Postponer las cosas

En fín, normalmente no me gusta postponer las cosas, sobretodo los planes que me hacen ilusión. De hecho que me cambien una fecha sobretodo próxima de una escapada me repatea…pero tb hay que decir que mi alma de ocupada sin hacer nada concreto hace que restrase cosas que tengo y sé que tengo que hacer para “otro momento” que nunca llega a definirse. Y asi va pasando el tiempo y nunca termino de hacerlo.
Ahora mismo me pasa eso con ir al médico…es que no sé cómo he entrado en el círculo vicioso pero no encuentro un momento para ir y siempre digo, bueno iré mañana, pero mañana resulta que tampoco me vino bien, y asi llevo casi dos semanas que tengo los ojos jodidos que no paran de llorarme, que me escuecen…y aún no tengo ni idea de cuándo iré finalmente al médico, empiezo a pensar que se me caerán antes de la cara.
Hoy al menos fuí a la farmacia, para preguntar por un colirio o algo, pero la farmacéutica me dijo que fuera al médico. Así que mi gozo en un pozo, yo que por fín hacía algo productivo…^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: