y desalojar mi cama
mi casa, mi abrazo, mi beso, mi…
me tengo que ir y tú besándome
con mi cuerpo entre tus manos y
las agujas de un adios indefinido
apuntando a nuestras caras
no quiero irme
no quiero que te vayas
me tengo que ir
¿te tienes que ir?
Vente
No puedo

Otro beso, otro abrazo,
los fantasmas vuelven a tu cara
nos vemos,
el domingo
si todo sigue
si estoy
si eso
Adios

Y yo muriendo
con el sabor de tus besos
que no se me apaga.

Día 1 parte I

Día 1 27 05 11
antes de saber que te irías, tras haber compartido contigo una noche sin dormir, precedida por otras tantas horas sin dormir, ingenua de tu inminente despedida

27 05 11
Bailando despacio

Sabes a gloria.
Bajo esos pantalones mojadosde tanto trasnochar
(tirado en las plazas donde aún duran las batallas)
se escode ese frágil muchacho que parece
que acabara de llegar.
Me miras y abres el balcón de tus ojos
y me siento agusto
eres como tierra mojada
como hierba recién cortada.

Bailas despacio bajo la madrugada
son muchas horas sin dormir
y estamos ahora aqui
tirados abarrotando mi cama
y recorres mis dedos con calma
como si fueses una hormiga
reconociendo con las antenas a otra.

Ingenua, sonrío,
estábamos mandándonos señales equivocadas
mirándonos de reojo a destiempo
bebe de mi boca esta noche
palabras y besos a igual medida nos repartimos
en tus ojos nuevos, esos recién descubiertos
me trazan una ruta para que te siga
te apartas de mi costado cuando te ausentas
creyendo que existen normas
para los encuentros no planeados
y regresas con delicadeza y ternura
cuando deshago tus armas.

Nada nos prometemos.
Las promesas son para los enamorados
Y tú y yo, estamos en otras vidas,
vaciando las manos hundidas
de este cariño de entretiempo.

En mi brazo cierro tu cuerpo de medio abrazo
deposito mis yemas en tus mejillas
en tus sienes, en tus rodillas
ramificaciones se engarzan a tu cintura
hoy no te escapas, no porque yo te retenga
sino por que hemos conectado

Curioso final , jajaja, me hace gracia cada vez que lo leo, si antes lo digo, antes me dices que te tienes que ir. En fin. Cosas que pasan.

De enfermedades y cosas parecidas

03 06 11
Te conocí de casualidad, y una necesidad superior a mi me lleva a buscarte, creo que te desconcierto y no quiero alejarte, de madrugada me siento más débil para controlar mis impulsos, por tanto he decidido abrir un blog para desahogarme, ya que yo misma encuentro inexplicable este sentimiento.

Te conocí apenas hace una semana, apenas hablamos, apenas tuvimos trato, yo pensaba que yo no te caía bien, que me esquivabas, pero aún asi tuvimos un retiro en la tienda de campaña, tú y yo solos, contándonos la vida, impresiones de lo que es importante, recuerdo sentir la complicidad suficiente para desahogarte mis temores, mis miedos, mi soledad actual, la cual normalemente me cuesta reconoce. La primera noche dormimos muy juntos, rozándonos pero sin tocarnos, sin intentarlo, sin poder dormir debido al ruido, a la conversación política y pseudo flirteo que nuestros acompañantes profesaban, estabas ahi, a mi lado, pero a la vez estábamos tan lejos…
Al día siguiente sentía un balcón profundo en tus ojos donde me invitabas a asomarme pero que sentía lejos, una espesa distancia que nos separaba. Estabas ahí pero no te conseguía tocar. Pero a la noche, en una cama de 4, nuevamente 4, volvías a estar a mi lado, cerca, sintiendo tu respiración, no pude resistirme y te cogí la mano y te invité a que me abrazaras… seguimos con pequeñas caricias entre las manos, como reconociéndonos, una comunicación inocente que por fín a ti me acercaba. Estabas ahí y el corazón se me aceleraba, sin hablar, sin mirarnos, solo tu abrazo en la oscuridad, tus manos jugando con mis manos, no podía más, todo me invitaba, a pesar de nuestros acompañantes a quererte besar. Nos besamos, nuestros acompañantes huyeron y entonces nosotros quedamos, nos hablábamos y nos besábamos, tú que tan lejos hasta hacía poco estabas, te sentía cerca, te sentía a mi unido, la complicidad de tus palabras, el miedo en las mismas. Cerca y lejos, lejos y cerca. Me temes, por ser sincera, te temo porque no te conozco pero a la vez te siento como de toda la vida. Qué es esto que me hace querer estar de ti cerca y no quererme separar?
Hace tiempo que no creo en las relaciones, y menos a distancia, tú tendrías que irte en unos días, yo no puedo comprometerme con nadie, ando demasiado seducida por la liberdad, cosa que te hace sentir inseguro en mi presencia, en cierta medida, al oirme te relajas, pero se nota que sigues alerta. Me imaginas soberana del mal, pero cuando me fundo en tus brazos y pierdo mis armas en tus labios, me miras sorprendido y no sabes cómo tratarme.
Pero tú tampoco quieres algo o no algo, no sabes qué ha sido este encuentro. Sigues atado en tu ciudad, a quien no sabes si quieres o no quieres o que es lo que tienes allá. Creo saber lo que sientes, pero no lo puedo asegurar.
Tú inminente despedida me pilló de sorpresa, te imaginaba conmigo una noche más, una noche en la que yo no tuviera que madrugar, no tuviera que escapar de tus brazos, no tuviera que dejarte mientras mi cuerpo se quejara por no quererse marchar. Pero te ibas… y tu rostro me reflejaba distancia, aparentemente volvía a haber un muro, que rompimos en el último momento, con esos últimos besos, con esa despedida apresurada de la que no me he podido reponer.
En tus mensajes me preguntas por el detonante, en que momento me empecé a sentir así? No lo sé, elaboro hipótesis. Pienso en mis melopeas… pero al fin y al cabo, en estas cosas, de qué sirve teorizar? Y me siento agusto pensando en ti, pero me agobio pensando en que tal vez te estoy rayando con mis mensajes, mis poesías, mis confesiones. Así que procuro evitar contactar contigo, pero… no lo consigo. Por eso este blog, para matar estas ansias y resistir hablarte, porque aveces pienso que esto es mi paranoia, y que tal vez a ella te estoy arrastrando.

Hoy hablé con una amiga, me decía que su novia sentía tantísimo por ella, que (en fin, justo ahora me acabas de llamar por tlf, me rompes… yo con mis movidas, y tú vas y me llamas todo feliz tras haber recitado mi poesía, esa que dices que has sentido un montón, esa que tanto te gusta, para desmontarme con tus palabras, cada día me siento más extraña con esta historia) ella aunque no la quería, se dejaba llevar por ese sentimiento, creyendo que también provenía de ella. Al hablar de eso, de su reciente ruptura, temo que eso de que empiezo a llamarte la atención más de lo normal sea algo parecido, pero en realidad… no busco nada de tí, tal vez solo compartir contigo esto que siento, sin más aspiración. Y con el deseo idealizado tal vez, de volver a encontrarnos, tal vez, de volver a besarnos.

Así que antes de empezar con paranoias nuevas… (puf, ahora tengo el pecho revolucionado tras tu llamada) voy a transcribir las cosas que te escrito de forma cronológica. Por ordenar mis ideas. Entre ellas, tu poesía, que ya la siento más tuya que mía, de tantas veces que me has dicho que te encanta, de tantas veces que me has dicho que la has leido, que de hecho la has leido tú, antes que yo, ante un público.

Adios indefinido

Quiero besarte
hasta arrancarte la boca
desgastar esas caricias
a medio camino
entre miedo a romperme
y deseo de rasgarme
Te beso y se me pegan los labios
a esa manera tuya
a ese tacto controlado
a esa virtud de desatar mi deseo
sin prisas
abriéndolo con calma
dibujándome en la piel
en la cadera
en la espalda
excusas para que se rompa el tiempo
nos hagamos presas del silencio
de tus haceres calculados
que reptan entre las pausas
entre las palabras que tienes
para decirme que te importo más
de lo que aparentemente debería
tus calladas miradas
que se piensan el abrazarme con ansia
o escapar y desalojar mi cama
mi casa, mi abrazo, mi beso, mi…
me tengo que ir y tú besándome
con mi cuerpo entre tus manos y
las agujas de un adios indefinido
apuntando a nuestras caras
no quiero irme
no quiero que te vayas
me tengo que ir
¿te tienes que ir?
Vente
No puedo
Otro beso, otro abrazo,
los fantasmas vuelven a tu cara
nos vemos,
el domingo
si todo sigue
si estoy
si eso
Adios
Y yo muriendo
con el sabor de tus besos
que no se me apaga.
¿Nos volveremos a ver?

La Otra

Hay dos caras

una, la que siempre veo

la que me hace identificarte

la que no permuta, invariable, plana,

inexpresiva en lo afectivo

vividora pasiva de los días.

 

Pero existe otra, la otra,

que aparece a veces, que transforma los rasgos,

que te envilece y te convierte en frágil

en humano, te enfatiza los rasgos de niña

supura la dulzura en las comisuras

transforma el rostro

ya no es igual.

 

Barajas el azar de la metamorfosis

esa persona no es la misma

la piel se vuelve permeable

los ojos se enternecen

y aparece la inocencia perdida

el origen de todo

y la atracción actúa.

 

La atmósfera se llena de partículas

que te van acercando a la otra

la que sólo a veces aparece

el corazón responde a ese impulso de atracción

es como si su boca se convirtiera

en el epicentro de tu cosmos

y la sangre te llamara

se convirtiera en torrente

lava arrastrando todo raciocinio

espontánea ebriedad incontrolable.

 

La otra cara

que a medida que la observas

nada se parece a la anterior

sabes que es la misma persona

lo sabes, pero por instantes lo dudas

y observas cómo los gestos

se van integrando a la escena.

 

Tú me miras, me atraes,

me miras, me acerco,

(nunca pruebo a besar antes

de que aparezca la otra cara,

siempre espero, espero

esa mágica transformación)

me miras, te miro

me has reconocido

juntamos las bocas

y nos besamos.


 

Me pregunto si yo también tendré “otra cara”

Sabiéndonos libres

Sabiéndome libre
me saben mejor tus besos
sabiéndote libre
disfruto más de tus acercamientos

¡Qué noche, qué noche!
Bajo la influencia de la cercanía de la luna
Buscándome en furtivos besos
que empezaban intentando ser inocentes
y seguían desnudándome en mi cama

Sabiéndome libre
no me guardo apenas secretos
sabiéntote libre
no buscas aprobación en mis gestos

¡Qué día! ¡Qué día!
Que se pasan las horas y no nos damos ni cuenta
y te marchas a besar otras bocas
y no me ciegan los celos
porque ya no me duele quererte
ni siento que seas pertenencia mía

Sabiéndonos libres
qué bien que sienta estrecharte entre mis brazos
qué bien me saben tus labios.

 

Aunque ya no lo seas…

He decidido

Febrero del 2011

He decidido dejar de querer a las personas
y enamorarme de los momentos

He decidido dejar de desear y consumirme
mientras pueda seguir viviendo

He decidido olvidar las promesas
y rebozarme en los besos

He decidido que hoy tú y yo nos reimos
y ya veremos qué pasa mañana.

De un día cualquiera
en un bus hacía algún sitio

 

Despersonalizaciones varias

Sabe que la gente te simplifica
al definirte

es curioso darte cuenta
cómo tu esencia queda resumida
en un par de frases
y más la jerarquía que éstas profesan
algunas de ellas se dan por sentado
tanto que parece que carecen de sentido
pero sabe
que no es así
es que se da por hecho

Así por ejemplo te define (entre otras cosas)
tu nacionalidad ( o ciudad de nacimiento)
tu orientación sexual
tu profesión u ocupación
tu aspecto físico
tus relaciones afectivas o sexuales
tus parentescos
tus historias tórridas o peculariares
tus vehículos

Sé de personas que dejaron de ser personas para convertirse socialmente en militares, lesbianas, novia de…, hermano de…, el del BMW, el arquitecto, la tía buena, el putón, el gordo seboso, el friki, el que se pegó con…, la morena alta del tatto tal, etc

Aveces, estas etiquetas, determinan nuestra interacción con el resto, nos unen y nos separan, nos condicionan aun sin darnos cuenta. Nos despersonalizan para convertirnos en ideas prefijadas.

 

Hace tiempo que no me preocupan tanto estas etiquetas,
cierto es tb, que cada vez estoy más conforme conmigo misma,
e incluso se me escapa una sonrisa al escuchar en otros labios
diferentes formas de definirme.

Sin trayectoria

Y se arrancan las uñas los jóvenes para sentirse más fuertes
y siembras un arcoiris en tu lengua
no existen caminos de oz amarillos
pero siempre puedes pensar que tienes unas botas mágicas
no deberías pensar tanto las cosas
y dejarte llevar más por las emociones
no es mágico el guisante si lo plantas
ni tampoco me convertiré en princesa esta noche
ni siquiera si no puedo dormir
pero derramadas 3 copas de vino
los dragones asoman en tus fauces
no ato a marionetas ni aprendices
no busco que entiendas lo que haces o lo que dices
perdidas en callejones me ausento
perdidos los caminos
todo carece de sentido.

Aveces la mejor forma de definirse es dejar de hacerlo
y empezar a vivir.

Visa para un beso

Hoy tengo día Andrés Suárez, tal vez es la proximidad del concierto, pero llevo unos días sumergida en sus canciones, ahora ando escuchando Visa para un beso y me recuerda a la historia de nuestros desencuentros, que si hablamos siempre de los mismos temas, que si discutimos sin sentido en conversaciones que son espirales que acaban en círculos viciosos.
De vernos y mirarnos, no somos las mismas personas, no somos como antes, ya no existe eso, lo que fuera, y sin embargo nos sigue manchando las manos y embargando aveces, siento como nos deshilachamos y nos perdemos en el vacío. Hay un suelo sobre el que precipitamos, rompiendonos una y otra vez en un continuo dejabu, sin dolor, sin sentido, sin emoción, pero encarceladas en el mismo episodio una y otra vez.

Hay miles de caminos para llegar al mismo lugar, no existe el camino único y correcto, pero creo, que no sabemos cual es el camino que queremos tratar, el “locus amoenus” al que llegar. Maniatadas al sinsentido recorremos senderos cercanos y nos acobardamos en los desfiladeros. Bajamos la guardia en cada anochecer y nos reexplicamos, nos redefinimos, nos volvemos a inventar, miles de palabras que tiñen la razón.

Distancias de porcelana, fingidas indiferencias. Amores que no existen, pasiones que no se detienen.

No hay que encontrar un estado que nos pertenezca, un lugar al que llegar,
pero parece que tenemos prisa por convertir a la carroza en calabaza.

Deshilando

Deshojando las palabras, deshilando los momentos que bailamos en este baile de máscaras, en el que tú me quitas el miedo y yo te voy descubriendo poco a poco, aveces arrolladora, aveces frágil mientras me miras de puntillas a punto de quebrarte.

Hoy desconcertada miro entre notas cómo jugamos sin sacarnos las uñas, acercándonos con cada distancia que nos proponemos, acariciándonos con cuchillos afilados, embargando palabras, apurando los sentimientos que no guardamos en formol.

¿Quién dijo miedo?

Madrid gris


Y hay tanta gente en todas partes y todos recluidos en sus distintos rincones, el ser humano se está conviertiendo en un ser asocial que exporádicamente sale a emborracharse para calmar sus necesidades vitales de sociabilidad e instintos más carnales, como el sexo o el afecto.

Creo que las ciudades están hechas de un gel que insensibiliza, se va pegando a la piel y poco a poco vas dejando de sentir, de pensar, de querer, de querer hacer, las inquietudes se van muriendo y cayendo como piel muerta. Los días van pasando y las calles son ríos de zombis con los ojos vidriosos que miran al frente, podrías matarlos con ametralladoras y seguirían saliendo más y más como cucarachas que no se acaban y el efecto sería el mismo. Un sin fin de cuerpos vacíos, sin alma, sin motivaciones diferentes a seguir hacia el final destino.

Hoy que llueve no sucede, todos huimos despavoridos a los soportales
y nos juntamos como polluelos, dan ganas de abrazarse
y sentir el calor de otro brazos que te acogen.

La luna y el árbol – Parte I: El Árbol

Desde la letanía de no poder alcanzarte
te escribo en esta noche cerrada
donde me hallo mecido por el viento
en el desconsuelo de no poder verte.

¿De qué me sirve saber que me amas
sino puedo estrecharte
y mecerte entre mis ramas?

¿De qué me sirve esta vil existencia
mirándote cada noche en el cielo altanera?

Princesa maldita, musa de tantos trobadores,
que con tu manto a todos embrujas
que a todos nos sumes en esta locura.

