Desafíos

Tiene un mensaje nuevo

Marzo 2020 – Día 2

De repente todo el mundo se puso a llamar con el ansia de los enamorados. Amigos que llevaban años sin hablarse, familiares enfadados, conocidos que estaban solos…El virus le trajo de vuelta en forma de mensaje, a pesar de 3 años de silencios respectivos, él seguía llamándome gatita.

Cumpleaños

Abril 2020 – Día 39

 

El calendario ,en rojo, me gritaba que era su cumpleaños. Habíamos planificado vernos, hubiera sido el primero que celebrábamos juntos, pero ya íbamos por la segunda reserva cancelada del año.  130 km ahora eran  infinitamente lejos. ¿Cuánto podríamos durar si la cuarentena se prolongaba? Sobre mi cabeza el calendario en pedazos no acalló sus gritos, yo cuidadosamente seguía buscando una sonrisa para desearle Feliz cumpleaños.

Tal que Aquiles

Mi perro siempre había sido un pequeño monito
le gustaba copiar sin excepción todo lo que yo hacía
tal era su vicio
que acumulamos miles de vídeos
con este peculiar juntos hacer
primero fueron vídeos haciendo yoga,
luego nos dió por cocinar tartas locas
finalmente en un arrebato de locura colgamos todo internet.

Llegó un momento
que nos atrevimos a dibujar a todos mis vecinos
con sus caritas y sus trajecitos
al principio no iba del todo mal
pero luego empezaron a quejarse las esposas
porque mi perro les sacaba favorecidos
porque salían más guapos
los pantalones no tan roídos
más limpios más majos más bonicos
hasta les traían rosas
insistían que querían esos maridos
y nos lleváramos a los feos y sosainas
que compartían con ellas el sofá.

Gustaron tanto nuestros vídeos
que nos llamaron de televisión
nos íbamos a hacer tan famosos
ricos, adorados, llenos de oro
que Adonis encurtidos con pieles de nivea
agarrarían nuestras carnes prietas con deseo y fervor
nuestro sueño por fín veríamos cumplido
acosados por miles de mozos
no podíamos de la emoción.

Pero aún quedaba un largo día,
que nadie, ni en sus pesadillas, podía esperar
mientras me preparaba acicalándome cual princesa
para tal merecido y esperado evento
descubrí con gran desagrado
el peor de los horrores esperando en mi talón izquierdo
un mechón de pelo largo y feo
del todo descompensado que enturbiaba
mi bonita piel de amelocotonada fresa.

Primero lo intenté rapar

Muere, muere
desaparece ingrato, malnacido
qué haces tú perturbando mi sueño.
Pero rebelde y cruel creció el doble de largo
luego traté de cortarlo,
más duro, más grueso, más negro
esto no me podía estar realmente pasando

Por dios por dios, cómo te he podido ofender tanto
qué clase demoníaca de trastada puede conllevar tal castigo
cómo he de hacer para salir de este maldito entuerto.

No paraba de invadirme el miedo
pero no me importaba el dolor
ese mal llamado vello
de alguna manera iba a desaparecer hoy.
No puede ser tan difícil,
tranquila que lo vamos a conseguir
ese matojo engreído endiablado de satán
tiraremos con ahínco y arracaremos de raíz.

No sé en qué estaba pensando
con mi perro inseparable
una cuerda al mechón atamos
y el otro extremo a la puerta amarramos
dispuestos con él a acabar
-Vamos, no pares, tira fuerte
mi perro fiel amigo, si de esta no salimos
no olvidaré que aquí estabas
dispuesto a con el invasor acabar.

Las lágrimas me salían a borbotones
pero a mí no me iba una mierda de pelo ingrato a vencer
cuando más lloraba mi perro más me traía tequila
y si sangraba como una cerda
él con su lengua eliminaba todo rastro del crimen
para ayudarme a que la escabechina
no me hiciera desfallecer.

Al sonido de los gritos
como alocadas gallinas
vinieron millones de vecinas con remedios varios
y ungüentos de perversa aplicación
me hicieron mil sorquilegios,
me pidieron flujos varios y
en mi delirio, creo que oí hasta algún encantamiento
pero mi nueva no deseada crin
seguía pegada a mi pellejo
como un maldito mejillón.

Era ya tan larga y aparatosa
que me la pisaba cuando tiraba andar
No quería ni a la calle salir
la sentía sobre mi pierna como cucarachas asquerosas
intentando mi pantorrilla subir.

Tenía hasta alma la melena
y volaba y volaba
con su propia personalidad
yo ya no pensaba en nada más
que en cómo podría volver a la normalidad
cómo hacer desaparecer el mechón maldito
para poder ir con orgullo al programa de televisión
había ya renunciado a lucir palmito llevando falda
ni siquiera pensaba en llevar ropa ajustada
pero daba igual la cantidad de capas
que no encontraba solución.
Por más que lo tapara
entre la ropa asomaba vilmente
mordaz, estaba él, asegurándose mi desdicha
ahí burlándose de mi suerte

Lo até a la pierna fuertemente,
le eché como medio bote de gel,
ya no sabía ni que inventar
fíjate que hasta lo planché,
pero era tan hijjjj… ta que imposible ocultarlo bajo el pantalón,
inútil mis esfuerzos ya
el fútil mechón no hacía más que crecer
por más que lo quisiera esconder
no había forma de ocultarlo, no.
Y si me arrancaba la piel?

Al final
ambos fuimos a la televisión
conjuntados y heridos tal que Aquiles
como alma que lleva el diablo
pero la releche de contentos.

Mi perro, una vez más,
había conseguido superarme
Cuando me desperté, lo encontré en mi regazo
lleno de sangre y un bote vacío de crecepelo.

KAMIKAZEMENTE

– Nunca me he enamorado.- Y la volvió a besar.

Ella pensó que le estaba desafiando y terminó estrellándose contra él, como tantas lo habían hecho antes, kamikazemente.

– Lo siento. Nunca me he enamorado. No puedo corresponderte – Y mientras se despedía de ella, intentaba comprender qué era lo que las hacía estrellar contra él, inevitablemente.

 

https://lauramequinenza.com/videos/irrepetible-videoclip-de-alfon-colaboracion/

Microrrelato inspirado en una canción para el proyecto microondas

Lo que no se ve, no existe

Cada día en las sombras desaparecen tantos
a los que seguirán otros miles, y nadie mira, nadie sabe,
a nadie le importa. Porque parece ser que no son importantes.

Lo que no se vé, no existe
lo que no existe, no es importante
lo que no importa, nadie lo tiene en cuenta.
 
En la sombra yace todo lo que dejó de importar
lo que dejó de contar, lo que nadie recuerda que existió
y en torno a la luz escasa,
sólo unos pocos, toman decisiones
alrededor de la vela que calienta el mundo.
 
Las esquinas, las paredes, los techos, y gran parte del suelo
están sumisos en una sombra, una gran sombra
que nadie mira
que nadie ve
lo que se acumula en ella, ahí está,
invisible, para la luz, para el exterior, para el mundo.
Mas existe, y no solo existe, sino que importa.
 
Quizás, es demasiado ambicioso querer alumbrar con una sola bombilla
todos los lugares que se hayan en las sombras,
ya sea donde la vela no llega,
ya sea en la oscuridad profunda.
Quizás si cada uno alumbra lo que de de sí su bombilla
habrá mucho que empiece a contar
empiece a existir,
y vuelva a ser una parte importarnte a la que cuidar.

Laura Mequinenza – Febrero 2018

Para la exposición con el tema Sombras organizado por la Figuera me solicitaron llevar un tema que tratara el tema. Allí diferentes artistas mostraban su versión particular del tema.

Yo llevé este texto de arriba, pensando en un pasado no demasiado lejano, antes de existiese la electricidad, cuando se iluminaba con velas y o directamente con fuego.  En esa época, había sótanos donde no llegaba la luz del día nunca, que sólo se iluminaban con velas. Y en los rincones se acumulaba inmundicia tal que hubiera escandalizado a sus propietarios, pero nadie veía, como no se veía, no existía.

Sin embargo, cuando llegó la electricidad, las bombillas iluminaron lugares que antes nunca habían sido iluminados. Si bien, no se podía comparar con la luz del sol, nada quedaba escondido a su fortunio. La mugre, las ratas, los objetos perdidos, grietas, humedades y todo lo que hasta entonces estaba oculto empezó a hacerse presente y por tanto importante. Lo que antes no se arreglaba o tenía en cuenta, ahora ya era relevante y se podía arreglar, asear y solucionar.

