libertad

Quédate en casa

Son ellos los que destrozan las vidas recortando derechos,
privatizando recursos y desviando el dinero público pero quieren separarnos,
responsabilizarnos y castigarnos a nosotros.

Quédate en casa, no debería ser sólo si eres clase burguesa, estudiante o empresario
quédate en casa, no debería ser sólo si el jefe te despide o de vacaciones te manda,
quédate en casa, no debería obligarte a abandonar a tus hijos, tus abuelos, a tus seres queridos,
quédate en casa, no es suficiente para los que no tienen casa,
porque todos deberíamos tener casa donde poder ir a protegernos
y comida, y agua,
y la seguridad del que manda, no miedo.

Quédate en casa no debería ser un arresto domiciliario
no debería ser una gincana clasista
no debería ser una subasta capitalista
no debería
no debería.

Y hoy los que nos quedamos en casa
no debemos ser verdugos de nuestros vecinos
ni oportunistas
no debemos olvidar protestar por nuestros derechos y libertades,
no por nuestra opresión,
no debemos normalizar la opresión,
ni dejar de buscar la igualdad,
la igualdad
de que nos podamos quedar todos en casa
si realmente da tanto miedo
al que dicen que viene.

Éramos libres

Éramos libres
la madeja enredada
miles de hilos
tus hilos mis hilos
éramos libres
los nudos estorbaban
hacían daño
la lana hendiendo en la piel
éramos libres
tu cuerpo
mi cuerpo
las ganas
el silencio
la habitación llena de fibras rojas que se cruzan
la fusión temporal
la piel compartida
la boca llena de otros
el vello apuntando a la puerta
ritmos asincrónicos
insistiendo en las mismas zonas
gastadas
dedos sembrando en los mismos senderos
compartiendo la forma de curvar el tiempo
de flexionar la lógica
de rasgar las normas

Éramos libres
no había nudos
que nos trajeran de vuelta
y ambas nos perdimos
enredadas
en otros mundos.