Miro al tiempo y dibujo sueños con ecos.
Finjo no ser consciente de tus innumerables amantes
de tantas historias de amores.

Tú, la más deseada
tú, dama blanca de la noche
tú, mi carcelera,
tú, mi protectora
tú, mi liberadora.

Guardas en tu alcoba
los besos que nunca podré darte
que me hacen maldecir
este suelo al que estoy atado
esta falta de alas
esta mirada eterna
buscándote,
pensándote

Muriéndome cada noche como ésta
en la que las nubes te cubren
y me desgarran los celos
imaginándome que te escapas del cielo.

Que huyes de tus dominios y te dejas querer
y olvidas a este viejo árbol
que te llora y te venera
que te ama y te “des-ama”

Al que una noche tal como ésta
encontraste bañado en estas aguas
y prometiste amor eterno
aquella noche
que te escapaste del cielo.”

La luna y el árbol – Parte I, el árbol: Video de Recital en el Mercado ecológico en La Fustera 2014 – Benissa

La luna y el árbol – Parte I, el árbol: Video de Ciclo poético El espíritu de la Escalera 2011 – Madrid

La luna y el árbol – Parte II: La Luna

“¿Quién es la carcelera
sino hay en el mundo
mayor prisionera?

Que ondea en el cielo
para que todos la vean
que ondea en el cielo
para que todos la vean.

Que finge siempre
estar alegre
que dibuja sueños
para que otros los tengan.

Que no quiero ser
la que todos quieren que sea
ni ser de tantos amores
(imagen o idea) tan deseada.

Que no quiero ver
ojos que me admiran
que se apague la noche
y sea el cielo solo de estrellas.

Quien pudiera descansar
y caer en el remanso de tus aguas
acariciar tu corteza curtida
mecerse hasta el amanecer en tus ramas.

Hablar en silencio
descubriendo los secretos del viento
y trazar con la lluvia
el sendero de tus misterios.

Embriagarme de tu fragancia
filtrarme en la savia de tus venas
encender tu interior con suspiros
estar hasta el final de los tiempos contigo
lejos (de los ojos) de todos

Que no quiero ser la dama blanca dueña de la noche
que busca caerse de lo alto y romperse en pedazos
Que no recuerdo ya quién me castigó
y condenó a vivir así, de esta manera

Inventé una extrategia para encontrarte
confundiendo a las gentes con mis bailes
escondiéndome un poco cada noche
hasta del cielo poder escaparme

Pero en la oscura noche no consigo hallarte
maldita me engañan mis huellas
y me pierdo en las tinieblas
entonces exhausta regreso a mi cielo.

Crezco y crezco, enchida me ilumino
y miro a la tierra y te observo desde lo alto
comienzo de nuevo mi plan, pero se borran las sendas
se confunden los caminos.

Y una y otra vez te busco
y una y otra vez
no te logro encontrar.”

La luna y el árbol – Parte II, la luna: Video de Recital en el Mercado ecológico en La Fustera 2014 – Benissa

Parte II del reto de Borja para el día 13 de Abril. Porque sigamos teniendo inquietud por seguir escribiendo y retándonos 🙂

El oasis de la comprensión


Intentando una vez más
sin sentido
hacerme entender
en este desierto
en el que se convierten
mis palabras

Intentando tal vez
saberme entendida
en esta nueva despedida

Pero inútilmente
como siempre fue
hablamos en idiomas diferentes
jamás podremos entendernos
y naufragamos en estúpidas
y eternas conversaciones

Me hablas del oleaje de las miradas
de agarrarse a la vereda de los gestos
un silencio en el que abandonarnos

Son los gestos, las acciones lo que duelen
aunque ya no como antes, aunque ya no como antes
Son tus gestos, tus acciones los que me alejan
y ya no sé cómo a ti confiarme.

Intentando una vez más
sin sentido
hacerme entender
en este desierto
en el que se convierten
mis palabras

Porque yo hablo de la confianza y tú de lo hecho, hecho está…

Ladrones

Ladrones…

Odio a los ladrones, a los ladrones
del tiempo, a los ladrones de sueños
que te van quitando madeja a madeja
las parcela de vida hipotecando el cielo

No quiero embargar mi existencia
con inútiles objetos o alienadores pasatiempos
no quiero ser una pieza más en su computadora
una virtual numeración llamada dinero

Odio a los ladrones que por nuestro bien
disfrazan esclavitud con idílico sueño
mitigan la volutad de los pensadores
y destierran al que no entra por el agujero

Odio a los ladrones. Odio a los ladrones
que no confesaran nunca sus empeños
porque todos seguiremos en este baile
mientras no nos preparemos para el duelo

Campo minado

Recorro cada día un campo de minas
para encontrarte aveces al otro lado
cada día mi vuelo es más raso y cansado
¿Qué pasará cuándo me quede sin alas
y tenga que atravesarlo andando?

Hasta dónde

Mañana Fuera de Contexto.
Como siempre quiero experimentar cosas nuevas.
Tengo dos experimentos. Uno para cada bloque.
A ver que tal.

Un adelanto para los que no podáis venir, porque tengo muchos vídeos atrasados:

¿Hasta dónde?

¿Cuántas cosas más necesitamos oir para darnos cuenta de lo que pasa? ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? ¿Cuál será el acontecimiento feliz que nos vuelva a unir como hermanos, nos haga despertar de este sueño funesto?

Pregunto al aire y mis preguntan se esfuman entre el silencio. No hay días buenos, no se avecinan mejores. Todos estamos adormecidos y tristemente cada uno para un lado. No hay unión, no hay pensamiento común, no hay siquiera un sentimiento mísero de revolución. Todos convertidos en estatuas de sal que no quieren mirar más allá: por mi casa, por mi coche, por mi asegurada paga.

Y cada día más oprimidos. Y cada día más absurdas leyes. Cada vez más prohibiciones. Cada una de ella convertida en una forma de cobrar impuestos.

Y todos miramos para otro lado. Y ninguno dice nada, y nadie hace nada. Y no hay forma de hacerlo si cada uno mira sólo por si. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? ¿Cuál será el acontecimiento feliz que nos vuelva a unir como hermanos, nos haga despertar de este sueño funesto?

Y una canción redescubrierta que tengo ultimamente muy presente. Espero os guste.

Besos.
Nos vemos mañana!!!!

Save

Esclava

Porque no siempre las cadenas que nos atan las podemos ver. Y en nuestra burbuja de bienes materiales y vanas preocupaciones pasan los días que no volveran.

No me importas

Láudano es el elixir que alimentan tus palabras
frágil te fragmentas en cada frase
que utilizas al avanzar

No te aprecio

Mirada desviada, simulas un loco
temperamento astillado
te encallas en cada derrota

No me importas

Risa edulcorada de mentiras
te engrandeces inventándote pasados
alzándote en el vacío

No te creo

Engreido parlante que dibujas un ego ficticio
que intentas medirte conmigo
buscando minar mi autoestima

No me impresionas

Hasta ahora soportaba tus estúpidas peroratas
pensando que no eras tan mala persona
sólo algo falto de confianza en ti mismo

No te aguanto

Has superado el límite de mi paciencia
No necesito tus fábulas hedonistas
ni tus críticas destructivas.

No me busques.

Dedicada a ese tipo de personas que aprovechan que les das la mano
y un poco de confianza para cogerse el brazo e intentar destruir tu seguridad
para sentirse mejor consigo mismos sintiéndose mejores.

Límites

Límites.
Me parece curioso que antes de que empiecen los problemas nos vayamos poniendo límites a nosotros mismos.
Ante un nuevo reto, ante una ilusión, no debes de desmotivarte por las dificultades. No, no soy una ingenua pensando que todo es color de rosa, no soy una ilusa que cree que todo es fácil. Pero si te digo, que es más fácil, cuanto más creas en ello.

Por azares de la vida tengo mis inquietudes desbocadas y me muero por hacer muchas cosas, y digamos, que la razón por la cual no las haga, fuese la que fuese, no quiero que nunca sea, que nunca creí en mí misma y que por ello no lo intenté.

Ánimo a todos los que tenéis ilusiones, porque de vosotros será el reino de los sueños.

Miradas


Porque me gusta mirarte…
Porque me gusta interpretar tus miradas
tus sonrisas
tus gestos
tus momentos…

Porque los domingos no saben igual si no te despiertas junto a mí.
Porque me despiertas arropada de tus besos
tus caricias
tus susurros
tus silencios…

Porque algún día descubrimos engañar a las despedidas y zafarnos de nuestras esencias para vencer cualquier contratiempo.
Porque a pesar de todo, hemos decidido intentarlo.

“Kanashimi wa… Watashitachi ni Issho ni over the rainbow”

Dormida

 

Estás dormida entre mis brazos y oigo como respiras. Esta noche es diferente. siento que eres una nueva tú que se funde entre mis brazos.
Damos vueltas para perdernos y nos chocamos. Estás aquí. una noche más, entre mis sábanas. Puedo sentir como se para el mundo en este momento.
La noche es mi cómplice y mis dedos mis palabras. ¿Puedes oirme?¿Llegan a tus sueños estas frases que empiezan en mí y en tí se acaban?

————————————————————————————-

Sé que empieza un nuevo capítulo entre nosotras.

Toxicposa

Te propuse un juego: “Inventemos un nuevo nombre para nosotras. desvinculemos nuestras historias de nuestros nombres actuales. Empecemos de nuevo”. Dudaste…¿serás mi mariposita? “las que siempre fuimos y las que siempre seremos” ¿serás mi inspiración? “aquella que no para de llenar de hojas en blanco con versos que reflejan nuestros desencuentros” ¿serás mi nada? “esa en la que naufragamos buscando esas islas de Cortázar…”por fín dijiste…Te llamaré Toxicposa

———————————————————————————-
¿De qué sirve reinventarnos si sigues echando el veneno en tus palabras?

El hechizo de tu voz

Tu voz se fundía en la oscuridad mientras la melodía que intentabas entonar en susurros me embriagaba en un hechizo mágico. El alba te convirtió en persona de nuevo y volviste por tu camino de baldosas amarillas a tu mundo de oz.

Hoy sigo hechizada bajo tu embrujo.

Oasis

Al final…después de tanto vaivén, de mecernos hacia un lado y hacia otro. Nos encontramos en un oasis. Una tierra de nadie. Donde nos buscamos sin encontrarnos. Donde tu cabeza reposa bajo mi pecho sin más gritos, sin más ángulos obtusos que nos molesten. Solas… tú y yo.
En este oasis huimos de las palabras y los motivos. Huimos del antes y el después. Entre las olas nos mecemos en un ambiguo ahora, que se marcha al despuntar el alba y te aleja al llegar la mañana.

oasis significa (además de ‘lugar fértil en el desierto’)

una ‘tregua, descanso, refugio en las penalidades o
contratiempos de la vida’.

No consigo desprenderme de ti

Tengo la sensación de que no me puedo desprender de esta historia. Es como si se hubiera quedado pegada su esencia en mi cuerpo y por más que me lave, frote, arañe la piel, no se quita.
Estaba tranquila. Había conseguido ordenar mis pensamientos. Y ahora…ahora…ahora cae todo sobre mi otra vez. Quisiera poder acelerar el tiempo y llegar a otro estado de paz sin anhelo, de tranquilidad sin angustia, sin ansiedad. Quiero desprenderme de ti.

Enajenada

Enajenada vienes a mi. Prometes mil paraisos, mil nuevos destinos, mil nuevos amananeceres contigo. albergas la esperanza que aún te siga esperando y chantajeas con recuerdos manipulados mi razón. Tal vez sea una mujer insensible como todos me definen pero no te dejo hacer, no te creo, no quiero volver a caer y de nuevo te aparto de mi.

Aseguras que todo ha cambiado y que ya no eres la misma y que sabes que si volvemos a intentarlo todo será distinto pero mejor. Ya no volverán tus dudas, ya no habrá huidas, ya no existirán miedos inconexos, las noches no se acabarán sin tí porque quieres no volver a separarte de mi. Corres, corres, corres con tu lengua y me dices que volvamos a empezar desde el principio porque sabes que todo esto tiene sentido.
Enajenada de nuevo te sobrevienen mil fantasmas que te inventas y huyes corriendo de nuevo. Antes de llegar me dices que me odias y que no quieres volver a verme, porque me temes antes de verme. Que mi silencio es cruel y que no puedes enfrentarte a él.

No puedes ser tu propio enemigo, aprende a convivir contigo misma y luego lucha por lo que quieres. Nunca te he odiado. Nunca te he verdaderamente apartado. Sólo he tomado las medidas que nos vienen mejor a las dos. Sé valiente y enfrentate a tus miedos y vencelos. Una vez pierdas ese lastre…igual la vida te muestra otro color.

Terrorista emocional

Vuelves a mi vida como un yo-yo. Vienes y vas. Vienes y vas…Ésta vez quiero marcar un nuevo hito en nuestra historia. No quiero que vengas a buscarme más. Hasta ahora no he podido enfrentarme contigo, pero hoy lo intentaré. Quisiera no caer en tus redes, quisiera no ser presa de tu tela de araña.
Ahora comprendo que el miedo que un día tenía era infundado, ahora tengo miedo de volver a caer en los mismos errores y quiero dibujarme una coraza.
No quiero pensar en ti. Pero eso no me preocupa demasiado, me preocupa más que no de oportunidades a otras personas que pudieran entrar en mi vida por miedo a ser otra vez victima.
Hoy he escuchado una canción que me ha recordado mucho a ti. Quiero dejar de ser ese mendigo emocional.

Como dicen Marwan, esto es solo culpa mia, por dejarte ser mi terrorista emocional.

Diáspora

Ahora que intento huir del dolor, marco una circunferencia para separarme. Miro a mi alrededor y no quiero volver a caer en los mismos errores que antes. Me mantengo a la espectativa…quiero ser cauta y no volver a caer. Veo las señales de humo e intento no salir en combate, te respondo, cauta.
Me repito a mi misma que el camino más fácil es pasito a pasito y asi lo hago. Camino lenta y espectante. No tengo prisa. No tengo prisa. No tengo prisa. No tengo prisa.
Tal vez las secuelas en mi interior de implicarme demasiado hacen que ahora quiera dejar pasar el tiempo antes de enseñar mis cartas.

malestar

Aveces hacemos cosas porque sentimos que son las cosas que tenemos que hacer, sin embargo a pesar de todo hay una sensación en el interior que me deja un mal sabor de boca y a pesar de que sé que he hecho lo que tenía que hacer, no puedo evitar sentirme mal. Un malestar me recorre y me envenena la sangre porque no siempre me gusta tener razón. Aveces me gustaría equivocarme y descubrir que todo es mejor, que aquello que me preocupaba realmente no llegó a pasar.

Hieres

No sé si será este el último post de este blog…Hoy me queda una sensación amarga en la boca al saber de tí. A menudo tus ideas y tus pensamientos se confrontan entre sí. Uno contradice al otro y luego te duele que yo no los pueda entender y cuestione la naturaleza de éstos.
Hoy nos decimos adios en un tono hiriente. Las palabras vienen con espinas que intentan hacer daño, nunca quise llegar a esto. Siempre dije que las despedidas dulces eran mis preferidas porque no nos hacíamos daño gratuito. Ahora, todas tus palabras, tus lágrimas, tus adioses eternos danzan al son de esta frase que parece ser el enigma que no acertaba: “Yo nunca he tenido los conflictos
que he tenido contigo. Nunca. No estaría preparada y fuera. Siento haber empezado nada por ‘un poco de algo’, es mi culpa.”
Ahora ya no puedes ver más allá de esa despedida, ahora toda yo se define en un solo gesto. Ahora ya no soy la misma persona que querías conservar antes. Hoy tu mano que me asía me suelta y ambas me apartan de tí.
Dices que no me vas a perseguir y que ya no puedes recordar todo lo bueno que vivimos porque se te enturbia con un gesto. Sí, tienes razón, será mejor que no hables más conmigo, tus palabras cada vez son más afilidas y vienen como guadaña.
Hoy nuestra despedida se marca con un “No tengo más que decir”

Parece que esta vez sí, es de verdad. Parece ser que esta vez no vendrás con flores.