Pensando en esto, he pensado que nuestro mundo es igual. Un mundo donde hay muchas cosas que supuestamente no existen porque nadie las ve. Yo propongo que seamos la luz, que alumbra nuestro entorno y que hace que por fín existan para que empiecen a importar.

Foto recuerdo del evento:

laura mequinenza poesia verger
02 de Febrero en la exposición de la Figuera en la torre del antiguo Palacio de los duques de Medinaceli, en Verger, Alicante

Pertenece a Yuanfén y al Cristal de mi pecera

La luna y el árbol – Parte I: El Árbol

Desde la letanía de no poder alcanzarte
te escribo en esta noche cerrada
donde me hallo mecido por el viento
en el desconsuelo de no poder verte.

¿De qué me sirve saber que me amas
sino puedo estrecharte
y mecerte entre mis ramas?

¿De qué me sirve esta vil existencia
mirándote cada noche en el cielo altanera?

Princesa maldita, musa de tantos trobadores,
que con tu manto a todos embrujas
que a todos nos sumes en esta locura.

Miro al tiempo y dibujo sueños con ecos.
Finjo no ser consciente de tus innumerables amantes
de tantas historias de amores.

Tú, la más deseada
tú, dama blanca de la noche
tú, mi carcelera,
tú, mi protectora
tú, mi liberadora.

Guardas en tu alcoba
los besos que nunca podré darte
que me hacen maldecir
este suelo al que estoy atado
esta falta de alas
esta mirada eterna
buscándote,
pensándote

Muriéndome cada noche como ésta
en la que las nubes te cubren
y me desgarran los celos
imaginándome que te escapas del cielo.

Que huyes de tus dominios y te dejas querer
y olvidas a este viejo árbol
que te llora y te venera
que te ama y te “des-ama”

Al que una noche tal como ésta
encontraste bañado en estas aguas
y prometiste amor eterno
aquella noche
que te escapaste del cielo.”

https://lauramequinenza.com/videos/la-luna-y-el-arbol-parte-i-el-arbol-recital-en-el-mercado-ecologico-en-la-fustera-2014-benissa/

https://lauramequinenza.com/videos/la-luna-y-el-arbol-parte-i-el-arbol-ciclo-poetico-el-espiritu-de-la-escalera-2011-madrid/

La luna y el árbol – Parte II: La Luna

“¿Quién es la carcelera
sino hay en el mundo
mayor prisionera?

Que ondea en el cielo
para que todos la vean
que ondea en el cielo
para que todos la vean.

Que finge siempre
estar alegre
que dibuja sueños
para que otros los tengan.

Que no quiero ser
la que todos quieren que sea
ni ser de tantos amores
(imagen o idea) tan deseada.

Que no quiero ver
ojos que me admiran
que se apague la noche
y sea el cielo solo de estrellas.

Quien pudiera descansar
y caer en el remanso de tus aguas
acariciar tu corteza curtida
mecerse hasta el amanecer en tus ramas.

Hablar en silencio
descubriendo los secretos del viento
y trazar con la lluvia
el sendero de tus misterios.

Embriagarme de tu fragancia
filtrarme en la savia de tus venas
encender tu interior con suspiros
estar hasta el final de los tiempos contigo
lejos (de los ojos) de todos

Que no quiero ser la dama blanca dueña de la noche
que busca caerse de lo alto y romperse en pedazos
Que no recuerdo ya quién me castigó
y condenó a vivir así, de esta manera

Inventé una extrategia para encontrarte
confundiendo a las gentes con mis bailes
escondiéndome un poco cada noche
hasta del cielo poder escaparme

Pero en la oscura noche no consigo hallarte
maldita me engañan mis huellas
y me pierdo en las tinieblas
entonces exhausta regreso a mi cielo.

Crezco y crezco, enchida me ilumino
y miro a la tierra y te observo desde lo alto
comienzo de nuevo mi plan, pero se borran las sendas
se confunden los caminos.

Y una y otra vez te busco
y una y otra vez
no te logro encontrar.”

https://lauramequinenza.com/videos/la-luna-y-el-arbol-parte-ii-la-luna-recital-en-el-mercado-ecologico-en-la-fustera-2014-benissa/

Parte II del reto de Borja para el día 13 de Abril. Porque sigamos teniendo inquietud por seguir escribiendo y retándonos 🙂