poesía social

El mundo se ha vuelto loco

El mundo se ha vuelto loco
y las casas ahora son cárceles
jaulas llenas de locos aprendices
queriendo disimular que no saben estar locos
que no saben vivir en una jaula
que no saben nada.
Desde la ventana cada uno berrea en su idioma
hacia los vecinos camisas con pijama
hacia dentro bipolaridad esquizofrénica.
Por las noches el mundo vuelve a dormir
anclándonos a ese pasado remoto
donde las noches todas noches
y los días eran lunes y eran martes
y eran miércoles y eran jueves
y eran viernes y eran sábado
y eran domingo
y otra vez eran lunes
ahora todo es día
todo es casa
todo es jaula.

Podría ser peor.
Podrían negarnos a ser los locos enjaulados
y ser parte de la infantería de esclavos
y ser parte de los que acumulan el hambre
de los que abren ventana
de los que morirán primero
incluso cuando se abran las puertas
y el mundo olvide que encerrados
todos nos convertimos en locos.

Poesía pertenenciente a El lobo azul

Quédate en casa

Son ellos los que destrozan las vidas recortando derechos,
privatizando recursos y desviando el dinero público pero quieren separarnos,
responsabilizarnos y castigarnos a nosotros.

Quédate en casa, no debería ser sólo si eres clase burguesa, estudiante o empresario
quédate en casa, no debería ser sólo si el jefe te despide o de vacaciones te manda,
quédate en casa, no debería obligarte a abandonar a tus hijos, tus abuelos, a tus seres queridos,
quédate en casa, no es suficiente para los que no tienen casa,
porque todos deberíamos tener casa donde poder ir a protegernos
y comida, y agua,
y la seguridad del que manda, no miedo.

Quédate en casa no debería ser un arresto domiciliario
no debería ser una gincana clasista
no debería ser una subasta capitalista
no debería
no debería.

Y hoy los que nos quedamos en casa
no debemos ser verdugos de nuestros vecinos
ni oportunistas
no debemos olvidar protestar por nuestros derechos y libertades,
no por nuestra opresión,
no debemos normalizar la opresión,
ni dejar de buscar la igualdad,
la igualdad
de que nos podamos quedar todos en casa
si realmente da tanto miedo
al que dicen que viene.

Como chinches

El gran huésped dormido
alimentaba al enjambre humano
que tanto al sol y al no sol
extraían de él el sustento,
sus costras, heridas y erupciones
aún no lo habían despertado
y la plaga, se multiplicaba
se multiplicaba
confiando que el huésped
siempre estaría ahí
dormido.

Pertenece a El Cristal de la Pecera

Víctimas del photoshop

¿Es posible que sea tan permutable
el estado de ánimo que se vea afectada tu sonrisa
por el reflejo del paso de los años
estampado en tu rostro?

Hoy amanecí con el anuncio de tu tristeza
con la desventurada manía que tenemos de fingir
que nos da igual, pero no nos da igual.
Asustada posas la mirada
en lo que tú llamas imperfecciones
y reniegas de ellas con tanto ahínco
que me llego a sentir culpable

Y me encierro en un cuarto
de paredes blancas
a recorrer los rasgos de otras
que tal vez como tú, huye de ellos
me pierdo en la encrucijada de saber
que tú hoy estás triste
porque nos dedicamos
a transformar la realidad
y mentimos una y otra vez
en cada paso que damos
en cada foto que hacemos
hasta dejar de reconocernos
ya no sabemos ni como somos

Y tú estás triste
porque tal vez no he sido hábil
o despierta
o siquiera lo he pensado
y no te he mentido
también( o tan bien) a ti
como a diario
con el resto hago.

Tal vez creemos que no nos parecemos tanto
a los demás como realmente si nos parecemos.
Olvidado que somos humanos y
maravillosamente imperfectos