Despedida

Hace poco más de una semana volviste a mis brazos, traías flores. Flores que en tu idioma significan, lo siento, flores que se tiñen de escusa, de perdón, de tus heridas. Volviste con promesas de futuro. Ésta vez es la de verdad me dijiste, he vuelto para quedarme. Digamos que quería creerte, quería pensar que en efecto venías para quedarte, pero mi corazón no lo sentía. No sentía que lo que decías brillara en tus ojos.
El martes fue un día genial, como los que tendríamos que haber tenido desde el principio. Tendría que haber sido siempre así. No sé cómo destruimos la relación antes de empezarla. No sé por qué pero me hacías más daño que bien. Tus continuas despedidas, tus continuas explicaciones irreales de la realidad…tus ojos no brillaban como al principio…Tus ansias por estar conmigo desaparecieron tal vez el día que te dejé que jugaras con mis sentimientos.
No digo que no intentes estar conmigo, no digo que no luches por quererme, pero creeme que no me basta. Yo necesito más. Necesito no que luches por quererme, sino que me quieras, que te mueras por estar conmigo. Que ansies estar conmigo. Que las escusas que me pongas no existan que vivamos nuestra historia, que nos dejemos llevar por la magia. La magia que ha ido despareciendo desde que azotas mi sentimiento.
Siempre dices, es por mi, no por ti. Créeme que yo te digo, tienes razón, no es por mi, es por tí. Tal vez algun día dejes de jugar con los sentimientos y te dejes llevar por ellos. Hasta entonces, no sé si conseguirás vivir tu historia, porque estás demasiado preocupada en aniquilar lo auténtico.
Sé que tal vez no he hecho lo correcto ni de la mejor manera. Pero ya no pude más. Ya no podía con tanto malestar por dentro. No podía con la forma en la que me tratabas, no podía ser más tu perrito faldero, que corre detrás de tí mientras tú un día me apartas otro día me abrazas. No podía más. Y por eso hoy soy yo la que se aleja de tí, para que no me sigas haciendo más daño.
Me dices que ya no te importo por la forma en la que me alejo de tí. Tal vez sea lo mejor. Igual a tu modo seguiríamos buscándonos para luego alejarnos, jugando, como siempre.
No puedo alejarme de tí si estas conmigo. No soy capaz. Eres mi debilidad y necesito estar fuerte para huir de ti y no caer más en tus manos que me balancean como a un títere. Huyo de ti y por eso no me enfrento porque sé que no podría dejarte, si lo hago.
Hoy me despido yo de ti y te digo. Sé feliz. Mucho.

Me siento como un pañuelo

Siento cómo algo se rescrebraja en mi interior…es como un pañuelo viejo que al tirar de él se rompe en dos emitiendo un sonido rasgado.

Juegas

Ayer hablé contigo…creo que no fue un buen momento, estuve frágil. El alcohol nubla la razón…Y hablé contigo como si no pasara nada, volviendo a entrar en el juego de tus trampas mortales. Al final quedé sin saber cómo otra vez contigo hoy. No sé en qué pensaba, el caso es que al llegar esta mañana a casa me di cuenta de que quieres volver a hablar conmigo. Dices que estaré cansada de tanto juego…entonces por qué lo sigues haciendo? Hoy de nuevo, hablaremos.

El ultimo suspiro

Muere el sentimiento si no paras de azotarlo una y otra vez…Buscas escusas en querer hacer lo correcto. Quieres hacer lo mejor… pero sólo, en el fondo te buscas a tí. No te culpo, es normal, es lo que tienes que hacer. Pero no me arrastres en tu búsqueda…déjame marchar. Déjame buscar mi camino, mi camino sin tí, no puedo seguir si sigo contigo…Contigo pero sin ti.
Me ases, me ases con tu otra mano, con la que no me quiere dejar marchar. Pero no dejas de empujarme, de pegarme, de azotarme, intentando apartarme sin dejarme escapar.
Pasan breves instantes desde tu despedida, fulminante y letal, prometiendome futuros inciertos, augurándome que no es una despedida. No es una despedida. No es una despedida. No es una despedida.
No seas tan egoista. No juegues con mis sentimientos. Sé valiente. Sé Victoria…y déjame marchar. Déjame como el águila, en mi último suspiro, volar.

Vuelo

Vueeeeeeeeeeeeelo…
Revoloteo!!!!! Al fín mis alas se agitan airosas por el cielo…
Parece que todo este revoltijo de sentimientos que nos asfixiaba nos ha inundado los pulmones y hoy respiro la fragancia de tus caricias que me dan alas…
Vuelo, vuelo, vuelo!

Qué pasará?

Ahora que creía que entendía todo me lanzas un nuevo contrataque en el que no sé muy bien cómo actuar. Ayer volvimos a crear la semilla de la duda, nos amenazamos con sentimientos que no habíamos descubierto.Tus lágrimas ahogaban mis reproches. No está terminado este capítulo? Lo está? Ahora mismo me siento desorientada y me haces ver que tú también lo estás.
Anoche te lancé una red con palabras queriendo atraparte en un acertijo. Hoy descubro que dicho acertijo es una trampa para ambas, porque no hemos respetado nuestros respectivos miedos. Yo no puedo definirme según tu criterio pero tampoco tú según el mio. No sé que pasará pero si sé que hoy me siento muy egoista por no ver algo que me parece tan obvio ahora.
Ahora quiero verte, hablarte, besarte…pero no sé si será el mejor momento. No sé que pasará…tal vez como yo misma siempre digo, me tendré que dejar llevar.

Nueva visión

Hoy he estado hablando con mi amiga Ana, que tiene una forma pragmática de ver el mundo y puntos de vista que me gustan. Lógicamente he estado hablando con ella de lo que tanto me preocupa estos días que desde que ha empezado esta historia todo en espiral acaba recordándome a ello.
Ella me ha hecho ver las cosas desde un nuevo punto de vista…No quiero decir con esto que estuviera yo equivocada o no. Simplemente que mi inexperiencia en ciertos temas me hace ir con mucha ligereza en ciertos aspectos que no llego a comprender. En este caso a nosotras que somos muy parecidas compartimos la tendencia de no querernos prototipar ni querer etiquetarnos. No nos preocupa en demasía definir nuestras conductas, o bueno, definir igual no es tan concreto quiero decir que no nos gusta encerrarnos en conceptos, sentirnos ahogadas por los límites de las palabras.
Pero en este caso tal vez no he sido lo suficiente empática(y digo sufiente por suavizar mi actitud)con la otra persona que en su caso sí necesita reafirmarse a si misma en los conceptos, en los prototipos. Y hemos chocado de frente en este sentido.
Pues sí, algo tan obvio se me había pasado por alto, hay que ver lo útil que es en determinados aspectos hablar con los amigos. Siempre he dicho que éstas cosas se ven más objetivas desde fuera.
Ahora sólo falta que encuentre el momento para poder hablar con ella. Si es que no es demasiado tarde.

Finito

Se acabó.Finito.
Cada capítulo se va acabando y dando paso al siguiente. Hoy mismo me despedía de ti entre mis sábanas. Sé que tal vez te parezca extraño pero no acabar las cosas de forma violenta hará que te lleves un mejor recuerdo de mi y que, más importante en este caso, no intentes justificarte con excusas de actuaciones actuales o venideras. Porque el ser humano es en sí un animal y no sabe que cuando se siente acorralado ataca, para defenderse…Y cuando nos herimos decimos cosas que no sentimos pero que se quedan. Hacen cicatriz en el alma y no te puedes deshacer de ellas.
Sé que no entenderás que sea como soy, pero atacarte nos hace daño a ambas y prefiero no mellar la incipiente relación que se consume cómo un fósforo que tan pronto ha dejado de brillar. Fue tan breve y tan hermoso que prefiero retenerlo asi.

Ahora sé que procedemos de mundos distintos y que mi lógica confronta con la tuya. Tú quieres que yo sea esa persona que no soy, yo simplemente me alegro de haber conocido la persona que eres. Comprendo tus miedos aunque quisiera no comprenderlos. Sé que esta historia nunca podría funcionar si temes, si dudas, si no estás segura…Acabamos de conocernos, mejor dejarlo cuando aún estamos a tiempo.
Tal vez algún día te empuje el aire y te puedas dejar llevar…Yo no estaré esperando, pero quién sabe? A lo mejor, nos lleva al mismo lugar.

Hablemos (Justo hoy¬¬)

Hummmmmm! Hoy, justo hoy quiere que hablemos. Ayer estaba fría conmigo y parece no haber desistido en el empeño de hacer aquel proyecto que tenemos juntas…Pero justo hoy que es un día para mi tan importante es cuando quiere ella que hablemos.
Que hablemos…creo que en tan poco tiempo he podido escuchar tantas frases que temo…Ayer era lo de no es por ti es por mi, el autoagobio y hoy eso de “Tenemos que hablar de lo nuestro” Lo nuestro que me pareciera que nunca ha llegado a ser tal.
Lo nuestro…acaso es que han pasado dos años y yo sigo pensado que no ha pasado el tiempo y no me dado cuenta?
Hoy. Justo hoy. Qué ya los nervios me devoran. Hoy quiere que hablemos.He de reconocer que el estar pensando en esta inverosimil historia que no me acabo de enterar de si existe o no en realidad me ha hecho dejar de pensar mucho en lo de esta noche. Sin lo cual tal vez estaría ahora mismo subiéndome por las paredes.

En realidad no sé que es lo que espero que me diga…a día de hoy no sé si hay algo que pueda decirme para hacerme sentir bien. Digamos que por momentos voy perdiendo la ilusión que había adquirido al conocerla…todo por sus dudas, sus miedos, sus movidas. No sé lo que siente, pero si es cierto que está sintiendo algo muy intenso que no para de crecer en su interior al final no sé si seguiré esperando cuando quiera dejarse llevar.

Hoy hablo así, mañana igual soy otra persona. Igual mañana todo es distinto. Yo sigo teniendo una punzada desde que nos despedimos con “Mañana será otro día”. Sé que cuando esta noche la vea, me va a dar un vuelco al corazón, no sé que va a decirme, no se de qué quiere que “hablemos”. No es verdad que dije que quería matar al amor? Ahora mismo creo que quiero abortar. Abortar antes de que nazca, antes de que sea demasiado tarde…Si es que no lo es ya.

Bueno. Hoy es el gran día. Espero que al menos no me lo estropee.

Autoagobio

Creo que debería dejar de perseguirte tal cual estrella fugaz y dejar que sigas tu camino.Algún día tal vez entiendas las cosas que hoy no sabes explicarme.Tal vez entiendas las cosas que hoy me quieres contar con esas frases inacabadas que no tienen sentido completo. Con esas excusas que solo me torturan, al tratar de querer comprenderte. De hacer lo correcto.De saber llegar a ti.
Cada día me esquivas más, afirmas que no es verdad, que no es problema mio, que todo problema fluye únicamente de tí. Me vienes con ese término abrasivo de “autoagobio” que no sé si quiero comprender.
Cada día me alejo un poquito más de tí, no sé en qué momento empezó esto a ocurrir, ni siquiera sé si es normal.
Me devano los sesos por intentar comprenderte, incluso pienso en cómo poder actuar de la mejor manera, si apartarme o seguir buscándote, si tratar de comprenderte o hacer como que no existe este muro que va creciendo entre nosotras.
Hoy tu despedida la marcamos con un “mañana será otro día”.

Gavilán o paloma

Me inquieta lo terrible que son los sentimientos y lo fácil que somos presa de ellos. Las relaciones van pasando por uno y cuando crees que sientes algo más es justo cuando eres frágil y vulnerable, es justo cuando pueden hacer contigo lo que quieren.
Da igual la filosofía que hayas estado desarrollando donde tanto tiempo para evitarlo. En cuando aparece. Te conviertes en paloma. Lo peor es saber lo que no debes hacer y sin embargo hacerlo. Esta historia me va a matar.

Vuela mariposa

La tempestad pareciera que fuera a calmarse en cualquier momento, más prosigue su efecto más allá de cualquier lógica. Pero enmudezco ante tal fénomeno. Sé que las palabras no son precisas al contarte el proceso de metamorfosis que estoy sufriendo. La mariposa está aleteando pero aún tiene miedo a volar, la coges en tus manos y la meces para que la confianza haga que sus alas la hagan alzar el vuelo.
La tempestad no se ha calmado, más bien parece que acabara de comenzar.

Y ahora…qué?

Y ahora qué?

Ahora que ya he podido rozar tus labios y que tus manos suaves jugaban con las mias en una noche fría en la que parecía que el tiempo se detenía. Que he podido perderme en el aroma de tu pelo negro que dibujaba nebulosas en mi desconcierto. Que te he oido sonreir al oido con tonterías que ni tu misma entendías.
Ahora qué es lo que va a pasar? Seguirás pensando en mi? Cuando miras la luna preguntándole cosas me buscas a mi?

Tienes razón, las noches hace débiles los corazones, ese corazón que late a 500 km sintiéndote tan cerca y tan lejos. Que en todas las cosas te busca y te reconoce. Todas las historias que empiezo acaban en ti. A mi tb me gustaba el roce de tu piel.

Y ahora qué?
Cuándo nos volveremos a encontrar?

Conocerte

Me da miedo conocerte más para que más me pueda atraer la personalidad que veo. No sé qué pasará…no sé lo que te puedo ofrecer. Sé que en principio pensaba que era yo la que buscaba tu atención, noto que cada día eres más importante en mi vida y que buscas llamar la mía.
Miedo a que los acontecimientos vayan más rápido de lo que yo puedo controlar. Porque en sí, me gusta controlar todo lo que sucede en mi vida, lo que anhelo, lo que me hace sentir bien… hacia donde quiero ir. Y sé que ahora mismo me llena pensar en tí. Sonrio al verte, al sentirte cerca, al saber de tí, al mencionarte y hablar de tí. Al pensarte…
Miedo porque desaparezcas de repente de mi vida sin saber cómo reterte. Miedo a que conozcas a alguien que despierte en tu corazón algún sentimiento y te aleje de mi, de nuestro adolescente tontear…
Cuanto más reniego, cuánto menos quiero encapricharme de nadie y volcarme en algo…menos lo consigo. Quise matar el amor. Ahogarlo para que no me volviera a quemar. Cuando creía haberlo conseguido…aparece este nuevo sentimiento que no sé como calmar…cómo apagar…ni siquiera sé si quiero hacerlo. O qué es lo que realmente siento.
Sólo sé que siento miedo.

Entes plagios y otros seres mágicos

Sueños…
Y la noche se avalanza una vez sobre mí
sin que yo pueda hacer nada por evitarlo
y cuando las fuerzas me fallan
me saca el alma por la boca y me cierra los ojos

y la lleva a otro mundo
secuestrada vaga por otras realidades
que no acierta a comprender
errando entre seres mágicos
y entes plagios de la realidad

Quién eres?

Volver a alguien o a algo nos ubica en nuestra realidad. Nos hace pensar en los que tenemos o en lo que queremos tener.

Oda a la existencia

La mañana me persigue por toda la ciudad.
Me devora los segundos en la orodonda plaza de la Soledad.
Agravio la mala costumbre que tiene la gente de criticar.
Inerte me hayo los días ociosos del Viento que me viene a despertar.
NO, no quiero amigos sin corazones que no sepan escuchar.
Venme a buscar en el sueño eterno de mi Ansiedad,
y come la lágrimas secas de mi mal despertar.
Fluye el sentir sin medida y no llegar a amar.
Las caracolas ya no albergan el sonido del mar.
Pasan semanas y años y no sabes donde quieres estar.
Mi mundo es una bella jaula de la que quiero escapar.
Árboles sin raices no pueden muy lejos llegar.
Afables los ojos de mi anatema se apiadan de mi andar:
Más dulce muere el dormido, que el que la muerte sale a buscar.
Más fácil con anestesia es en esta vida durar.
Me anestesio con placebos de Amor y de Amistad.
Solo espero que estos placebos tengan algo de Verdad…

Lóbrega agonía del que no quiere ver

Siempre detrás de las fábulas,
de los cuentos que nos contaron.
Audaz la verdad se esconde por las esquinas,
intentando replegar las alas que tanto nos hacen volar.

No sigas buscando el motivo
de las heridas que no se llegaron a formar.
Es inútil seguir naufragando
si no va nadie abordo ya.

No me busques. No digas que me quieres.
Si tú y yo sabemos que no es verdad.
No inventes. No abuses de mi confianza.
Si no sirve remar cuando al río dejamos secar…

No quiero extinguir el sueño dorado
al oeste sino encuentro el colorado.
Y seguirás pensando que arruyo los goznes de la frialdaz,
que mis sentimientos no son como los demás…

Y… puede que sea verdad.
O puede que no sirva de nada esperar
que un fuego que no exista me pueda quemar…
No me busques más. No me busques más.

Las aceras dejaron de pronunciar tu nombre,
ya no me apetece seguirte sin norte.
Sé que se acabará el verano como cada año
y el mundo seguirá dando vueltas pero yo, ya no te extraño.

Deseado letargo

Los ojos de la ingravidez me sumen
en un sueño profundo
del que no logro despertar.
Los sentidos van desapareciendo
lentamente de mi propia consciencia y
van formando parte de un recuerdo
impreciso, vago… lejanoCreo desaparecer yo también
al mismo tiempo que mi entorno
y la sola idea me da placer,
el placer que me conforta
una paz infinita…

Entonces deseo no volver a despertar.
Quedarme en este estado
vegetativo e inerte…
con una profunda sensación de paz.

Sin Aire

Sin aire…
El tiempo se consume…
No veo, No Siento…
Me falta el aliento.Veo pasar la multitud como si se tratase de una segunda realidad.

No estoy
No quiero estar
Me conformo con desaparecer
O mejor…No haber existido

Los días pasan ávidos en la necesidad de consumirse en su propia existencia
y pasar a formar parte de un inherente pasado

Y yo sin aire!

Desperdiciando el potencial humano

Fluye el sensato desdén de los ignorantes
que no saben apreciar el sentido exacto
del verdadero significado de la Libertad.Insignificante es el álito que a pesar de las dificultades
sobrevive al tránsito inmune del desasosiego
que confluye sin sentido en esta Sociedad,
luchando por existir en su continuo agonizar
queriendo demostrar que aun tiene sentido tener un Ideal.

Aún así, el embriagador perfume de la indiferencia y la desidia
adulan y provocan a la gran extensa mayoría armonizando la
existencia con placebos nímios o fantasías funesta

El camino

Camina sin descansar. Haz tuyo el camino. ¡Elígelo!¡Disfrútalo!

A lo largo de la Vida estarás recorriendo el camino de la Existencia, a través de él conectarás con el caminar de otros transeúntes que caminarán contigo durante un periodo del mismo, otros simplemente se cruzarán. Desarrollarás lazos que te unirán a algunos de esos caminantes que por dispar que sea su rumbo respecto del tuyo, no se cortarán.

Es importante que valores esos lazos porque no siempre podrás atarlos con todas las personas, digamos que solo algunas despiertan algo en tu interior, y ese sentimiento no se elige: Existe o no existe. Y de igual forma que no puedes elegir sentirlo no puedes obligar a que los demás lo desarrollen.

De aquellas personas de las que podemos presumir que hemos formado algo especial, que nuestras vidas se han interrelacionado hemos de ser consecuentes y pensar que tal especialidad ha de ser natural, espontánea, de manera que sus actos vayan guiados por la total libertad y no por estereotipos sociales.

Largo litigio

Me acuno en mi regazo albergando encontrar un ápice de sosiego. La impaciencia me perturba, ávida, me inquieta , que la Soledad de mi Alma alberga, desaparezca.
Imagino retazos de mi vida pasada. Los recuerdos hacen humedecer mis ojos y me hacen darme cuenta cuan sola me encuentro.

Es posible que sean las mismas lágrimas las que llamen a la Tristeza y en un circular vicioso no sepa combatir contra mi misma y que me deje arrastrar por mis precarios sentimientos.

Oda del bien y el mal

 
 Es el alma el que corrompe al ser humano,
le lleva al bien o al mal segun proceda
¿Y qué es el bien si le privas de la moral?
¿Del opio innecesario de nuestra existencia?

El mal te puede llevar a lo más alto,
solo es una forma de supervivencia.
¿Quién inventó ese Dios que nadie ha visto?
¿Quién nos sumió en esta vida de mierda? 

Poesias para el recuerdo

Poesías recuperadas de cuando era adolescente:

Mis ojos temblorosos
Miran un futuro incierto
Entre penumbras y sombras
Intento andar con acierto.

Mis dudas en la cabeza
Me juegan malas pasadas
Me vuelvo un ser ansioso
Desconfiado y lleno de rabia.

Mi falsan lágrimas brotan
No mojan, hieren el alma,
Mi corazón ofendido
me hace perder la calma.


En la austera penumbra
En el apartado rincón
Allí donde todo se nubla
Donde no existe razón.

Enclaustrada en mi misma
Con el mas profundo dolor
Acaece una sonrisa
En mi faz como una flor

¿Qué es esto que me sucede?
¿Qué es esto que me pasó?
Tristeza que en mi transciende
Desaparece aquel frío rencor

Albores de gozo infinito
Qué extraña gala me da
Enfría mi piel como un rito
Aquel que abandonado no me ha.


Bajo una neblina de espeso olvido,
queda aquel viejo amor
y con lo con él vivido.
Dando paso a la pasión
que despierta un nuevo Amor.

Al bajar la mirada
Dos lágrimas cayeron
Deslizándose por mi mejilla
Atravesándome el alma.

Fingí no haber llorado,
Fingí haberte olvidado,
Fingí no haberte añorado
Mas fue inútil, te extraño.


En mis sueños
volvías a mis brazos
y entre hermosas palabras
nos amábamos.

Fue una tontería
Todo aquello que hablamos
Pues yo te sigo recordando
Y tú no me has olvidado.


Aunque me esfuerzo, no te entiendo
Eres un enigma, eres para mí un misterio.
Alzo la vista y cuando te veo, me miras
Pero al dirigirte palabra, reproche envías


Yo no podía concebir
lo que en mí nuevo sucedía
pues sentimientos nuevos
en mi corazón aparecían.

Acostumbrada a tu compañía
Apenas me daba cuenta
me encariñé de ti,
de tu mirada risueña.

Asustada de tu ausencia
oculté lo que por ti sentía
y me da miedo que
averigües mi querencia.

Con temor de lo incierto
de no saber lo que por mí sientes…
me conformo con mirarte
por miedo a perderte.
La soledad es tan amarga
Que no me deja mas que pensar

en ti quisiera no estar tan sola
y al fín poderme decidir

¿Por qué quiero estar contigo
y sin embargo me aparto de ti?
¿Por qué cuándo hablo contigo
no digo lo que quiero decir?

Es tan compleja esta distancia
estando tan lejos, estando tú aquí.


Mientras callada te observo
Intento adivinar lo que piensas
Si sientes lo mismo que yo siento
o si ni siquiera te molestas.

Entre dudas en mi cabeza
Trato de hallar una respuesta
o te revelo mis sentimiento
o los guardo con llave secreta

¿Qué es lo que pasaría?
¿Qué sucedería?
Me vuelvo loca pensando,
mientras tú ríes y yo te observo.


En tus ojos nublados
turbada el alma dormita
crueles tiran al frente
y con arduo fuego me miran.

Ansío liberarme de ellos
mas no libro del duro castigo
un yugo me ata al destino
de verlos con brío hastío.


La mirada tenue de tus ojos
se detiene en mi figura,
me asola el pensamiento
tu desdeño con ternura.

Qué contiene tus pupilas
a mi lánguida sonrisa
compadeces mi conversa
con tu silenciosa crítica

¿A propósito me ignoras?
¿O es esmerado descuido?
Hablas, ríes y me indigna
que no estés cuando estás conmigo.


Mis años de ilusión e ignorancia
añorolos con paciencia,
nostanlgia de un tiempo remoto
dónde aun era primavera
y los manantiales del alma
esbozaban pureza.


El silencio que busco en mi interior
no apacigua mi impaciencia
la mirada perdida
el corazón ansioso y la cabeza loca.

Manantial sin agua es mi vida
Camino en la controversia
En el enigma de mis sentimientos
En el capricho de mi destino.

En los anhelos de mi alma
la sonrisa apagada me sustenta
Qué me empuja y qué amenaza
eso acrecienta mi duda

Quiero encontrar la salida
el modo de ser feliz
de no estar siempre buscando
de todo el por qué.


Al acariciar la aurora
con delicada escarcha
el horizonte próximo
miraré el reloj
y sonreiré al espejo
diré adiós y me iré
como con el sol,
desaparece el rocío.

Recordará el espejo
mi sonrisa
y no mis lágrimas,
que caeran en el suelo
al tiempo que, como tú,
marchen sin despedir
las trémulas gotas
que despuntan el alba.


Cuando la brisa atraviese la noche
como pájaro espino
expiraré con una amarga sonrisa
y en mi cruz tu reproche
llevaré con orgullo tallado en pino.

Bajará temerosa la luna
aguardando guiar mis pasos
hacia un ulterior destino
donde la espesa bruma me ayude
de tus besos no hacer caso
y feliz siga mi sino.


Y visitaré el infierno
si fuese preciso
para encontrar una
de tus furtivas miradas
candente y atrevida
inocente y provocativa.

Buscaré en las tinieblas
esos ojos mentirosos
que guían mi existencia
y alimentan mis sueños
alegrándome el alma.

Atravesaré mil mares
anhelando encontrar
el desvelo de tus palabras
que acicalen mis gestos
y acentúen nuestro momento.


Y se anidó mi corazón en tu pelo
y se envolvió de tu aroma en su seno.
Conoció el placer de ser amado
en esencia y en deseo,
con locura ydevoción.

Inundó mi ser de ti y
me prendó con tu sentir.
Acaricié tu pecho,
y mi cuerpo me rogó
que volviese a buscarte
para formar nuevamente
un solo ser contigo.

 

Espejo de Amatista

Parte I: Despertar

Las ideas son como mariposas que revolotean por el aire. Es difícil creer que no cambian, y nos empecinamos en creer que en efecto es así, sin embargo, al echar la mirada atrás, el abismo entre lo que somos y lo que éramos se cierne sobre nosotros.
El paso del tiempo deja una huella en el ser humano imborrable, casi sin darnos cuenta, vemos como el principio y el final están unidos por un hilo delgado y quebradizo. A menudo nos sorprendemos a nosotros mismos mirándonos al espejo sin reconocer lo que los años han hecho de nosotros. Porque en el fondo seguimos pensando que somos aquellos chiquillos que un día fuimos.
Sí, aquellas ilusiones, aquellos sueños… y de repente, un día, te levantas y te das cuenta de que lo que has hecho con tu vida en absoluto es lo que habías soñado.
Y a la vez, te ves envuelto en multitud de excusas para explicar tu vida, el por qué de tus elecciones. Pero decides que puedes engañar a todo el mundo, a quien quieras, pero que ya es hora de dejar de engañarte a ti mismo y asumir la realidad.
¿Que cómo abres los ojos? No sabría decirte, pueden ser pequeñas cosas, que poco a poco se van sumando, añadiendo matices que hacen que lentamente se vaya quitando ese velo que te has empeñado en llevar puesto para no ver tu vida…Para no asumirla.

Así me pasó a mí, creía que lo más acertado había sido irme a vivir con Marc. Llevábamos unos cinco años juntos en aquel pequeño estudio que yo llamaba hogar y que él, muy sutilmente, como solo él sabía ser, lo llamaba cuchitril.
Era un espacio diáfano donde el sofá-cama y la compartían apenas 20 metros cuadrados .Y sólo podías vislumbrar un halo de intimidad en aquellos momentos en lo que acudías al cuarto de baño.
Pero, a mis veintiséis años, yo no cabía de gozo, era tan feliz… y no me hacía falta nada más que aquel hombre que yo había elegido como compañero para el resto de tu vida.
Y de repente, una mañana, la del 23 de Agosto, desperté como si todos estos años, cinco, casi seis, hubiera estado sumida en un profundo sueño, letargando. Y no fue como otras veces que me hacía la remolona y me costaba abrir los ojos. No. Esta vez me desperté muy descansada. En un acto me quedé sentada en nuestra cama. La misma cama en la que habíamos dormido estos cinco años atrás.
Con los ojos bien abiertos miré cuánto había a mi alrededor, lo vi claro, y sin más miramiento, desperté a Marc, quien aprovechaba plácidamente de los 15 minutos que aún le quedaban antes de que sonara el despertador:

– Marc, cariño, Maaarc, despieeerta…

Marc, aun sin abandonar las sábanas, abrió medio ojo y miró el despertador e inmediatamente, lo volvió a cerrar para responderme un vago:

– Qué …?
– Marc, escúchame, he decidido que voy a volver a la universidad. Total, solo me queda un año de carrera…
– Vale Nuria, lo que tu quieras.

Y sin más, se volvió a dormir hasta que el despertador sin clemencia indicó que ya eran las 8:00 de la mañana y que era hora de levantarse.
Como todas las mañanas, corrí a coger las tostadas y untarlas con mantequilla y mermelada. La que más me gustaba a mí era la de melocotón y a él la de grosella. Así que compartíamos una pequeña mesa plegable con un desayuno que más tenía de ritual que de ceremonial. Sonreía mientras preparaba el café y veía como Marc se apartaba las greñas de la cara al buscar entre los muebles la corbata que la noche anterior no reparamos en colocar.

Me parecía tan sensual verle llegar del trabajo diciéndome lo cansado que estaba y cogerle de la corbata y llevarle hasta el sofá-cama aun sin abrir. El sofá… y mientras dulcemente con sus ojos verdes me decía lo pícara que yo era, sus labios esbozaban:

– Nuri, estoy muy cansado…

Pero no se resistía, me seguía el juego, mientras yo perdía su corbata en la penumbra, él seguía sonriendo. Creo que fue esa sonrisa la que me enamoró perdidamente. Le quería tanto…
Y cuando conseguía, tras la corbata, arrebatarle la camisa, sus manos adquirían vida, me despojaba de cuando llevara y en un arduo abrazo manteníamos una lucha en el sofá. Yo encima, él debajo, yo debajo, él encima… Adoraba introducir los dedos en su sedoso pelo. Su pelo… cuánto me había costado convencerle de que se lo dejara largo, como a mi me gusta. Me ponía mil excusas, que si el trabajo, que si la imagen … y cuánto chantaje me hizo con él. Pero al final cedía. Y yo disfrutaba, regocijándome entre aquellos reflejos dorados…Me volvía loca.
Después me besaba intensamente, como queriendo retener el momento. Podía notar los latidos acelerados de su corazón bajo la respiración. Yo me arropaba con la funda del sofá mientras él me acariciaba los muslos y me preguntaba jovialmente que qué había de cenar…

Cuando llegó a la mesa sin peinar y la camisa sin abrochar todavía le continué insistiendo con el tema:
– Pues eso Marc, que he decidido que al final voy a terminar mis estudios.
– ¿Qué? – Me miró sin levantar la cabeza, con una mezcla de incredulidad y sorpresa – ¿De que demonios me estás hablando?
– Te lo he dicho antes…
– ¿Qué? ¿Antes? ¿Mientras dormía? Anda Nuria que a veces tienes unas cosas…

La sonrisa que albergaba mientras preparaba el café recreándome en la noche anterior desapareció en un instante. Había decidido que quería retomar mis estudios en el mismo punto donde los había dejado. Total…¿cuántos años habían pasado…? ¿Uno?¿dos quizás?¿tal vez tres? Daba igual cuántos fueran en realidad, lo había decidido y nada, ni nadie, me iba a hacer cambiar de idea.

No quiero Amanecer

Doce semanas, un día, dos horas, 25 minutos, 12, 13, 14, 15 segundos… Todo! Ya hace varios días que no rezo… no vale la pena…

Hace calor, mucho calor, sin embargo mi cama es fría, áspera, no me gusta, de vez en cuando veo una mariposa por el cristal, me dan envidia: son tan puras, tan inocentes, tan… libres… A veces imagino que asciendo al cielo, con una sensación de paz absoluta, sin miedo, sin temor, sin pensar…¡PENSAR! Es lo único que hago, no puedo hacer más, mi cabeza me da vueltas, discurre, transcurre, pero cuando se cansa, se queja por haber pensado.

¡Qué idiota soy! Hablo conmigo misma, creo haber descubierto otra yo en mi interior, ¡MEJOR! Así no estaré sola, sola, sola…me asusta estar sola. A pesar de que veo a Mónica, todos los días, me cuenta cosas alegres, la veo reír, a veces a carcajadas, a veces forzada, pero luego se va, se va… se va sin más, y yo me vuelvo a quedar aquí, conmigo misma…SOLA.

En el fondo ella no está tan feliz, pero lo hace para que yo sonría…recuerdo cuando la conocí, qué chica más antipática me pareció…Sólo sabía decir lo maravillosa que ella era. Y destacaba considerablemente los defectos de los demás. En el fondo la admiraba…Esa fortaleza, esa decisión, esa voluntad… aun conservo la imagen de su mano en mi hombro aquel día en el que me había metido en este lío… Como siempre, sólo he sabido meterme en líos.

¡Noooooo!, ¿Qué pasa? ¡Otra vez! Ese sonido no me gusta, ojalá mi pensar fuera en silencio. No aguanto ese ruido…¡CALLA! ¡DÉJAME EN PAZ! Cada día me visita, no sé lo que es, pero me molesta, me incordia. ¡VALE YA!

¿Eh? Parece que de momento se ha ido. ¡Ay! Ojalá pudiera volver atrás en el tiempo y cambiar todo lo que he hecho . O mejor no haber hecho nada ¡QUÉ ERROR! Nunca me perdonaré haber destrozado así mi vida, soy un desastre, no valgo para nada. Me siento tan… tan maaaal. Siento como todo el mundo me observa, comenta, critíca…sí, me critican, me miran como a un bicho raro y se lamentan, lamenta que sea yo, lamentan verme en esta situación, se lamentan de conocerme: Me sienten lástima. Me sienten lástima y me repudían a la vez.